Home Columnas ¿Vandalismo o Desesperación? / Polígrafo Político

¿Vandalismo o Desesperación? / Polígrafo Político

¿Vandalismo o Desesperación? / Polígrafo Político
0
0

Darinel Zacarías

“Los morenos culpan a los morados, los verdes a los amarillos. Los rojos gritan: “¡me defiendo!” los verdes dicen: “yo no he sido”. Y mientras tanto tú, cambiando de champú (…) Mientras los políticos estrechan sus manos y brindan con champan”
Joaquín Sabina

La efervescencia política está a todo lo que da. La advertencia es que a ocho días de la fiesta electoral, los ánimos se caldean.
No sólo se habla de coacción del voto o de la compra, se viven otros sobresaltos más. Actos de violencia y desesperación. Los interés que se mueven son muchos.
Sí, hechos vandálicos y enfrentamientos son lo que predomina. Los pactos de civilidad se convirtieron en meros formatos.
Fotografía y demagogia. Nadie respeta a nadie y todos juegan el papel de ejecutores de la ley. El propósito es acaparar territorio.
Los candidatos a cargo de elección popular son quienes lo fraguan. Actúan bajo la clandestinidad y utilizando testaferros. Quieren llegar al poder, por la vía que sea y como sea.
Ávidos de tener la cuota de poder. Son maquiavélicos y perversos, nadie hace nada sin que ellos instruyan a la horda de vándalos que trabajad a su merced. Ejemplos hay muchos y eso prende las alarmas.
Tuxtla Chico, en su momento Esaú Guzmán alertó a las autoridades de la perfidia  de sus adversarios. Y la destrucción de su material de propaganda. Lo que avivó y puso tenso el ambiente este fronterizo municipio.
En Tapachula, también las bardas del candidato Enrique Zamora Morlet fueron borradas por grupos antagónicos, que a toda costa quieren detener al joven político.
En Cacahoatán, el horno no está para bollos y es una de las plazas más delicadas, electoralmente hablando. Aquí la perversidad abunda a cantaros, quieren a cuesta de lo que sea, frenar y vilipendiar a Carlos Enrique Álvarez.
Son grupos de choque, quienes operan a salto de mata. Han manchado las bardas del abanderado del PVEM, quemado lonas, destruido escenarios previos a  mítines políticos, amenazado gente humilde y una serie de tracalerías más.
En Unión Juárez, la operación mapache está a la orden del día. Grupos de todos los partidos y colores han conformados brigadas para salvaguardar y cuidar a sus promovidos.
El escenario es tenso, nadie debe sentirse aludido. Todos están utilizando los recursos y tretas  para cuidar el voto ciudadano.
Las alarmas están prendidas, las autoridades deben ya desplegar un operativo en este atlas donde existen focos rojos, afín de prever un percance que luego se tenga que lamentar.
Son las diversas corporaciones las que deben implementar acciones preventivas para brindar seguridad.  Además de que permitirá que haya un proceso electoral libre, equitativo y confiable.
Finalmente la guerra de lodo y barro en las redes sociales, es la nueva estrategia para embestir, desacreditar y envilecer.
Son ensarapados que bajo el anonimato se visten de pavura para que a través de los canales ciernecitos, tiren ira, frustración.
Algo queda claro, los que se dedican y le apuestan a la desestabilización, son los que saben  que el resultado de las urnas no les va favorecer. Están ya en la lona. Soterrados y ¡Preñados!
¿Quién dijo que tengo sed?

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

sixteen − 13 =