Home Columnas Y sigue… tan campante / Comentando la noticia

Y sigue… tan campante / Comentando la noticia

Y sigue… tan campante / Comentando la noticia
0
0

Alfonso Carbonell Chávez

 

Estamos a días de que el gobierno de la Cuarta Transformación ofertado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, cumpla  cinco escasos meses y para muchos ya, me refiero a personas y grupos que inicialmente manifestaban su beneplácito por el cambio logrado en las urnas, de plano ya se les acabó el gas cuando no y es fácil advertirlo, la convicción y hasta la fe. Es cierto que mientras el combate al llamado “huachicol” que llegó a representar pérdidas al erario por cerca de 65 mil millones anuales, a poco menos de cuatro meses de implementada la estrategia  al robo de combustibles en el país, de 81 mil barriles diarios que se robaban incluso todavía en diciembre pasado, según las últimas cifras presentadas por el propio presidente, esta actividad ha reducido su impacto situándose en lo que va del mes de abril en 2 mil barriles diarios de sustracción de gasolinas. Es decir, que mientras en rubros sensibles de combate a la corrupción y algunos delitos relacionados las cifras muestran avances en ese sentido, el número de asesinatos enfocados en estados ya identificados con anterioridad, siguen mostrando cifras alarmantes que alcanzan en el primer trimestre de 2019 una cifra cercana a los 7 mil homicidios. Y vaya que nada se puede argumentar en contrario cuando eventos como los ocurridos en Minatitlán Veracruz y Comalcalco en Tabasco, arrojan un ataque contra civiles que departían en una fiesta de menos 11 muertos entre de esos menores de edad, en tanto en Tabasco una familia que viajaba en su vehículo, fueron igualmente cobardemente atacados registrando dos mujeres muertas y un bebé de escaso un año de edad herido y otro más menor aparentemente ileso.

 

Cierto ante lo evidente, las buenas intenciones no bastan. Sin embargo el mandatario nacional insiste y recuerda, que este es el país que nos dejaron; pobreza y marginación, impunidad e injusticias. Gobiernos que por décadas se dedicaron a saquear al país y se desentendieron de los más necesitados. Los jóvenes fueron abandonados a su suerte haciéndolos presas fáciles de la delincuencia organizada. Todo ello como signo distintivo de gobiernos corruptos que hicieron de la acumulación de riquezas y la extracción de recursos naturales, la fuente de inspiración de sus propuestas ideológicas traducidas en políticas de gobierno. Así la desigualdad en el país fue creciendo inversamente proporcional al enriquecimiento de unos cuantos. Y créamelo que nada tiene que ver esta reflexión propia, con política marxista o maoísta ni nada que se le parezca. Sin embargo no reconocer que el fondo que explica la situación de crisis que vive el país en todos los ámbitos y órdenes de gobierno, provienen de esa política y llámele usted como guste neoliberal o capitalismo salvaje, en la que los presidentes hasta el último de los burócratas de rango, sin olvidar la complicidad del sector privado nacional y extranjero, hicieron de este país un verdadero paraíso fiscal a la par uno con los más escandalosos niveles de corrupción e impunidad, y en el que lo más fácil para los políticos era robar insisto, ante el alto grado de impunidad cuyas cifras de terror y horror indicaban, que sólo se denunciaban el 5 por ciento de los delitos; aún peor, del total de delitos solo el 1 por ciento era castigado. Y si todo ello no explica el alto grado de violencia desatada en el país incluso ya en el nuevo gobierno, entonces es no entender y no querer reconocer que a tan solo cinco meses de gobierno, las viejas prácticas y la inercia delictiva se han desatado sobre todo ahora que existe la voluntad política de combatirla, es renunciar como sociedad a luchar por un cambio que nos incluye a todos por igual. Porque la verdad y dicho con todo respeto, lo que empieza a sobrar hoy es cobardía. Incluso aún entre los que siempre gritaron en voz baja la existencia de corrupción, impunidad, injusticia y desigualdad, que ahora se erigen, con  “sobradas” razones, en férreos críticos del nuevo régimen y por supuesto del presidente López Obrador.

