Home Columnas Velasco habría dado sobornos a la CNTE por más de 130 mdp / En la Mira

Velasco habría dado sobornos a la CNTE por más de 130 mdp / En la Mira

Velasco habría dado sobornos a la CNTE por más de 130 mdp / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

Lo que se había vuelto un secreto a voces al interior de la propia Sección 7 del Sindica Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) parece estarse confirmando mediante la investigación publicada esta semana por el periódico Excélsior en donde se da a a conocer la existencia de depósitos y transferencias bancarias irregulares hechas por la Secretaría de Educación en Chiapas a favor de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) durante el gobierno de Manuel Velasco Coello.
La investigación en la que participaron destacados periodistas y corresponsales como Gaspar Romero, Manuel García y Patricia Briseño detalla que durante los años 2015, 2016 y 2017 la administración de Velasco Coello realizó depósitos a cuentas de la Coordinadora Nacional en Chiapas por más de 133 millones 800 mil pesos.
Las millonarias transferencias se realizaron a cuentas como la 65-50500962-7 del Banco  Santander, a nombre de la Sección 7 del SNTE, con el código de cliente 06350060. También se realizaron depósitos a cuatro empresas; una dedicada a la construcción, con el RFC DICA800211KHA, a nombre de Ángel Néstor Díaz Champo; otra enfocada a la construcción de señalamientos y protecciones, reclusorios, acarreos, demoliciones y movimiento de tierra, con domicilio fiscal en Avenida Pirita, Manzana 12, Lote 7, de la colonia San Cayetano en Tuxtla Gutiérrez.
La tercera de ellas se trata de la empresa Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria, a nombre de Samuel Zepeda González, con RFC ZEGS810717SAO. Y finalmente, la cuarta se encuentra registrada a nombre de Salvador Aguilar Dávila, bajo la denominación “Abastecedora de Uniformes y Equipos Industriales de Chiapas”, con domicilio fiscal en la colonia Calvario de la capital chiapaneca.
Adicional a los 133 millones depositados en octubre de 2015, la CNTE recibió dos aportaciones adicionales, una por nueve millones 288 mil pesos y otra por dos millones de pesos de la Subsecretaría de Educación Federalizada, en transferencia SPEI, para la supuesta adquisición de material bibliográfico. Finalmente, en octubre de 2016, la CNTE recibió una transferencia bancaria más por 20 millones de pesos de la Subsecretaría de Educación mediante una cuenta del Banco Mercantil del Norte.
En ninguno de los casos anteriores se tiene registrado que el entonces líder, Adelfo Alejandro Gómez, la mesa directiva de la Sección 7 o personajes como el líder de la CNTE Pedro Gómez Bámaca hayan notificado oficialmente a la base gremial sobre los millonarios depósitos recibidos por parte del “gobierno verde”. No hubo ni reporte oficial y mucho menos fiscalización de los millonarios recursos emanados del erario para caer en manos de uno de los sindicatos más poderosos de México.
No resulta nada sorprendente que dichas transferencias o depósitos millonarios coincidan con el desarrollo de los principales conflictos o multitudinarios plantones magisteriales suscitados durante la administración pasada. Todo mientras a cientos de docentes se les “daba largas” para recibir el dinero de salarios que el gobierno les adeuda y adeudaba con varios meses y años de atraso.
La investigación hecha pública por Excélsior no sólo resulta sorprendente, sino también indignante por cualquier ángulo analizado. ¿Por qué se aceptaron depósitos millonarios a cuentas discrecionales mientras se tenía a cientos de maestros, a veces en plantón bajo sol y lluvia, sin recibir el pago por el trabajo realizado? ¿Quiénes fueron los verdaderos beneficiados de las luchas magisteriales durante el gobierno de Velasco Coello?.. Las respuestas resultan evidentes.
Hoy tiene que ser la base gremial quien exija de inmediato una explicación al respecto y promueva una profunda investigación sobre lo sucedido. Resulta inmoral que los líderes y la dirigencia sindical hayan recibido millones de pesos por conceptos no prioritarios al mismo tiempo que gran parte de la base gremial se mantenía sin cobrar salarios. Adelfo y Bámaca tienen mucho que explicar e investigar respecto a este indignante caso que da credibilidad a muchos rumores que ya advertían lo ahora señalado… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

one × 1 =