Home Columnas Las razones de Trump

Las razones de Trump

Las razones de Trump
0
0

Juan Carlos Cal y Mayor

LA FRONTERA, DERRAMA ECONOMICA
Conozco el tema migratorio. Como funcionario, me ha tocado participar en diversos temas no sólo relacionados a la migración en nuestra frontera sur, sino a las posibilidades de vinculación comercial con Centroamérica. Soy un convencido que en ese tema existe un gran potencial bastante desaprovechado. Fue su momento, el propósito del -a la postre frustrado- Plan Puebla Panamá.

En el caso de Tapachula y Comitán el flujo de migrantes legales es un gran motor de nuestras economías dado que los Guatemaltecos representan una importante derrama económica en nuestra región fronteriza. Lo mismo para realizar compras, visitar en calidad de turistas o asistir, por ejemplo, a conciertos en la Feria Internacional de Tapachula que se abarrota con la presencia de los centroamericanos. La hotelería, restaurantes o tiendas de autoservicio al igual que cadenas comerciales como Sams Club o Walmart, resultan muy atractivas no sólo por la oferta de productos sino por la paridad del peso guatemalteco que se ve favorecido por su poder adquisitivo.

JORNALES GUATEMALTECOS
Chiapas tiene también una historia de varias décadas el trabajo que realizan los trabajadores agrícolas guatemaltecos en la pisca del café. Decenas de miles cruzan al año y después retornan a sus hogares. Es una relación fructífera y más o menos ordenada. Son un motor de nuestra economía.  Aunque no ha estado exenta a lo largo de varios años de denuncias por abusos por parte de organismos no gubernamentales.

FRONTERA POROZA
Pero no todo es miel sobre hojuelas, nuestra frontera es porosa dicen algunos y esto porque tenemos 654 kilómetros limítrofes y no existen más que mojones a determinadas distancias y un sinnúmero de “cruces” donde el tráfico de personas es indiscriminado. No hay que ir muy lejos.  Si contrastamos con los cruces legales que hay en la frontera norte; además más de mil kilómetros donde de hecho ya existe un muro o vallas como el que Trump quiere continuar construyendo; hay una enorme diferencia.

Para los que no conocen el puente internacional en el rio Suchiate, la primera experiencia es impresionante. A la par de las oficinas que solicitan documentos para permitir la internación legal, transitan todos los días miles de personas en balsas improvisadas como medio de transporte no sólo de personas sino de mercancías. Fingimos como que no lo vemos. Nos hacemos de la vista gorda. Es la verdad. Y en lo personal nunca he entendido porque o de que sirve construir un muro en la frontera con Estados Unidos si en nuestra frontera sur existe desde hace años un tránsito indiscriminado por el que pasan cientos de miles de indocumentados año tras año con destino a los Estados Unidos. Basta ver como abordan el tren en la estación de Arriaga al que apodan “la bestia” en el que se trasladan hasta las estaciones de lechería en la ciudad de México, para de ahí continuar hasta la frontera norte. Existen desde Tapachula, Comitán, Palenque y Tuxtla, entre otros municipios, empresas de transporte que ofrecen viajes hasta Tijuana y otros destinos en el norte del país. Además las autoridades migratorias otorgan a los migrantes un pase de un mes que les permiten movilizarse sin ser molestados a lo largo y ancho de nuestro país hasta llegar a su objetivo final.

PRESENCIA INUSUAL DE MIGRANTES
En Tuxtla, como nunca imaginamos, ya transitan migrantes no sólo centroamericanos sino hasta africanos que ahora piden cooperación en las calles. Por su presencia inusual a la que no estábamos acostumbrados, hoy producen cierto temor. En Tapachula, basta con ir al centro de la ciudad por la noche para observar la gran cantidad  de migrantes, literalmente pandillas de jóvenes, que provocan desconfianza entre los visitantes y habitantes de la ciudad. Ante la incertidumbre que produce el endurecimiento de medidas en la frontera norte, se ha incrementado notablemente la presencia, cada vez mas inusual, de migrantes ilegales.

