Home Columnas En Chiapas, un Frente que no termina de cuajarse / En la Mira

En Chiapas, un Frente que no termina de cuajarse / En la Mira

En Chiapas, un Frente que no termina de cuajarse / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

Y todo parece indicar que los compromisos políticos incompatibles hechos por los partidos integrantes de la denominada coalición “México al Frente” (PRD, PAN y MC) terminaron por complicar la conformación de la alianza en la entidad chiapaneca, donde la intensa intromisión de personajes ligados del gobierno, el Partido Verde Ecologista y el Revolucionario Institucional se han convertido en los puntos de negociación irreconciliables.
Las declaraciones hechas este lunes por José Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional del PRD, corroboraron los fuertes rumores que aseguraban un inminente rompimiento de los partidos integrantes del Frente, en el plano local. Las fracturas dentro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Chiapas acabaron por dividir las negociaciones.
De un lado el grupo encabezado por Beatriz Mojica que, incluso, ya había negociado la postulación de Diego Valera o Alejandra Soriano al Senado a cambio de apoyar la candidatura de María Elena Orantes; mientras por otra parte se hacía lo propio para proteger los compromisos y proyectos electorales de la dirigencia estatal, a cargo de César Espinosa Morales.
La coalición “México al Frente” es una puerta que el gobierno de Manuel Velasco ha tratado de mantener abierta para filtrar a alguno de sus alfiles, en caso de que las cosas dentro la alianza PRI-PVEM no sean benéficas para el proyecto verde. No son un secreto los coqueteos que personajes como Eduardo Ramírez Aguilar y Fernando Castellanos Cal y Mayor han tenido con las dirigencias estatales del PAN, PRD y MC durante los últimos años.
Sin embargo, el influyente grupo de Beatriz Mojica que pesa fuerte sobre las decisiones de Alejandra Barrales parece haberse convertido en el mayor freno para el posible ascenso verde a la candidatura del Frente. Los intentos promovidos desde la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, con Janette Ovando, y las negociaciones del gobierno estatal con Dante Delgado toparon con pared ante la dirigencia nacional del PRD.
Aún no hay consenso que de paso a la alianza y Chiapas es hasta el momento una de las tres entidades donde la coalición entre esos tres partidos apunta a no llevarse a cabo. Por eso hoy el repentino fortalecimiento del apoyo estatal al proyecto de Morena que ha comenzado a llamar la atención. El involucramiento, a hurtadillas, de figuras como los integrantes de la familia De León Villard ha levantado inmediatas sospechas.
No es gratuito que el nuevo reparto de espacios haya favorecido al Partido Encuentro Social (dirigido por Kalyanamaya De León Villard) con las candidaturas en Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Las Margaritas y Huehuetán; incrementándose los aún vagos rumores sobre la posibilidad de que postulantes de ese partido encabecen alguna de las fórmulas al Senado de la república.
Apenas la noche de este martes las aseveraciones extraoficiales sobre un posible acuerdo de último momento para la conformación de la coalición salpicaron las redes sociales y algunos portales de opinión. Por eso la posibilidad no puede darse por muerta. Habrá que estar atentos del desenlace de un Frente que ha iniciado muy mal su paso en el proceso electoral dentro relevo estatal en Chiapas… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

three × 5 =