Home Columnas Voto narco / La Feria

Voto narco / La Feria

Voto narco / La Feria
0
0

Sr. López

 

En aquellos días, dijo el Pejesús a sus discípulos: -“No juzguéis, y no seréis juzgados; dad amnistías y seréis amnistiados…” Palabra de Peje (evangelio de San Andrés Manuel).

Los fariseos quedaron escandalizados y el Pejesús, agregó: -“Perdonad y seréis perdonados”. Y la gente se asombraba de tanta babosada.

Como siempre: el peor enemigo electoral del Pejehová es él mismo. No le bastó con la amnistía que otorgó públicamente a la “mafia del poder, el 16 de agosto de 2016 (por si no leyó La Feria de ayer, le repito: en el ciclo de conferencias “Era Familiar Princess 2016”, participaron -por separado-, Margarita Zavala, Carlos Salinas y don Pejemplar, quien en su turno, dijo (literalmente): “Les decimos a los integrantes del grupo en el poder que, a pesar del gran daño que le han causado al pueblo y a la nación, no les guardamos ningún rencor y les aseguramos que, ante su posible derrota en 2018, no habrá represalias o persecución para nadie. Declaramos esta amnistía anticipada, porque lo que se necesita es justicia, no venganza” (…) No puede decir el Pejehová que saca uno sus palabras de contexto. Él mismo puso en su página de Facebook que fue una ponencia de 18 cuartillas, en la que también dice que ante el miedo que por él sienten los actuales gobernantes “ante su posible derrota, en 2018, no habrá represalias o persecución para nadie”).

Este santo varón, Redentor de la patria, primero amnistió a la mafia del poder y antier, a la delincuencia organizada, durante un mitin en el municipio de Quechultenango, del que dice El Universal, “(es) señalado por ser el bastión de ‘Los Ardillos’, una de las bandas más violentas que operan en el estado”. Igual, el buen pastor de los tenochcas, dijo:

“Vamos a explorar todas las posibilidades, desde decretar una amnistía, escuchando también a las víctimas, hasta exigir al gobierno de Estados Unidos que lleve a cabo campañas para aminorar el consumo de drogas. Vamos a hacer todo lo que se pueda para que logremos la paz en el país; para que no haya violencia. Se debe perdonar si está de por medio la paz y la tranquilidad del pueblo…”.

Y sepa usted que en ese municipio, nadie quiere ser candidato a nada, por el miedo que le tienen a los narcos… con algo de razón, pues ahí mero, donde lanzó su arenga que incluye explorar la amnistía, apenas el 23 del mes pasado, fue asesinado el líder local de Movimiento Ciudadano, Armando López Solana, aspirante a alcalde del lugar. Con esos modos.

No se comprometió (como sí hizo con la amnistía anticipada” para la mafia del poder, como él define al gobierno actual en particular al PRI y al PAN, en general), pero sí dijo: “Vamos a plantearlo. Lo estoy analizando…”. Y por dejar en claro el asunto, insistió:

“Hay que hablar con los mexicanos, con todos, y hay que plantearles de que (sic) necesitamos la paz y que todos podemos ayudar a que haya paz en el país (…). Vamos a explorar todas las posibilidades, desde decretar una amnistía, escuchando también a las víctimas, hasta exigir al gobierno de Estados Unidos que lleve a cabo campañas para aminorar el consumo de drogas”.

Bueno, pues, ya lo sabíamos, ahora no queda duda: el peor enemigo del Pejehová es él. Él solito se mete el pie. Así como en la vuelta anterior, en 2012, decretó el castigo a la prensa y se negó a hablar con los capitalistas (¡fuchi caca!)… y se fue quedando solo, tanto que aunque los resultados de la elección lo hubieran favorecido (cosa posible y que nadie sabemos, ni sabremos), consiguió que fuera creíble que había quedado más lejos que de Calderón: por si no se acuerda, Calderón le sacó un escuálido 0.62% de ventaja; y Peña Nieto un 6.62%; o lo que es lo mismo: perdió por un margen 10.69 veces mayor que en 2006. ¿Ahora, qué?, después de amnistiar (ilegalmente), a todos los corruptos, como ya hizo en agosto del año pasado; y de decirnos a todos los sonrientes integrantes del peladaje que está pensando en darle amnistía a la delincuencia organizada, ¿qué… tercer lugar… cuarto? Son centenares de miles los ofendidos por la narco violencia… ¿se van a quedar tan frescos?… o sea: si Andrés Manuel de Asís predica el perdón, ¿ya?… no parece.

Mucho le dolía al Pejecutivo Legítimo que dijeran en sus campañas anteriores que es un peligro para México. Ahora sabemos que sí lo es: no tiene el Presidente de la república facultad alguna para amnistiar a nadie. Váyase enterando don Pejeremías.

Jurídicamente, amnistía es ‘olvido’ (del griego “A Mnesis”) y eso, olvidar, es exactamente lo contrario al perdón, es borrar el hecho delictivo, no es el perdón que predica desde su nube don Pejesús, pues el que perdona, recuerda (¿si no, qué perdona?).

Ninguna constitución de las que hemos tenido da esa facultad al Presidente: en la de 1824 (artículo 50, fracción XXV), era facultad exclusiva del Congreso General; lo mismo en Las Leyes Constitucionales de 1836 y las Bases Orgánicas de 1843; igual en la 1857 (artículo 72-XXV) y en la actual, de 1917 (artículo 73-XXIII). En todas es facultad del Congreso de la Unión, que en cada caso emite una ley particular que promulga el Presidente.

En toda nuestra historia el Congreso ha emitido 5 leyes de amnistía (durante las presidencias de Juárez, Lerdo de Tejada, Cárdenas, Ávila Camacho y Echeverría). Es cosa muy seria, por eso es tan escasa y aún otorgada, vale solo si el amnistiado repara el daño (va a estar fácil con los narcos que aparte de su negocio con las drogas, cobran piso, secuestran, decapitan, desaparecen y ‘pozolean’ gente, va a estar fácil).

Ahora que tal vez don Pejesús quiso decir “perdón”, pero menos aplica pues eso solo lo puede otorgar el ofendido, exclusivamente para delitos que se persigan por querella (no los de oficio, como asesinar, por ejemplo).

El Redentor de la patria quiere un país en paz, eso está muy bien, pero es con la ley, no saltándose al Congreso (ahí que le avise alguien que lo quiera)… o a lo mejor lo está pensando… o ya hizo cuentas y calcula que ahora sí gana si amarra el voto narco.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 1 =