Home Columnas PVEM, historia negra para el 2018 / Índice

PVEM, historia negra para el 2018 / Índice

PVEM, historia negra para el 2018 / Índice
0
0

                                      Ruperto Portela Alvarado.

 

                                   PRONTO SACARAN TRAPITOS VERDES AL SOL…

            Decían en un programa televisivo: “las mujeres podemos destrozarnos, pero nunca nos haremos daños”. Esa máxima que antaño era parte de la civilidad política entre partidos, candidatos y políticos antagónicos ya es cosa del pasado. Hoy los “datos guardados” con recelo para filtrarlos en el momento preciso, se están acumulando, analizando y procesando para la “madre de las batallas” de la elección gubernamental del 2018.

            Y como todo tiene una referencia, recordemos que cada gobernador –en esta historia– tuvo a su “persona de confianza” con la que “sin querer o queriendo” compartió el poder, –desde que tengo uso de razón– en la política aldeana de Chiapas. Nadie negará que JUAN SABINES GUTIÉRREZ (Nov-29-1979/1-dic-1982) hizo de ANTONIO PARIENTE ALGARÍN, entre otros, “su brazo derecho”, sin que eso no quiera decir que muchos más tuvieron esos privilegios que inclusive los dejó con su futuro a$egurado.

            El general ABSALÓN CASTELLANOS DOMÍNGUEZ (1982-1988), un hombre noble y sencillo a pesar de su raigambre militar, compartió el poder más allá de lo que los cánones de la política lo permiten dejando en mano de MANUEL SALINAS SOLÍS, muchas de las decisiones que solo debe tomar el titular del Poder Ejecutivo. No había más que la orden del Nayarita. Vaya, ni siquiera la poderosa directora de Comunicación Social, ISABEL ARBIDE LIMÓN, pudo pasar por encima de este macabro sujeto. Una excepción fue la mano decisoria de ERNESTO CASTELLANOS HERRERÍAS, el hijo que asomó al poder estatal.

            Se bien que la autoridad de JOSÉ PATROCINIO GONZÁLEZ BLANCO GARRIDO (1988-1993) no estuvo nunca en duda, ni sus decisiones u órdenes en discusión; porque el oriundo de Catazajá nació en la política con un padre que vivió en el seno de la toma de decisiones, don SALOMÓN GONZÁLEZ BLANCO, por lo que nunca compartió el poder. Solo que en el imaginario de sus críticos, siempre le han emparejado la fuerza de  su secretario y “hombre de más confianza” LUIS MORENO GENIS, entre los que se contaba también, el maestro FEDERICO FALCONI ALEGRÍA. La verdad que el veracruzano no se notó mucho en las decisiones, que quiero creer, jamás las tomó o siquiera, lo intentó.

            Habiendo dejado PATROCINIO el gobierno del Estado de Chiapas para asumir la responsabilidad de Secretario de Gobernación en la gestión de SALINAS DE GORTARI, quedó a cargo de este, ELMAR HARALD SELTZER MARSEILLE, de quien no sé a bien, quien era su hombre de confianza; pero sí de su sucesor, JAVIER LÓPEZ MORENO (por solo diez meses) siendo PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA, quien sobre la autoridad del gobernador, tomó decisiones importantes que lo llevaron a una senaduría y luego a la gubernatura del Estado.

            Cada quien ha tenido su “sostén”, como lo tuvo EDUARDO ROBLEDO RINCÓN en sus 69 efímeros días, a través de su Secretario General de Gobierno, ERACLIO ZEPEDA RAMOS y luego su sucesor, JULIO CÉSAR RUIZ FERRO a DANTE DELGADO RANNAURO, quien actuó como “vice-gobernador” y administrador de los dineros públicos. Pero a la caída de RUIZ FERRO por la “masacre de Acteal”, llegó ROBERTO ARMANDO ALBORES GUILLÉN, haciendo a MANUEL DE LA TORRE RODRÍGUEZ uno de sus operadores y gente muy cercana, aunque también aplicó el nepotismo, amiguismo, compadrazgo,  acercando el poder a sus familiares.

            Por su parte, PABLO SALAZAR MENDIGUCHÍA (2000-2006) se encerró en su “Círculo de la Esperanza” e hizo valer aquello de “Uno con Todos” para que le rindieran pleitesías y sometiera a sus caprichos y traumas –hasta el avasallamiento y humillación– a sus colaboradores, instituciones, universidades, partidos políticos y organizaciones sociales, incluyendo también al Poder Legislativo y Judicial.

Puede ser que solo dejó a su amigo RUBÉN VELÁZQUEZ LÓPEZ, un ápice de decisión cuando fue Secretario de Desarrollo Rural y después Secretario General de Gobierno, llevándolo incluso a la Senaduría. Quizá también le dio “manos sueltas” a su director de Gubernatura, FELIPE CASAHONDA, “La Tarlatana”, quien manejó millones de pesos desde esa posición, en premio de su “lealtad” y en recuerdo al festejo del triunfo electoral del año 2000, cuando gritó a todo pulmón: “ya chingamos”…

                        SABINES Y VELASCO, SÍMIL DE CORRUPCIÓN…

Mención aparte merecen los gobierno de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y el actual de MANUEL VELASCO COELLO, quienes recordando el proverbio del ex gobernador de diez meses y diez días, JAVIER LÓPEZ MORENO que, “el poder si se comparte; pero hay que saber con quién”, ambos lo han repartido entre sus favoritos.

