Home Columnas Ivonne Ortega

Ivonne Ortega

Ivonne Ortega
0
0
José Antonio Molina Farro
No es artificial. Habla sencillo y profundo. Endereza críticas acerbas a su Grupo Parlamentario. Enaltece el quehacer político. “La cúpula no entiende, los diputados de mi partido votaron a favor del gasolinazo”. A partir de enero, nos dice, los mexicanos pagaremos cerca de trescientos mil millones de pesos en impuestos especiales a gasolina y diésel. Le asiste la razón, al subir la gasolina también  subirán los precios del transporte, la inflación se va a disparar y va a impactar a toda la cadena productiva.  Habrá menos comida para los pobres y las clases medias y enfermarán las finanzas familiares. Morena PAN y Movimiento Ciudadano votaron responsablemente a favor de la gente. Señala con indignación que ” esta decisión  marcará irremediablemente a quienes votaron a favor del Gasolinazo”. Agrega punzante que son unos cuantos los que toman las decisiones que afectan a millones de mexicanos.. “Que la cúpula baje de sus aviones y los helicópteros y caminen con la gente”. Pide al PRI, Panal, Verde y PES, que  reflexionen y se pongan del lado del pueblo.
Sabemos que el PRI es irredento, servil y abyecto en las decisiones que toma el Presidente de su partido. Está en su ADN, no se le pida cambiar. En aras de una disciplina perversa inhibe la discusión y aplaude sin rubor las decisiones presidenciales; aplica sin pudor medidas efectistas que en otros tiempos le dieron dividendos. Ivonne no moldea su pensamiento, no tiene la intención de brillar o fundar un movimiento autónomo del PRI. No hasta ahora. Su lucha me recuerda a Jacob luchando con el Ángel del Señor. No es artificial, habla con sensibilidad y cordura. Sus armas intelectuales, sus argumentos, son propositivos, sobrios, inteligibles. Hay algo maravillosamente fresco y devastadoramente directo en lo que dice. Quiero interpretar que pide a algunos políticos mexicanos bajarse de las mulas y montarse en los caballos. En Ivonne hay simpatía y precisión, pero no dogmatismo..
Aristóteles, Kant y Voltaire tienen razón respecto de lo que nos hace racionales, el sentido de lo que pueden y no pueden ser y hacer los hombres y mujeres.. Kant con su consabido llamado sobre la Ilustración,  “ten el valor de utilizar la razón”. Ortega trasciende el deber hacer y sabe, con Lamartine, que “los sueños utópicos son a menudo verdades prematuras”. Sea de ello lo que fuere, me remite a “El infortunio de ser inteligente” de Griboiédov, con múltiples interpretaciones y expresiones de aprobación y desaprobación. Ojalá, lo deseo con vehemencia, que la integridad y fuerza personal de Ivonne prendan en el imaginario colectivo.
Sabemos que el camino de la mujer en política ha sido arduo, preñado de veredas oscuras, odios, machismos, envidias, etc. Y aunque en lo personal no me gusta el concepto, María Elena Orantes, en su espléndida coordinación del libro “La Política con Rostro de Mujer”, habla del ” empoderamiento”; de la verdadera equidad, que solo será posible si las mujeres conquistan el ejercicio del poder en su sentido más amplio, poder crear, poder saber, poder dirigir, poder disfrutar, poder elegir y ser elegidas sin prejuicios étnicos.
Las mujeres son hoy día, un pilar de la democracia, han ganado a pulso posiciones reservadas antes a los hombres. Gobernadoras, ministras, secretarias  de estado, presidentas municipales, dirigentes partidistas, empresarias exitosas, que a diario alzan la voz contra las injusticias y aportan no sólo trabajo  sino importantes propuestas para el desarrollo del país. Ahí están los dignos ejemplos de Griselda Álvarez, escritora y poetisa, la primera mujer gobernadora del país, en su natal Colima y con quien tuve el privilegio de compartir responsabilidades en el INEA del gran humanista Javier López Moreno. Beatriz Paredes Rangel, Dulce María Sauri y tantas más que desempeñaron su encargo con capacidad, honestidad y compromiso. Política de altura, no de cabotaje.
Orantes nos recuerda a Mathew Arnold, ” Si alguna vez viera el mundo un tiempo en que las mujeres se unen pura y simplemente por el bien y beneficio de la humanidad, será este un poder como el mundo nunca ha conocido”

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

three × one =