Home Columnas Cuestión de informes (para leer la prensa) / Comentando la noticia

Cuestión de informes (para leer la prensa) / Comentando la noticia

Cuestión de informes (para leer la prensa) / Comentando la noticia
0
0

Alfonso Carbonell Chávez

No me recuerdo, la verdad, que en Chiapas desde Juan Sabines Gutiérrez, la sucesión gubernamental haya estado tan fuera de control y con una falta de respeto a la ciudadanía de la manera que hoy se está configurando. Pero este ambiente de desorden político que priva, no es fortuito ni obra de la casualidad sino a la falta de un líder que desde la sede misma de palacio de gobierno, establezca las reglas mínimas de urbanidad política simplemente porque quien lo habita, no tiene la calidad política ni moral para conducir su propia sucesión. Pero ojalá todo quedará en la anécdota grácil de quien extiende con mayor alcance su publicidad enteramente anticipada, sino que con ello, genera el encono de sus huestes ya pagadas o militantes que siembra, decía, la confrontación incluso entre pobladores de una misma comunidad y hasta familiar. A estos, los actores políticos de todas las siglas que acomodan sus espectaculares hasta en la sopa –nissin-, están indigestando a una sociedad hartada, cansada y a punto de ebullición cuando esas misma figuras que posan sonrientes en espectaculares lonas, son identificadas por la propia población y con especial “afecto” ¡la más jodida! ya que resultan ser sus propios verdugos. Y aquí no escapa ni uno de los que hoy, en medio de las más ofensivas campañas informativas, se asumen como aspirantes a la gubernatura y cito: Eduardo Ramírez Aguilar, Roberto Albores Gleason, Luis Armando Melgar Bravo, Willy Ochoa Gallegos, Emilio Salazar Farías, Fernando Castellanos Cal y Mayor, María Elena Orantes López. Reitero, en espectaculares de gran formato y por toda la entidad en diferente grado. Si tratáramos de encontrar a un sucesor con el perfil que cubriera las expectativas ciudadanas para gobernar, tendríamos que hacer un hibrido con los ADN’s de los suspirantes y quizás, ni tomando lo mejor de cada uno podríamos construir un ente con las capacidades suficientes para hacer frente al reto. Al enorme reto de gobernar el estado más pobre ¡del mundo! Me cae. Pero si simplificamos la fórmula y solo queremos encontrar el perfil de un personaje que superara en lo mínimo o de menos igualara las características que reúne el actual Manuel Velasco, bueno pues, ahí si ya es otra cosa. ¡Hasta por tómbola!

Ahora regresando a los adelantamientos de campañas envueltos en faustosos informes, igual son los mismos actores que buscan gobernarnos en el 2018. Aunque habrá que precisar, digo por si aún algunos de estos no se han dado cuenta, de que gubernatura solo hay una y por eso la baraja de aspirantes en el 2018 muchos saben que su mira más próxima en ese cargo se extiende hasta el 2024 y para muestra, dos botones; Fernando Castellanos Cal y Mayor, ¡claro! la jugará hasta el último “out” pero sabe que es difícil lo logre. Es ese mismo escenario se encuentra el propio Jaguar Negro Eduardo Ramírez Aguilar, quien siendo el plan A del gobernador, sabe que el candidato del PRI nacional es el senador Roberto Albores Gleason encabezando la alianza, por lo que tendrá que afianzarse en la senaduría para desde ahí, empezar a construir su candidatura en el 2024. Los verdes, ya quedó claro, no encabezarán la alianza con el PRI, sin embargo, siempre los hay, si los verdes cierran filas en torno al diputado presidente del Congreso y dirigente estatal de su partido, entonces cabría la posibilidad real de que éste, sea quien se erija como candidato del propio Verde en alianza con el PRD y PAN e incluso, lectura obligada, Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido, construirían una candidatura ganadora. Por lo que hace a Morena con eso de los descalabros que un día sí y el otro también tiene su máximo exponente y candidato presidencial de facto Andrés Manuel López Obrador, a cómo va, lo más seguro es que quien encabece la candidatura en Chiapas sea Rutilio Escandón Cadenas, que resultaría ser el candidato del propio Manuel Velasco. O sea para el Güero Velasco, es ganar ganar. En cuanto a Movimiento Ciudadano de María Elena Orantes López, no sé si finalmente le alcance para ir solos a la candidatura, o como ya se ha venido especulando, Dante Delgado líder nacional del partido naranja, termine haciendo alianza con Morena a la presidencia y al estado.

