Home Columnas ¿Comuneros, indígenas o delincuentes? / La Estaca

¿Comuneros, indígenas o delincuentes? / La Estaca

¿Comuneros, indígenas o delincuentes? / La Estaca
0
0

MARÍA DE LOURDES CORZO V.
ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS A.C.

¿COMUNEROS, INDIGENAS O DELINCUENTES?
No…No es reflejo del hartazgo de nadie. Es un pueblo manipulado políticamente. Si el pueblo estuviera harto realmente, los destituiría, iniciaría juicios políticos, impondría la revocación de mandato, realizaría procesos electorales  inteligentes. La violencia no es el camino porque los que protestan secuestrando y agrediendo a la sociedad  se vuelven delincuentes.
Lo que hay en Chiapas es una lucha por el poder y viene desde las altas cúpulas políticas hasta donde han escalado personajes sin ninguna otra intención que la de enriquecerse ilícitamente.
Que no te digan que lo que están haciendo los comuneros de varios municipios de Chiapas en sus actos violentos y vandálicos es por hambre o necesidad. Que porque “exigen” lo que les corresponde. No. Ellos se han convertido VOLUNTARIAMENTE en carne de cañón, en votos sucios, en esquiroles, en asaltantes de caminos, en agresores de ciudadanos. Ellos han violentado los derechos, la libertad y la vida de los chiapanecos IMPUNE Y SISTEMATICAMENTE desde hace varios años que fueron reclutados por el gobierno verde para sus fines de control de masas y como ellos siguen controlando la política aldeana tenemos estos atroces actos de ingobernabilidad. Y me refiero específicamente a los que desde hace más de una década han convertido Chiapas en polvorín.
Si a esto agregamos que los cuerpos edilicios, los congresos y el senado están plagados de incompetentes y corruptos trepadores que a su vez también son voluntariamente  carne de cañón y mueven sus traseros al son que les tocan ya podemos entender que es lo que está moviendo la violencia en el estado. Ellos se van con propiedades y fortunas mientras abajo el pueblo despoja al pueblo. Les conviene, cada acto de violencia ellos ganan.
Ingobernabilidad dirigida. Ingobernabilidad encauzada a obtener un fin político común aun llevándose entre las patas al dizque cuate, como en el caso de Comitán, cuyo edil –Emanuel Cordero Sánchez- “electo” sin ninguna base política es golpeado por el fuego amigo desde adentro de la casa, montándole un evento delictuoso por entregas desde días antes y en la fecha en la  que pretendía dar su “informe de actividades”. Pero ¡eureka! Los líderes de la organización más violenta, uno de los cuales supuestamente estaba en el Amate por los actos cometidos contra los maestros en aquella tristemente internacional peloneada de maestros en la Central de Abasto es personal de base y de confianza en su administración y autorizados para que con “su gente” ataquen a los ciudadanos…uta!
Como en Las Margaritas cuyo edil Jorge Luis Escandón Hernández a quién en un acto reprobable los indígenas de la comunidad Santa Rita Invernadero atentaron contra su vida arrastrándolo desde un vehículo en marcha, mientras su cuerpo policiaco se quedó acalambrado protegiéndose con sus escudos acrílicos. Éstos sujetos reincidentes en actos delictivos contra funcionarios dicen que “exigen lo que les toca”.  El video de la vergüenza política de Chiapas ha dado la vuelta al mundo, gracias a lo cual hoy por hoy nuestro estado es considerado como uno de los más inseguros del país y a nivel de inversión privada y turismo eso nos perjudica grandemente. Y por ahí nos vamos y podemos leer la historia reciente de como por imponer al partido Verde se trastocaron todas las leyes y códigos electorales en el estado, pero también los usos y costumbres en municipios indígenas que desde entonces han permanecido bañados en sangre.
Es-entonces- inútil y muy cómodo querer legitimar los actos violentos de los comuneros como una lucha por sus derechos, pues además hay que ver ¿por qué no está llegando el recurso federal a los municipios? ¿Quién realmente origina esa crisis?  ¿Esos  cinco o diez chiapaneco incrustados en el poder con AMLO son los que están quemando el rancho? ¿Se tendrían que mandar a  hacer todos los ediles su representación de cartón para protegerse de los levantones como el edil de Pichucalco, Moisés Aguilar Torres?…su estrategia es genial y también nota INTERNACIONAL.

