Home Columnas ¡Lástima! / La Feria

¡Lástima! / La Feria

¡Lástima! / La Feria
0
0

Sr. López

 

A tía Marcia, de las de Autlán, le decían tía Macha. Chica se casó con un señor de Tamazula, dedicado a la siembra de caña de azúcar, quién a los 33 la dejó viuda, guapa, con 12 hijos (diez varones y dos nenas), y algunos miles de hectáreas más de las aceptables para el general Cárdenas. Lo de Macha fue precisamente porque cuando el reparto agrario nomás no pudieron quitarle ni un metro cuadrado de tierra -donde ponía el ojo ponía la bala-, aunque en la familia había otra versión que no le cuento (pero sí tuvo otro hijo y dos hijas… ya viuda). Este menda la conoció ya vieja y muy rica, aunque jamás sembró sus tierras: se las rentaba al ingenio de Tamazula, propiedad de un poderoso político de la época (hubiera o no cosecha, ella cobraba), pero en la familia había otra versión (que tampoco le digo). Para evitar pleitos de herencias, en vida repartió sus tierras entre los 15 hijos, quienes discurrieron hacer negocios que los pasarían de ricos a millonarios: perdieron hasta la camisa… y las tierras. Ella decía: -Si heredas gallinas, vende huevos, no compres vacas –bueno, así pensaba.  

 

Este domingo el Secretario de Hacienda entregó al Congreso de la Unión, el Paquete Económico 2020, en el que propone un presupuesto de egresos de 6 billones 100 mil millones de pesos (mdp), en concordancia con los ingresos que se supone tendrá el país el próximo año. El paquete propone un posible crecimiento del PIB de entre el 1.5 y el 2.5%… o sea, lo del 4% de promedio anual, queda para la otra. Es de humanos errar.

 

Como todo paquete económico se compone de los ingresos que se supone que con tantita a suerte tendremos y los egresos que con más suerte no rebasaremos (a menos que se aplique de nueva cuenta el Machete 19, conocido por todos nosotros: gastar menos y decir que se ahorró). ‘Tá bueno.

 

Al ser suposiciones, debe entenderse que no puede acertarse en todo. Lo que no significa que no se pueda revisar que suponen ni qué se proponen:

 

El secretario de Hacienda don Herrera al entregar el Paquete Económico 2020 en la Cámara de Diputados, dijo que el proyecto de presupuesto de egresos tiene un “énfasis en Pemex”. Para tan loable propósito, el gobierno federal va a inyectarle 86,000 millones de pesos a Pemex (que a los que dicen que saben, les parece poco y a las calificadoras les dio ternurita). 

 

Suponen que así van a producir 1,951 millones de barriles diarios de petróleo a un precio promedio de 49 dólares por barril; y suponen que el tipo de cambio peso-dólar será de 19.9 pesos (ya andamos en los 20… a ver cómo les sale esta suposición).

 

La idea es dejar de importar gasolinas. Por eso urge construir la refinería de Dos Bocas y reparar las otras seis refinerías. Los que saben de eso, saben que para refinar nuestro crudo pesado, tenemos que importar ligero, y auguran que lo que sucederá es que disminuirá la cantidad de gasolina que importamos y crecerá el petróleo que importamos. Gente fea a la que nada le gusta. La lógica del gobierno no es tan ilógica: el que produce tortillas no importa el maíz… bueno, en México sí importamos maíz. Dejemos el tema.

 

La otra cosa a la que otorga prioridad el Paquete, es a la seguridad pública (56,000 millones de pesos para la Guardia Nacional); los programas sociales y el combate contra el fraude fiscal.

 

Lo de los programas sociales, siendo como declaran, una prioridad, trae una reducción severísima en el afamado programa de ‘Jóvenes construyendo el futuro’, al bajar de 40 mil millones (presupuesto de este año), a 25 mil 614 millones para el próximo; bueno, que construyan la mitad (doña Alcalde dice que no afecta al Programa esa reducción: ¡esa es fe de chaira 100% proof!); en cambio la ‘Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores’, sube de 100 mil millones a 126 mil 650 millones (a lo mejor porque consideran que cada vez serán menos los viejitos… pero cada viejito fiambre tiene relevo, fíjense), este programa para personas ya con pase abordar al más allá, absorbe el 73% de la Secretaría de Bienestar, antes Sedesol… ¡ajúa!

 

Aparte, el presupuesto 2020, incluye 41.3 mil millones para la refinería de Dos Bocas; 5,372 millones de pesos para el aeropuerto de Santa Lucía; y 2,500 millones de pesos para el Tren Maya… a este paso presupuestal Santa Lucha y el trenecito, van para largo.

 

Como el gobierno dice que no va a contratar deuda y el dinero no aparece de la nada, para darle más a unos, hay que recortarles a otros, por ejemplo: Agricultura tendrá una reducción del 31.8%; la Secretaría del Trabajo -la de la doñita Alcalde-, 35.8% de tijera, que ella ya se apresuró a declarar que no afecta el Programa (¡firme la dama!); la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), 43.7% menos; y a la Secretaría de Turismo, le toca un 44.7% menos, respecto de 2019.

 

Es muy de destacarse que a la Secretaría de Salud, le dejan lo mismo, bueno, casi, le bajan el 0.1%, de presupuesto respecto de este año de 2019… o sea, ¡no se enferme!

                                                                                        

Ha quedado dicho y redicho: el gobierno federal no va contratar deuda, pero en el Paquete clarito dice que sí: 532 mil millones de pesos en moneda nacional y deuda externa por 5 mil 300 millones de dólares (105 mil millones de pesos)… o sea.

 

Sin negar la importancia del petróleo, sin despreciar ninguna de las fuentes de ingresos del país (remesas incluidas), lo asombrosamente absurdo es que sea la hora que ninguno de los gobiernos de este país haya sospechado que en el turismo está la única fuente de ingreso de divisas sin deuda con que contamos: la única.

 

El turismo doméstico es importante como redistribuidor del dinero que ya está dentro del país. Es el turismo extranjero el que deberíamos fomentar bárbaramente, debiera ser parte medular de la estrategia económica nacional. Este país solo con turismo podría financiar su desarrollo, todo su desarrollo, sin deber un peso a nadie. Vea qué dice de esto la ONU… ¡ah!… y si tuviéramos costas y mar patrimonial, no lo dude, México sería una potencia económica. Pero, ¡lástima!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

three × three =