Por cierto ya que mencioné a la diputada de Movimiento Ciudadano, al igual que Luis Armando Melgar y Eduardo Ramírez ya dieron su Informe legislativo, el primero de senador, el segundo de diputado local, en tanto María Elena lo hizo en su calidad de diputada federal y se sabe, también lo hará en breve Fernando Castellanos, y todos de manera masiva. Ya que Emilio Salazar diputado federal lo hizo vía Facebook y se sabe que el senador Zoé Robledo, lo hará, igual, por redes. Pero lo que quiere destacar no es el tema de los informes que provengan de quién provenga, resultan un insulto a la inteligencia y un avasallamiento a la dignidad de los pobres. Incluso al único que he asistido y no como periodista sino como invitado especial, fue al de la Nena Orantes que ya no lo es tanto (je) y su discurso fue crítico de la situación del estado incluso con claras puyas al actual gobierno de Manuel Velasco. Pero ni eso le reconocen algunos “analistos” y “calumnistas” que quieren pasar por críticos pero se muestran cínicos o de menos ilusos. Porque al atacar a la señora Orantes, no esconden la mano que les mece y les tiende la cuna. Ahora de que entre los críticos de la diputada ciudadana existen misóginos de gratis, los hay. Y no solo eso, también se pueden leer ácidas críticas de parte de un sector “femenil” algunas por su acendrado “feminismo” en tanto otras, es claro, porque no hay convenio…aún. Tanto es que anda circulando un texto, por cierto redactado con las patas, en el que le recriminan y atacan a la legisladora por, precisamente, no apoyar a la prensa. Así entonces y concluyo. En Cuestión de informes, depende que prensa leas. Me queda claro. Y no, a mí tampoco me apoya pero me divierto un chingo. Je. (Nota al calce; como tampoco me apoya Eduardo, Fernando, Zoé, Jósean, Luis Armando mucho menos Roberto y etc. ¡Estamos!)

Ya de salida (#3de3)

1.-Hace unos días, leí sobre la declaración que hizo Fernando Castellanos, precisamente derivado de su presunta aspiración a la gubernatura, de que no está pidiendo licencia ni nada por el estilo ahora en octubre, por cierto, mes en que oficialmente inicia el proceso electoral 2017-2018, en que se elegirá en el ámbito local gobernador, congreso y ayuntamientos. Señaló que hay mucha tarea por delante en Tuxtla y que ese es y sigue siendo su compromiso. Y claro, no sé si fue a pregunta expresa pero resulta de párvulos, porque de acuerdo a la ley electoral, él tiene hasta marzo como alcalde, para solicitar licencia si decidiera competir, ya no digo a gobernador sino a cualquier cargo local o incluso del orden federal como una diputación o senaduría. De que hay mucha chamba por delante, ni lo diga presidente. No solo se puede vivir del éxito de sacar el ambulantaje ni siquiera de pavimentar un buen de calles. En materia de seguridad, de transporte, de vialidades, de empleo e inversión, claro como de más calles ¡uuh! falta más mucho más. Y si los promocionales dicen lo hecho, habrá que realizar un balance exhaustivo de lo faltante. Se impone…// 2.- Pues, yo ya me perdí en eso de que el Congreso, por cierto iniciativa que se adelantó a la ley Kumamoto de recortar financiamiento a los partidos y que fuera iniciativa del diputado local Carlos Penagos Vargas, decía, eso del exhorto, queja o querella que desde el Consejo General del IEPC del vapuleado Oswaldo Chacón Rojas, se dijo, se amenazó se actuaría en consecuencia si la secretaría de hacienda hacía caso omiso a un mandato de ley, por cierto que la ley Penagos no podía revocar ya que es a nivel federal. Bueno hasta hoy nada se ha sabido si hacienda ya les devolvió los recursos retenidos al IEPC y este a los partidos políticos. Lejos de arreglarse el asunto financiero de este ente electoral y al cuarto para las doce de su inicio oficial, de no arreglarse este tema, se corre riesgo inminente de que las cosas no funcionen al cien en el órgano electoral local. Eso sí, al pobre de Chacón, ya no siente lo duro sino lo tupido con eso de que ya ha amonestado a muchos adelantados y los voceros oficiosos de éstos mismos, ya casi se lo quieren comer. Pues, quién chingados los entiende, ahí andan criticando a la autoridad electoral de no actuar contra los adelantados y cuando actúa, lo atacan sin escrúpulos. Pinches ¡Crápulas!…// 3.- Como mero ejercicio de ocio, abrí en face un mensaje de Pablo Salazar Mendiguchía, en el que anda en franca campaña –anticipada- promoviendo su Movimiento de la Esperanza y se sabe, su propia candidatura al senado. En el video, se ve a un Pablo, obvio, con el peso de los años y como he de suponer, de rencores acumulados contra de quién y quiénes lo traicionaron empezando lo ha dicho, con el propio Juan Sabines al que él, haiga sido como haiga sido, impulsó. El acto fue en Tapachula y el evento se ve modesto, con gente humilde y de baja audiencia, a los que dijo que puede pararse ante ellos y mirarlos de frente porque nada tiene de que avergonzarse ni que esconder. No es textual aclaro, pero por ahí el tenor de la plática. Concluyo, en su discurso y ya lo he escuchado y visto en otros eventos, hace mucho mención de lo que él hizo durante su administración y pueque no le falte razón. Pero dicen que para atrás, ni para tomar vuelo. Porque ahora pareciera en contrario a su famoso slogan ¡que venga el pasado! Mejor ¡qué venga el futuro! Digo. Je…. // ¡Me queda claro! Salu2

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × 1 =