Home Columnas Agua de borrajas / La Feria

Agua de borrajas / La Feria

Agua de borrajas / La Feria
0
0

Sr. López

 

Después de un largo y accidentado noviazgo (siete años y muchas rupturas), finalmente, el primo Chucho, anunció que la doncella había aceptado contraer nupcias con él, para lo que se procedió a la formal ceremonia de “pedir la mano”. Concedida que fue la extremidad superior de la agraciada joven (no se especificó si le dieron la mano derecha o la izquierda), y establecido un plazo prudente para celebrar la boda (ni mucho tiempo que enfriara el asunto, ni tan poco que levantara sospechas: cuatro meses), Chucho, ya seguro de que la zagala era de él, empezó con sus cosas, porque siempre fue muy latoso: que él daría el “gasto” cada día, nada de que cada quincena, porque a él le gustaba administrar bien el dinero; que se irían a vivir a Pachuca, porque “de los parientes y el Sol…”; que la Luna de Miel sería donde ella prefiriera, pero no más de cinco días y tampoco más de tres mil pesos (que entonces eran unos 240 dólares); que tendrían dos hijos solamente, pero que si eran hijas, continuarían en la esforzada búsqueda del varoncito hasta la sexta cría, lo que sucediera primero; que, que, que… no hubo boda, como previó el primo Pepe (el más impresentable, pero sabio). Cosas que pasan.

 

AMLO porfió hasta lograr lo que mucha gente creía imposible. Ya ganó las elecciones y será Presidente de México. En buena lid, a pulso, caminando toda la república: ni quien diga nada.

 

Asumirá el cargo hasta el 1 de diciembre (su sucesor lo hará en septiembre… AMLO será presidente tres meses menos que todos los demás, desde Cárdenas, hay golpes que la vida da sin compasión). Los cinco meses completos entre el día de la elección y el de la toma del poder, se les hacen eternos a las huestes de los candidatos ganadores, la mesnada de AMLO no es la excepción y como ya dijo quién toma cada cargo, fomentó la dilatación de pupilas y la emisión de baba verde de ansias. No manda nadie distinto a los que hoy mandan, pero estos tienen un pie en el estribo y aquellos ya se quieren montar.

 

Se debe reconocer que la mayoría de los supuestos integrantes del próximo Gabinete, han mantenido la boca cerrada, a pesar de lo cual, con los pocos que declaran, afirman, anuncian, sostienen y previenen las acciones del nuevo gobierno, basta para que en la opinión pública vaya permeando la sensación de que ya son gobierno. A este paso, AMLO asumirá la presidencia con desgaste de gobierno sin serlo. No vayan a quemar en la transición lo que jocosamente llaman algunos entendidos como periodo de Luna de Miel de la autoridad (o los cien primeros días, que son una puntada yanqui que acá ya copiamos, como tantas otras).

 

Piense nomás en el revuelo que ha causado lo de la disminución de sueldos a los altos funcionarios. Pareciera que de eso depende el equilibrio de la finanzas públicas o cuando menos, que será el equivalente a la guillotina generalizada de la Revolución Francesa: justicia a los que han mancillado la honra de La Patria (la señora de toga blanca de la portada de los libros de texto gratuitos; ya no se lo voy a estar repitiendo, cuando vea mayúsculas, es la Dama Nacional).

 

Si es por ahorrar gasto y ayudar a que el erario alcance para hacer justicia social, le ruego haga una cuenta muy sencilla: calculan los que dicen que saben, que el ahorro en sueldos de funcionarios de alto copete, suma por ahí de 40 mil millones de pesos al año (si es cierto, es una montaña de dinero), pero si toma usted en cuenta que el presupuesto anual del gobierno ronda los 5 billones 280 mil millones de pesos, resulta que el recorte de sueldos, equivale al 0.76% del gasto anual de todo el Gobierno. Como hacer pipí en el Grijalva o el Papaloapan.

 

Y si no es por eso, sino por respetar la disposición constitucional de que ningún servidor público podrá recibir mayor remuneración por el desempeño de su función que la fijada para el Jefe del Ejecutivo (artículo 127, fracción II), se le solicita tomar en cuenta dos cosas: el Presidente recibe de sueldo por ahí de 250 mil pesos mensuales; AMLO, generosamente, se bajó el sueldo a 108 mil pesos, y esa es la vara con la que van a medir al resto de la estructura de gobierno, casi 60% menos de percepciones, nomás porque sí… ¿y si AMLO lo piensa mejor y en su segundo año decide ganar nomás los 50 mil pesos mensuales con que ahora vive?… ¿de veras van a bajar a todos los altos funcionarios conforme a lo que él diga?

 

Eso por un lado; por otro: hay servidores públicos con sueldos muy superiores como algunos ministros de la Suprema Corte que cobran casi 390 mil pesos mensuales, pero no por sus pistolas, sino porque el salario se les asignó ANTES de la reforma constitucional de 2009, cuando se puso la regla de no ganar más que el Presidente y no hay leyes retroactivas… y todo esto sin considerar qué tanto vale la pena arriesgarse a que en poco tiempo nuestros altos funcionarios sean una colección de mediocridades. En fin, ya verá AMLO cómo lo resuelve, pero de entrada, por ahorrarse el 0.76% del gasto público como que no suena bien.

 

No es uno nadie para darle ideas a AMLO, pero si de veras quiere ahorrar, en serio, sería bueno que recapacitara en el aumento brutal del presupuesto federal de 2000 a 2018: de poco menos de 1 billón 200 mil millones pasó a casi 5 billones 280 mil millones, 440% más… ¿cómo en qué?… digo, no nos han pavimentado las carreteras con adoquines de plata, no le han cuadruplicado los sueldos a los pobres burócratas de a pie… las escuelas no tienen aire acondicionado ni comedor a la carta con meseros… ¿en qué?

 

Y, perdone don AMLO, bien sabe este López simplex que no necesita ayuda para ponerse creativo, pero se le recuerda que en 2016 se suponía que se iba a elaborar un “presupuesto base cero”, o sea, no nada más tomando el anterior para incrementarlo (arrastrando vicios, errores y artimañas). Si hace eso, nomás eso, se va a llevar una sorpresota: le alcanza para todo lo que prometió y para más. Si no, le anticipo, su sexenio va a quedar en promesas, otra vez en agua de borrajas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

two × five =