Home Columnas Un fiasco, evento del PVEM para Meade / Código Nucú

Un fiasco, evento del PVEM para Meade / Código Nucú

Un fiasco, evento del PVEM para Meade / Código Nucú
0
0

César Trujillo

Una raya más al tigre ha sumado el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas luego del terrible fracaso en que resultó el evento, celebrado ayer en el Polifórum capitalino, donde pretendían hacer sentir cobijado y respaldado al precandidato de la alianza PRI-Verde, José Antonio Meade Kuribreña, y el cual terminó siendo un fiasco.

Lo que debió ser una fiesta que demostrara que el líder del PVEM, Eduardo Ramírez Aguilar, ha hecho su trabajo y se ha encargado de fortalecer al partido, y sobre todo que ha conformado alianzas rumbo a los comicios del 2018 con otros institutos, ponderando su discurso de inclusión y de no tintes partidistas, terminó siendo un evento insípido y anodino en donde quedó muy claro lo que el “tucán” representa ahora para los chiapanecos: el encono generalizado donde el propio presidente del Verde “se refugió” (¿o lo refugiaron?) entre el público y dejó sin respaldo a sus alcaldes y al propio precandidato.

Porque pese a que sus amigos digan que Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, prefirió estar con la gente, mostrarse de pueblo y renunciar al bluff  y la farándula, su lugar, si es que sigue siendo presidente del tucán en la entidad, era junto a los verdeecologistas y a la diestra de José Antonio Meade, con lo cual quedaría claro el mensaje y Chiapas podría haberse considerado, quizá, nuevamente como un estado donde el PVEM es mayoría y ERA podría haber afirmado que es, ha sido y que va a ser, pero simplemente, hoy sabemos, que no fue y quizá no sea.

Ahora sí que la intentona de (de)mostrar el músculo político que han presumido tener y con el cual se adjudicaron la gubernatura en el 2012, al que muchos han llamado “efecto Maveco”, y que han afirmado se encuentra como una estructura todopoderosa capaz de catapultar a cualquier verde (sin albur), quedó en ridículo dejando muy en claro el hartazgo generalizado que existe y enmarcando los errores cometidos que ya empiezan a cobrar sus respectivas facturas.

Las butacas vacías detrás de la imagen donde José Meade levanta las manos y lo secundan los ediles de San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Tuxtla Gutiérrez, Comitán de Domínguez, así como el diputado local del PVEM, Carlos Penagos, entre otros, habla por sí sola. Es más, se ven más globos rojos y personas con playeras del PRI que las banderas del Partido Verde que es quien tiene en su poder el gobierno. Y si vemos bien, eso debe ser desastroso para Velasco Coello que ya de por sí bastantes problemas tiene por sus berrinches que lo han llevado a distanciarse de su partido y no asistir, incluso, a la firma de la Plataforma Político-Electoral 2018-2024, donde el Verde acuerpó a Meade, como para sumarle ahora que en Chiapas su instituto político no dé una y echen a perder un evento en el que el priismo nacional, de seguro, esperaba mucho más.

A mí me causa duda si es bajo esas circunstancias que algunos tucanes andan afirmando que quieren ir solos y sin alianza, que tienen con qué, que son el chile de todos los moles y el arroz de todas las fiestas, porque de ser así, estoy seguro, entonces están cavando su tumba y, por tanto, la del partido a nivel nacional. ¿Dónde está esa estructura que ha presumido Lalo Ramírez tener y que, en su momento, pese a que lo niegue, ofertó a Morena y al propio Frente donde no le cuajó nada?

Lo único que queda claro es que los egos y la soberbia de los verdes los han llevado a ver triunfos donde no los hay. Los errores son consecutivos y creer que, por arte de magia, ERA terminará siendo ungido como candidato de la alianza rumbo a la sucesión gubernamental, es un error terrible que pagarán caro a futuro. Aferrarse a sueños guajiros es como creer que los espejitos que tiran loas lo hacen por lealtad y no por intereses.

 

Manjar

De acuerdo con el Coeficiente TAI 2017, elaborado por Impunidad Cero y Transparencia Mexicana, Morelos, Sinaloa y Durango, son las entidades con los peores resultados. El coeficiente es un estudio que integra los índices de transparencia, de la Métrica de Gobierno Abierto; la tasa de prevalencia de corrupción, de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); y el Índice Global de Impunidad México 2016. Las entidades federativas con menor desempeño en cada variable quedaron de la siguiente manera: Querétaro es el estado con la calificación más baja en transparencia, mientras que Morelos lo es en corrupción y Quintana Roo en impunidad. // La recomendación de hoy es el libro El Espíritu de las Leyes de Montesquieu y el disco My Generation de The Who. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

César Trujillo

Poeta y periodista

9611678136

@C_T1

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 − one =