ENTRAMPADOS
Las autoridades mexicanas se han entrampado porque por un lado deportan algunos indocumentados pero los mismos retornan por lo general de nueva cuenta. En la estación migratoria ya hay una clientela que retorna con frecuencia hasta lograr el fin anhelado de burlar los controles y conseguir su meta en su éxodo hacia Norteamérica. Por otra parte existen organismos no gubernamentales y casas de apoyo a migrantes que denuncian asaltos, violaciones y crímenes y trata de personas, cuyas denuncias han obligado al gobierno a “flexibilizar” los controles fronterizos. El tema es más complejo de lo que parece porque, en algún momento, organismos internacionales señalaban, con toda su repercusión, la violaciones a los derechos humanos.

LOS MIEDOS DE TRUMP
A eso se refiere Donald Trump cuando señala y amenaza con cancelar el TLC si México sigue manteniendo esa permisividad. El canal televisivo predilecto del presidente norteamericano, Fox News, destacó la noticia del viacrucis migrante. Al menos en apariencia y términos de percepción se interpretaba como el inicio de un éxodo similar al de los refugiados sirios en Europa o los migrantes musulmanes desplazados en muchos países desarrollados.

México se esta convirtiendo paulatinamente en el destino estacional de los migrantes que ya no pueden llegar hasta los Estados Unidos. Poco a poco comenzarán a moverse dentro de nuestro país en estados donde existen más posibilidades de empleo. Tarde que temprano, la inmigración ilegal ya no sólo será un problema para los Estados Unidos sino también para México. Y no se dude que comenzaran a ser objeto de discriminación. Hoy hay mas centroamericanos cruzando la frontera México-EU de forma irregular que mexicanos. Y la población de mexicanos indocumentados en EU disminuye notablemente, mientras la población de residentes y ciudadanos aumenta.

La frontera sur cuenta con 56 puntos donde cualquiera puede cruzar. Existe un limitado número de agentes mexicanos de migración, mientras que la Border Patrol pasó de 12 mil elementos en 2007 a más 21 mil este año en la que invierte miles de millones de dólares cada año.

LA PRESION
A eso se deben los señalamientos y también la presión que hoy ejerce Donald Trump. Hay que tomarse en serio esa advertencia porque el presidente norteamericano no andará con rodeos al respecto. Ha ordenado ya a la guardia nacional a reforzar la vigilancia fronteriza.   La cancelación del TLC no debiera ser un instrumento de presión. Está comprobado que la relación comercial bilateral es tan estrecha que afectaría a ambos países. Pero ya sabemos que Trump no se mide a la hora de tomar determinaciones. Es un tema que México debe tomarse en serio. Trump, como lo hacía Obama, mantendrá su política de deportación masiva. Con este tema, Trump ganó la campaña y cuenta con apoyo popular en su país. Que no nos quepa duda en que no lo pensará dos veces a la hora en tomar las medidas que sean necesarias. Ni más ni menos.

LA RESPUESTA DEL PRESIDENTE
Como pocas veces el Presidente Peña Nieto, ha encontrado una gran unanimidad en torno a la respuesta que dio en su mensaje al País. Está haciendo política. Que no se olvide. Es lo que quería escuchar la gente y en lo que coincidieron todos los candidatos a la presidencia. Pero más allá de la retórica, se debe trabajar tejiendo fino y atender el fondo del asunto. Veremos con que contesta Trump. Más bien ya lo vimos. Reforzará la vigilancia para evitar la internación ilegal a su país.

EL RETO DE MEADE

José Antonio Meade, convocó a debatir el tema de la situación patrimonial a lo que Amlo contestó que no responderá a provocaciones. ¿Es una provocación contrastar la honestidad de los candidatos? ¿No es acaso la corrupción el tema central de la campaña de Morena? Amlo esta en su derecho de no arriesgar en debates su amplia ventaja, pero, con todo respeto, en este tema no puede hacerse ojo de hormiga. Más aún si ha hecho de la honestidad y la austeridad, su principal bandera de campaña.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

12 + 15 =