EL PATÉTICO CHIAPAS ACTUAL TIENE HARTAS NOTAS EN EL  TOP TEN INTERNACIONAL.
También influyó para ésta percepción internacional de la inseguridad social en Chiapas que a partir del 3 de enero de 2019, fecha en que se cometió el homicidio de Estado contra Sinar Corzo Esquinca en Arriaga,  por el cual se pronunciaron todos los aparatos INTERNACIONALES de defensa de derechos humanos se han cometido otros más contra activistas sociales  y meses antes el homicidio del periodista  Mario Gómez Sánchez en Yajalón el 22 de septiembre de 2018, quién también -como Corzo- habría denunciado amenazas y persecución política. Ambos casos fueron condenados incluso por la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU). Si pues, solo que en ese organismo podrán pronunciarse todos sus símiles en el planeta, pero  las oficinas de la Comisión  Estatal de los  Derechos Humanos (CEDH)  de Chiapas ha sido y es corrupta y opera al servicio de la verdadera mafia del poder. Ahí se desvanece toda esperanza de respaldo, defensa y  protección a la vida y derechos humanos de los chiapanecos.
EL 10 DE OCTUBRE SE CONMEMORA EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL.
El lema de éste año para tal conmemoración es “Unamos esfuerzos para prevenir el suicidio” y habla estrictamente del suicidio desde los padecimientos mentales.
Sin embargo la triste realidad es que en nuestro país la inmensa mayoría de quienes padecen trastornos mentales y sus familias ESTÁN ABANDONADOS.
He tenido cerca casos de pacientes con padecimientos mentales que en el largo camino de la búsqueda de diagnóstico, tratamiento y cura  no encuentran ni al profesional, ni mucho menos a la Institución pública que ofrezca atención, orientación  e internamiento para personas que las padecen. Simplemente para llegar a un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado y eficaz pasan años de desgaste económico y emocional para el núcleo familiar y social del enfermo y en la mayoría de los casos nunca hay una cura o un control que les permita sobrellevar su vida. Las especialidades como la  Psiquiatría son específicamente para familias VIP, cualquier hijo de vecino no tiene acceso a una consulta- y menos a 10 ó 100 -con un psiquiatra y del costo de los estudios y medicamentos ni hablar.
A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que los padecimientos mentales se manifiestan en su mayoría antes de los 14 años y que la mayoría de suicidios por ésta causa suceden entre individuos de 18 a 22 años, a éstos nunca les fueron detectados los padecimientos mentales, debido a la poca estructura e infraestructura médica dedicada a ésta especialidad de la medicina humana.
Cientos de enfermos mentales  son recluidos en anexos o centros de rehabilitación para adictos, en los cuales obviamente no son tratados como ellos necesitan y hay decenas de éstos sitios que lucran con las familias de éste vulnerable grupo. Mercenarios aprovechan la angustia e ignorancia de las familias para ofrecerles un lugar donde “los cuidarán” a cambio de jugosas sumas y dándoles un trato infrahumano.
Son menos de 50 los hospitales psiquiátricos públicos que hay en el país y  los profesionales dedicados a ésta especialidad son insuficientes y sus servicios no están al alcance de la mano de la sociedad en general.  Esos hospitales se concentran en ciudades grandes y progresistas del centro y norte del país, Chiapas por ejemplo carece de todo lo relacionado con la atención a la salud mental. Para reflexionar.
Al cierre de edición de ésta columna el menor Alejandro “N”  en su casa de la colonia Ampliación Shanká de Tuxtla Gutiérrez puso colofón a la conmemoración de éste día suicidándose por ser víctima de bulling escolar de parte de sus “compañeros” de escuela.   Solamente tenía 9 añitos de edad. Días antes hemos leído –como se leen ahora las noticias, solo por leer- que otro niño de 13 años se quitó la vida también en Tuxtla. Y constantemente sabemos de suicidas niños y adolescentes, incluso hay zonas de mayor incidencia como la frailesca, pero no hacemos nada al respecto. ¿Qué estamos haciendo mal en lo que queda de la figura de la “familia”? ¿Qué debemos hacer en los centros educativos? ¿Por qué el Estado omite esa responsabilidad?  ¿Ya no somos capaces de hacer felices a los niños? Punto y aparte.
Por cierto #justiciaparasinar  , ahí la llevamos.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

five + 20 =