Home Columnas Velasco y su primer año de inmunidad presidencial / En la Mira

Velasco y su primer año de inmunidad presidencial / En la Mira

Velasco y su primer año de inmunidad presidencial / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

Más de un año ha transcurrido desde la salida de Manuel Velasco Coello del gobierno de Chiapas y todo parece indicar que sus protectores le han apostado a la impunidad, la resignación y el olvido. Así se fotografía, ahora como Senador, con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, como si nada hubiese sucedido en Chiapas durante los seis asfixiantes años de su administración.
Y aunque parezca trillado insistir con el tema y algunos acusen intensiones paranoicas para manchar la imagen de Obrador con las críticas hacia Velasco, lo cierto es que la heridas dejadas por la corrupción, los abusos de poder y el desfalco a la arcas estatales heredadas por el “gobierno verde” aún están demasiado frescas.
Apenas este miércoles la periodista Claudia Lobatón y el noticiero Meganoticias dieron a conocer la historia de la “obra fantasma” supuestamente realizada en el camino a la comunidad Embarcadero Jericó, del municipio de Villa Corzo. Se trata de una carretera que el gobierno de Manuel Velasco reportó a la Federación como concluida, pero nunca fue realizada.
A la obra, gestionada por los propios pobladores mediante constantes protestas de solicitud, se le asignaron un total de 68 millones de pesos para la pavimentación de 16 kilómetros. Se debía iniciar en 2015 y concluir a más tardar en un año, no obstante sólo se ejecutó un kilometro del proyecto. El resto del caminó apenas fue aplanado, dejándolo en las mismas condiciones de terracería.
La carretera fantasma al Embarcadero Jericó es un ejemplo de las obras, proyectos y programas sociales que solamente fueron “reales” en los documentos de comprobación hacendaria. Tan sólo en junio de 2017 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades por alrededor de 409 millones de pesos en un supuesto convenio de colaboración realizado entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), entonces encabezada por Gerardo Ruiz Esparza, y el gobierno de Velasco Coello.
Sin embargo de poco sirvieron los hallazgos reportados por la Auditoria Superior durante los últimos años del sexenio pasado; apenas en julio del año pasado, durante el primer año de la nueva administración federal, los nuevos responsables de la ASF decidieron declarar como “solventadas” gran parte de las irregularidades detectadas al gobierno verde durante los años 2015, 2016, 2017 y 2018.
Documentación con evidentes inconsistencias y dudosas fotografías como únicas “pruebas” para comprobar millonarios gastos fueron suficientes para que la Auditoría Superior de la Federación solventara y perdonara la comprobación de más de 680 millones de pesos destinado (durante el 2016) al programa social “Bienestar, de Corazón a Corazón” que la administración de Manuel Velasco Coello simplemente no pudo comprobar a cabalidad.
Sobre el ex gobernador chiapaneco todavía pesan duros señalamientos de corrupción, endeudamiento, saqueo y abuso de poder que lo persiguen incluso después de haber dejado la gubernatura. Deudas a proveedores, salarios adeudados a docentes desde 2016, una ola violencia desatada por el Partido Verde en las zonas indígenas que dejó muerte y más de cinco mil desplazados, además de evidentes irregularidades durante proceso de reconstrucción tras los terremotos de 2017, son la herencia turbia del “gobierno verde” que no han sido suficientes para arrebatarle la inmunidad.
Aunque duela aceptarlo a los más acérrimos seguidores de la denominada 4T, resulta innegable que Velasco mantiene su inmunidad por que sigue sirviendo a los intereses de Obrador. Como negociador, financiador y aliado durante la campaña política, o como interlocutor ahora en el Senado, ha sabido jugar “sus cartas” para salir ileso del cochinero dejado en Chiapas y mantener así la impunidad presidencial, burlándose del pueblo chiapaneco sin la menor preocupación… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 − four =