            En la rapiña del gobierno de SABINES GUERRERO, el titular del Poder Ejecutivo dejó en manos de sus cercanos colaboradores, las decisiones y las succiones presupuestales. Puedo decir que uno de los beneficiarios de esta administración fue el Secretario de Hacienda, CARLOS JAIR JIMÉNEZ BOLAÑOS CACHO, quien bursatilizó cinco, diez o quince mil millones de pesos, de los que obtuvo una ganancia millonaria, como seguro la obtuvo JOVANNI ZENTENO MIJANGOS como titular de Hacienda con JULIO CÉSAR RUIZ FERRO.

            Pero los ganones o gañanes del sabinato fueron: el llamado “vicegobernador”, NEMESIO PONCE SÁNCHEZ, el “camillero” que atendía las crisis del gobernador SABINES GUERRERO. El que tomó decisiones por encima del mandatario, de las leyes, sobre los secretarios de despacho e inclusive ordenaba en el Poder Judicial y el Legislativo. Las trampas y las transas de este sujeto, dejaron una estela de corrupción, cinismo, impunidad e inmunidad, hasta la saciedad y a la fecha.

            Otro fue el secretario privado, MAURICIO PERKINS CARDOSO, que ejerció el poder compartido que lo llevó a la riqueza desmedida y que, según se sabe, sigue en el confort como asistente del ex gobernador, ahora Cónsul en Orlando, Florida (USA), sin que haya autoridad alguna que le pida cuentas junto a NEMESIO PONCE SÁNCHEZ, los hermanos ANTONIO y ALEJANDRO GAMBOA LÓPEZ; “El Turbo”, JAIME RICARDO CULEBRO GUILLÉN que fue titular de Comunicación Social, al igual que JHONATAN LOZADA “La Jhonylapua”, que se convirtieron de la noche a la mañana en millonarios, en la total impunidad. Hay otros metidos en la corrupción, pero les dejo para próxima entrega.

                                               PARA EL 2018, EL COBRO DE CUENTAS…

            En la vida, todo lo que se hace se paga. Aquí está la gloria o el infierno, según el caso y la conducta de cada quien. Por eso, ahora, el que está metido en un berenjenal por el reparto del poder, sus torva conducta y las decisiones entre sus favoritos, es MANUEL VELASCO COELLO, el mismo que ya no sabe en quien confiar, según el revelado secreto “a voces” que todo mundo sabía: “los traidores están dentro del gobierno”, como lo externó en un evento celebrado en Huixtla. En el caso del gobierno verde que no madura, el GÜERO VELASCO ha compartido el poder no con uno ni con dos, sino con cinco, seis o más de sus amigos, cómplices y colaboradores que hoy están en el señalamiento de la opinión pública por actos y conductas de corrupción que les van a cobrar durante las elecciones del 2018.

            Contra todo lo que se diga, la percepción es que el “círculo del poder” que encabeza el GÜERO VELASCO, está inmerso en una espiral de corrupción, de impunidad e inmunidad que ya no pueden esconder y que, no habiendo de otra, lo han tenido que reconocer. Los indicios de enriquecimiento millonario ilícito de muchos colaboradores del MANUEL VELASCO, son tema recurrente de la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaria de la Función Pública que ya ha sido del conocimiento público.

            El más jodido de los funcionarios de este gobierno, como el caso del Director del Instituto de Comunicación Social, JOSÉ LUIS SÁNCHEZ, ya no puede esconder su enriquecimiento millonario en función de la corrupción institucional imperante. Lo mismo el Secretario Técnico de Gubernatura, ROBERTO RUBIO MONTEJO, quien ahora resulta ser el inquisidor de los secretarios de despacho y quien amenaza con meter a la cárcel a los que no limpien sus cuentas, gastos y presupuestos. Eso fue en una reunión donde el ex chofer de MARÍA ELENA ORANTES, actúa en representación del gobernador MANUEL VELASCO COELLO. ¡Qué barbaridad!.

            Ahí está el caso del “Doctor Pelón”, RAMÓN GUZMÁN LEYVA, director de Gubernatura, propietario de casi cinco mil estructuras para propaganda oficial que cobra a razón de 5 mil pesos la renta mensual, más la impresión de gallardetes y espectaculares de todos los que andan en campaña. Un negocio redondo que no es el único, porque se presupone que  GUZMÁN LEYVA está metido en el tráfico de influencias y obras públicas con constructoras de su propiedad. Bueno, hasta el chamaco de la cachetada al GÜERO VELASCO, HUMBERTO MORALES PANIAGUA, “El Bala”, ha hecho negocios al amparo del poder que derrocha sin ningún rubor.

            En el negocio redondo del gobernador están, el director general del Instituto de Infraestructura Educativa (INIFECH), EDUARDO FRANCISCO ZENTENO NÚÑEZ, diputado federal con licencia, y el Secretario de Obras Públicas y Comunicaciones (SOPyC), JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA, quienes en su hoja de servicios tendrán que responder por señalamientos que la voz populi les hace por delitos de malversación de recursos; abuso de autoridad, cobros por asignación de obras, enriquecimiento ilícito y corrupción en su función como servidores públicos.

            Todos estos agravios a la sociedad, al patrimonio del Estado y el abuso en el uso de los dineros públicos, serán los “trapitos al sol” que al partido, a los candidatos y gobierno verde le habrán de sacar al final de túnel de esta administración y durante el proceso electoral del 2018. Ni duda cabe que, las baterías se están cargando y enfilando en contra de MANUEL VELASCO COELLO y su runfla de colaboradores…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A.C.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

one × five =