Home Columnas Eso sí que no / La Feria

Eso sí que no / La Feria

Eso sí que no / La Feria
0
0

Sr. López

 

Sábado 29 de septiembre, en Tlatelolco, Plaza de las Tres Culturas, CdMx: “(…) en las investigaciones que se han hecho sobre la represión del 68, aparece que se utilizó al Estado Mayor Presidencial, por eso, aquí en la Plaza de las Tres Culturas, anuncio que ya no va a haber Estado Mayor Presidencial”; palabra de AMLO. Fue ahí como parte de su gira de agradecimiento.

 

Que nuestro Presidente electo sostenga que el Estado Mayor Presidencial participó en la matanza del 2 de octubre de 1968 es cosa muy seria.

 

Si alguien sabe de seguridad en este país es el general Jorge Carrillo Olea, y de los entretelones de esos hechos, más. El 1 de diciembre de 1970, siendo Mayor de Infantería, fue nombrado por el presidente por Echeverría, jefe de inteligencia del Estado Mayor Presidencial (EMP). Cuenta que encontró mucha documentación desordenada sobre lo de Tlatelolco y que informó a su mando directo, el jefe del Estado Mayor Presidencial, general Jesús Castañeda Gutiérrez. Escribió después: “No había nada de valor con contenido político, ni siquiera algo relacionado con planes organizativos de los cuales pudieran derivarse responsabilidades”, a pesar de que el general Gutiérrez Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial de Díaz Ordaz, confesó en sus memorias ser el responsable de haber desplegado en departamentos de edificios aledaños a la Plaza de las Tres Culturas, a 10 oficiales armados bajo su mando, con órdenes de disparar contra la multitud y al ejército la tarde del 2 de octubre de 1968.

 

Entonces: si es cierto lo que confesó Gutiérrez Oropeza, fueron 10 elementos del EMP, más él y pudiera ser que más Díaz Ordaz y a lo mejor, hasta Echeverría… pero 10 soldados no son “el Estado Mayor Presidencial”. Por 10 o por 11 no se mancha la institución, ni mucho menos da para desaparecerla… 50 años después. Los delitos penales son de comisión personalísima. Si delinquió de veras Gutiérrez Oropeza y esos 10, si es así y tuviéramos pruebas, delinquieron ellos, no el EMP.

 

Pero nuestro Presidente electo insistió y dijo: “Ahora los soldados y marinos tienen que ayudarnos sin el uso de la fuerza, como un Ejército de Paz para garantizar la seguridad interior, la seguridad pública. Vamos a crear una Guardia Civil a nivel nacional, con apoyo del Ejército, la Marina y la Policía Federal”. Y avisó que propondrá al Congreso una reforma para la reconversión del Ejército, para que esa institución se encargue de la seguridad interior y pública.

 

Se comprometió también: “En esta plaza histórica, hacemos el compromiso de no utilizar nunca, nunca jamás, el Ejército para reprimir al pueblo de México”. O sea: antes sí se ha usado para reprimir al pueblo. Palabra presidencial.

 

Hay otros países sin ejército, por ejemplo:

 

Andorra (en Europa; 80 mil habitantes; su defensa es por cuenta de Francia y de España); Barbados (islita en las Antillas; población, 280 mil); Costa Rica (la verdad es que le cambiaron de nombre a Fuerza Pública de Costa Rica); Haití (sin comentarios); Islandia: sin ejército pero con un acuerdo con los EUA (o sea…); Kiribati (archipiélago al noreste de Australia; 110 mil habitantes); Liechtenstein (40 mil pobladores, los cuida Suiza); República de Mauricio (isla al suroeste del océano Índico); Micronesia (los defiende EUA); Mónaco (39 mil habitantes, los cuida Francia); Nauru (islita en el Pacífico central, 12 mil habitantes, les da sus vueltas Australia); Palau (isla en Oceanía; 21 mil habitantes, los defienden los EUA); San Marino (dentro de Italia, 33 mil habitantes); Samoa (dos islas en Polinesia; 200 mil habitantes; los defiende Nueva Zelanda); Islas Marshall (islas en Micronesia, los defienden los EUA); Islas Salomón (990 islitas en Oceanía; población: 650 mil; Australia les echa la mano cuando hay apuro); Ciudad del Vaticano (800 habitantes; los cuida Dios)… Y ahora, en cuantito nuestras Fuerzas pasen a ser Fuerzas Desarmadas y nuestra Marina sea Marina Desarmada: México, con 120 millones de habitantes, casi 2 millones de kilómetros cuadrados, 4,389 km de fronteras y 9,330 km de costas; nos cuidará un Ejército de Paz… ¡ajúa!

 

Que en la venta de garaje de la flota aérea presidencial, incluyan los cañones, tanques, armamento pesado, todo, todo, no hace falta.

 

Lo grave es que el Presidente electo no se anda con bromas y en una de esas, lo intenta.

 

El problema son las más o menos 400 organizaciones criminales que campean por algunas regiones del país; y que según la carpeta informativa “Estructuras financieras del crimen organizado”, de febrero de 2017, del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, “cada año, entran y salen de México flujos de dinero ilícito por alrededor de 150 mil millones de dólares”… de los que 40 mil millones de dólares más o menos, son de las bandas organizadas en nuestra risueña patria. ¡Ah!, pero, ahora enfrentarán los malandrines al temible Ejército de Paz.

 

Ahí le avisan a Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad Pública, quien el 15 de agosto pasado, aseguró que AMLO ya no iba a crear la Guardia Civil, pues el objetivo era optimizar el aprovechamiento de todos los recursos de todas las instancias vinculadas a la seguridad, pero “estimamos una serie de modificaciones legales que en este momento no tiene sentido para nosotros impulsar, porque hay otras prioridades, consecuentemente la optimización de los recursos la vamos a garantizar a través de la coordinación y dejamos a un lado el tema de la guardia nacional”.

 

Sí, que alguien tenga compasión del señor Durazo y le informe que AMLO declaró que hablará con los mandos del Ejército para pedirles su colaboración y que lo ayuden a conformar una Guardia civil con elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal.

 

Y luego, que nos expliquen a los demás tenochcas cómo va a estar la cosa, porque también dijo el Presidente electo que en las condiciones actuales, retirar a las Fuerzas Armadas de las calles, significaría dejar “indefensos” a los ciudadanos y… eso sí que no.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 × four =