 

No omito manifestar que no todo lo hecho por el presidente merece el aplauso, no. incluso y coincido con la visión presidencial, hasta resulta estimulante escuchar las voces en contrario. La libertad de expresión se garantiza reitera cada mañana, pero también insiste que tiene derecho de réplica. Con respeto eso sí les espeta a sus críticos. Es bueno el debate admite porque si no, confiesa, esto sería muy aburrido. Al parecer y con esto cierro, es que muchos de los que se consideran a sí mismos fifís o simplemente les cae en la punta el discurso vehemente y casi clerical del presidente, la forma incluso de lo pausado en sus mensajes, pudiera obnubilarles la verdadera esencia del contenido y fondo de sus acciones y propuestas. Pero de ahí a que consideren, aunque no lo digan abiertamente porque les faltan…argumentos de peso, que estábamos mejor cuando estábamos peor, es de lo más pusilánime que pueden mostrar al pueblo quienes se creen dueños de la verdad. Los que están en contra de la transformación para mí la primera de su tipo, cuando proviene de grupos de intereses económicos poderosos que ven cómo se les diluyen las posibilidades de seguirnos chingando, bueno pues, hasta están en su papel y no se entendería de otro modo. Pero de ahí a que decenas de periodistas lugareños incluso que han vivido siempre ninguneados por los gobiernos y sus áreas de comunicación social expresen su malestar por los modos del presidente, ¡carajo!, pos nomás no me cuadra. Mientras tanto y con el pesar de unos cuantos o de cientos ¡miles! si usted estima, la 4T va y el presidente; ¡Sigue tan campante! Me queda claro.

 

Ya de salida

 

Pues, nomás porque lo está uno viendo se cree y me refiero por supuesto, a la reaparición triunfal y hasta apoteósica de la maestra Elba Esther Gordillo Morales, mujer que ostentó en su momento, largo momento agregaría, uno de los poderes sindicales más importantes del país como el del magisterio nacional representado por el SNTE que es el ala oficial. Sin embargo para la comiteca, la vida y la realidad política le descubriría los velos del poder presidencial y ante la negativa rotunda de concebir y apoyar la reforma educativa de Peña Nieto al inicio de su sexenio, al pronunciar lapidaria sentencia de que dicha reforma “sobre su cadáver pasaría”, le agarraron la palabra y así la poderosa dirigente sindical, firmó de puño y letra su epitafio pues como solía ocurrir cuando los beneficiarios del sistema se querían brincar las trancas, de manera súbita aunque secreto a voces, el gobierno le encontró una larga lista de delitos cometidos contra del propio magisterio que dirigía como al fisco federal. Así el presidente contando con el aparato mediático a su servicio, a la maestra poco le faltó para convertirla en la criminal más buscada incluso por encima del Chapo Guzmán. Millonarias cuentas en dólares, propiedades por doquier incluso mansiones en los más exclusivos suburbios de ciudades en los Estados Unidos. Se le acusó de desviación de recursos, delincuencia organizada, asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita y por supuesto ¡un auto!, de formal prisión. Sin embargo a raíz de su excarcelación primero por problemas de salud y edad y una vez desechada las acusaciones por lo endeble de su procedimiento y pruebas, la maestra salió libre como gaviota. No contenta con ello, su primer mensaje fue retador respecto a recuperar el liderazgo magisterial que le fue injustamente arrebatado. Ya formó un nuevo partido familiar Redes Progresistas o algo así; es más ya salió a decirle al presidente que su propuesta de reforma de la reforma educativa es, una reformita. Ahora resulta según corre versión, que le serán devueltos todos sus bienes y cuentas bancarias, es decir, todo lo que en principio le habían incautado y señalado eran producto de la corrupción valió para puras vergüenzas. Qué es lo que viene para la profesora y para el propio magisterio nacional, la verdad es una incógnita abierta. Pero igual que harán los de la CNTE opositores históricos de doña Elba, igual difícil responder, aún. Pero la pregunta de mayor relieve creo sería; qué va hacer ahora el presidente Andrés Manuel con ese monstruo político revivido. Verdadero galimatías…// ¡Me queda claro! salu2

 

Asociación de Columnistas Chiapanecos A.C

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

five × 1 =