Home Columnas Nada es para siempre / De Primera Mano

Nada es para siempre / De Primera Mano

Nada es para siempre / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

Andrés Manuel López Obrador compitió en 1988 y 1994 por la gubernatura de Tabasco y no pudo con el sistema. En 2006 logró la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, pero en 2006 y 2012 no alcanzó la presidencia de la república, la cual obtuvo hasta su tercer intento.

            Otro ganador del 1 de julio, Evaristo Hernández Cruz, alcalde electo de Centro, no daba una desde 2006 que se sentó en la presidencia municipal; en 2012 no consiguió la candidatura del PRI al gobierno del estado, y en 2013 no alcanzó la dirigencia estatal de su ex partido.

            En busca del Ayuntamiento capitalino, en 2015 cayó ante el perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa y en los comicios extraordinarios de 2016 ni siquiera pudo repetir como abanderado.

            Fue hasta 2018 que volvió a ganar al hacerse de la comuna que ya rigió en el trienio 2006-2009.

            En el municipio de Cárdenas no es la primera vez que la buscaba el vencedor de la elección de hace 22 días: Armando Beltrán Tenorio no pudo en 2003 y 2012, pese a su trabajo político.

            Los casos de López Obrador, Evaristo y Beltrán enseñan que no hay derrotas para siempre y que los fracasos electorales templan al político.

            El ejemplo vivo es AMLO: si se hubiera desanimado en 1988 que enfrentó sin éxito al priísta Salvador Neme Castillo, sin duda no habría llegado a donde está. Y en 1994 el priísta Roberto Madrazo Pintado le asestó un revés aplastante.

            En 2000 se hizo de la administración de la capital del país y desde ahí preparó la acometida por Los Pinos, a donde llegó pero tras dos sexenios de campaña.

            El máximo líder de Morena es la mejor evidencia de que en política no hay muertos-vivos y que las derrotas en comicios no son sino experiencias para alcanzar un fin.

            Por eso llama la atención que voceros oficiosos del partido de moda les estén extendiendo su certificado de defunción a los perdedores.

            De pronto, como si las victorias no caducaran, están cantando el hundimiento de los que fueron derrotados por López Obrador.

            Todos los días en redes sociales en las publicaciones del perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa, por poner un ejemplo, se hacen comentarios lapidarios en contra del político de 37 años que quedó en segundo lugar.

            De acuerdo con esa percepción, el ex candidato del frente PRD-PAN-MC ya está desaparecido de la escena y no tiene posibilidades de volver a competir.

            El escarnio no alcanza a la priísta Georgina Trujillo Zentella, acaso porque en plena campaña señaló que si perdía se retiraba de la política.

            Quizá por eso las críticas se centran en el Revolucionario Institucional y no en su ex abanderada a la gubernatura.

            Todo esto mientras crece la posibilidad de que Gaudiano se convierta en dirigente nacional del PRD, y en el PRI cada vez son más las voces que desean que Gina llegue a la oficina de la avenida 16 de Septiembre para enderezar el rumbo del ex partido de Estado.

PARA SU INFORMACIÓN…

 

DURANTE EL SEGUNDO curso Taller de Pediatría del Desarrollo “Transformando el presente, forjando el futuro”, efectuado en el Hospital Infantil de México Federico Gómez, de la Ciudad de México, la presidenta del DIF estatal, Martha Lilia López Aguilera, dijo que con las acciones realizadas a favor de personas con discapacidad, en Tabasco se transforma el concepto de atención de este problema y se trabaja para construir una sociedad cada vez más incluyente, que valores y respete las identidades y diferencia de las personas. Al evento acudió el gobernador Arturo Núñez Jiménez.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 + twenty =