Home Columnas Transición y Camaradería / Polígrafo Político

Transición y Camaradería / Polígrafo Político

Transición y Camaradería / Polígrafo Político
0
0

Darinel Zacarías

“Cuando la ciudad pinte sus labios de neón, subirás en mi caballo de cartón”
Joaquín Sabina

Tema de moda y recurrente es la Cuarta Transformación. Es el proyecto de visión de quienes hoy llevan mano en el país.
El orden histórico es antecedido por momentos claves y cumbres para México: La Independencia, la Reforma y la Revolución.
La arenga es celebrar y aplicar una anhelada transformación, que sea ordenada, profunda y radical.
Sin violencia y que haga comparsa con el lema político que los encumbró al poder ¡Juntos Haremos Historia!
Es un ejercicio esperanzador. En Chiapas, a más de una semana que tomaron posesión los inquilinos de las alcaldías y del congreso local, parece que todo está en completa calma.
No hay perseguidos ni sentados en el banquillo de los acusados. Solo predominan las lamentaciones. Alcaldías pilladas. El argumento.
Muchos de los nuevos inquilinos en las presidencias municipales se han dedicado a la misma historieta y al mismo de reparto de siempre.
Buscan ser libertadores, justicieros. Su papel estelar: Victimarios. Decía un colega son el principio de una nueva era.
La luz en el túnel. El Big Bang. El Génesis de la nueva política gubernamental.
Su candonga de hoy es, enaltecer al nuevo inquilino de palacio. Elogiarlo y una serie de zalamerías que les permitan estar en los ánimos. Que todo sea miel sobre hojuelas.
Muerto el rey. Viva el rey. Es la sentencia. Obedecer y rendir sumisión a quién llega. Se pacta con el futuro, jamás con el pasado. Es su aforismo en la jungla.
El tacto político con el que se mueve desde ya Rutilio Escandón en Chiapas es prodigioso.
Es hombre de gran olfato en el boscaje político. Se lleva con todos. Su pericia: Brindar calor.
No va pelar con nadie, llaneza a todos. Su provenir es de cavilación. Todos los alfiles, seguirán siendo estudiados de cabo a rabo.
Monitoreados. Bajo lupa. Marcaje personal. Cuidar la tropa para lo venidero, es también un reto.
La regla de oro en política es –No menospreciar- Todos en lo absoluto, le serán útiles en su proyecto. Versado en el tema, cada uno aporta, de gota en gota.
Dicho sea pues, no veo a nadie a la sombra del parral. No veo una persecución ni una cacería de brujas. Por más que preponderen quejosos en el tablero, la actuación del nuevo mandatario será de discernimiento.
Muestra de ello es el proceso de transición de poderes en la gubernatura. Camaradería, respeto, disciplina y madurez política. Sin suspiros, sin confrontación. Calma absoluta.
En la conformación del gabinete, no se diga. Hay cabida para todos, ya se barajan algunos nombres de prospectos y prospectas. Que nadie acabe su hígado, ni se sienta aludido. La política es así.
Los que aparecen en el rayado son: Armando Cordero Tovar, María Esther García, Ismael Brito Mazariegos, José Antonio Messner, Javier Jiménez, Julio Rincón.
Además de Luis Manuel García Moreno, Julio de Coss Tovilla, Ismael de León, Roberto Cárdenas de León, Lláven Abarca, Margarita Aguilar, Eduardo Campos, Ernesto Gutiérrez, María Mandiola, etc.
Por ello, el único que va decidir quienes lo deberán acompañar en su encomienda es Rutilio Escandón, nadie, absolutamente nadie más. Él nuevo gobernador es él. No se confundan.
PD: Motejado como “El Albahaca”, el Síndico de Tuxtla Chico Romeo de la Cruz Chávez fue denunciado por diversos ciudadanos, a quienes les bajó dinero para seguirlos manteniendo en los puestos administrativos que han venido desempeñando. Problema en puerta.
¿Quién dijo que tengo sed?

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

13 + 17 =