Home México Los presidenciables no merecen el voto rural: CIOAC

Los presidenciables no merecen el voto rural: CIOAC

Los presidenciables no merecen el voto rural: CIOAC
0
0

(CODICS ).- Federico Ovalle Vaquera, Secretario General de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, advirtió que ningún candidato a la Presidencia de la República merece el voto ciudadano ya que ninguno plantea un cambio de modelo económico que haga producir los alimentos que demanda la población y disminuir las importaciones, ni garantiza la democracia participativa de las organizaciones sociales pero sí hace prever que los campesinos e indígenas se mantendrán como “parias, condenados a la miseria eterna”.

Luego de criticar las propuestas proselitistas del arranque rumbo a la Primer Magistratura de los cuatro aspirantes, el líder de la CIOAC calificó de desastroso el resultado que deja la Administración Federal de Enrique Peña Nieto.

En el marco del Vigésimo Tercer Aniversario Luctuoso de José Dolores López, ex líder y fundador de la CIOAC, aseguró que México se queda, gracias a EPN, con un reguero de muertos en los 32 estados de la República, con hambre, desempleo e inseguridad y aunque el vea las cosas diferentes, dijo, las cifras no mienten.

En tanto, a los candidatos presidenciales Margarita Zavala, Ricardo Anaya Cortés, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade Kuribreña, les advirtió que las elecciones de este 2018 no solo hay que ganarlas, “hay que demostrar que se ganaron y para ello hay que contar con estructura, con organizaciones por lo que sin estos aspectos es difícil pensar que un personaje triunfe y pueda dar para adelante”.

Por ello, en esta contienda, la CIOAC “no va con ningún candidato a la Presidencia de la República porque los candidatos no nos representan y las opciones del juego político carecen de un planteamiento para derrotar al modelo neoliberal, crear una sociedad democrática con equilibrio de poderes y garantizar los derechos de organizaciones sociales en la política”.

Ahora a 23 años de distancia de la muerte de uno de los fundadores de la CIOAC y de modificaciones neoliberales, el Estado está en descomposición y el país se desangra por todos lados, expuso.

De tal suerte que en este aniversario, los retos son: la lucha por la recuperación de los derechos constitucionales y legales porque van 664 reformas a la Constitución de 1910, a la cual no le queda más de un 10 por ciento de derechos ante los cambios en artículos como el 3, 4, 130,123 y la Ley laboral, donde se cancelaron los derechos de los mexicanos, poniendo el marco jurídico en manos del neoliberalismo.

Como segunda prioridad, dijo, en el marco de la economía de mercado, se deben iniciar procesos de confrontación para que se reconozcan los derechos de los mexicanos porque tan solo el Presupuesto de Egresos de la Federación, con una normatividad laxa e impunidad imperante, “el Gobierno gasta la lana como se le da la gana”.

Recordó que desde Vicente Fox hasta Enrique Peña Nieto, el Gobierno gastó 5 billones más de lo que le aprobó la Cámara de Diputados además de la desarticularon  de los programas y su normatividad.

Por ello la CIOAC, habrá de dar la lucha por la democracia, por poderes que no sean sumisos, poderes que sean contrapesos del Ejecutivo Federal y no más simulación y opacidad, adelantó.

“Urge ir por campo donde no haya parias condenados a la miseria eterna”; dejar de importar y recuperar el derecho de los pequeños productores porque los grandes “ya mamaron mucho del Gobierno”, enfatizó.

De tal suerte que se requiere repensar la democracia y la participación en la misma para ir por un modelo de desarrollo de equidad y justicia, dijo.

En este orden de ideas, el proceso electoral 2018 no garantiza equidad pues los puestos de elección popular están en poder de la élite política donde se refleja la antidemocracia escandalosa porque están hijas, hijos, novias, novios, esposas y delincuentes que llegarán, por la vía plurinominal, a representar al pueblo, recalcó.

Con respecto a los resultados de la gestión presidencial de Enrique Peña Nieto, sostuvo que hoy tenemos 50 millones de pobres y 12 millones en pobreza extrema que no tienen ni lo indispensable para comer una vez al día por lo que están desnutridos, sin oportunidades de educarse porque las dádivas que les llegan solo permite comer una vez al día.

Además un 4%, es decir, poco más de 3 millones de mexicanos están sin empleo y 15 millones en el subempleo.

Todo ello, insistió, son el saldo del modelo neoliberal, de la apertura comercial, tan vilipendiada por Donald Trump, Presidente de Estados Unidos y “mal defendida por los agáchense del Gobierno”.

Además, el superávit agrícola es por la exportación concentrada en unos cuantos, con cerveza que no es mexicana, con tequila de inversión norteamericana y canadiense así como aguacate proveniente de Michoacán y Edomex que está en manos de unos cuantos propietarios que son e funcionarios federales o estatales así como sucede con el jitomate, los berrys y las hortalizas en poder del 10 por ciento de los productores.

Se olvida también el fenómeno de la inseguridad con muchos muertos, desaparecidos forzadamente donde mucho tiene que ver el Gobierno Federal y los gobiernos locales.

Así que con 2 millones en el desempleo más en este sexenio, 6 billones de pesos de deuda interna y una democracia restringida, tenemos como resultado un Gobierno fracasado donde el 80 por ciento de los mexicanos no le creemos a EPN ni a los partidos políticos que se hicieron amigos del poder y del dinero por lo que la clase política está podrida, concluyó.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 + seventeen =