Home Columnas UJAT: fin de una era / De Primera Mano

UJAT: fin de una era / De Primera Mano

UJAT: fin de una era / De Primera Mano
0
0

Rodulfo Reyes

La designación que hizo ayer la Junta de Gobierno de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco de Guillermo Narváez Osorio como rector para los próximos cuatro años, marca el fin en la UJAT de una época caracterizada por la permanencia de un grupo político que no ha rendido cuentas en por lo menos dos décadas.

La noche del miércoles, quien era el favorito para suceder a José Manuel Piña Gutiérrez fue electo por unanimidad de votos para el período 2020-2024, dejando atrás a la secretaria de Servicios Académicos, Dora María Frías Márquez; y al director de la División Académica de Ciencias Biológicas (DACB), Arturo Garrido Mora.

Ningún integrante de ese cuerpo colegiado se manifestó a favor de estos últimos, lo que demuestra el grado de operación política para sacar sin contratiempos la sucesión en la casa de estudios.

Tras rendir protesta, el exsecretario de Educación admitió estar consciente de la responsabilidad que asume, y se comprometió a llevar a la institución “al lugar que su historia le demanda y que la sociedad tanto requiere y necesita”.

Lo que más llamó la atención fue su aseveración de que no busca empezar “una cacería de brujas”, pero sostuvo que actuará con firmeza contra quienes hayan incurrido en alguna irregularidad.

“Quiero decirles que no soy ajeno a los problemas que hoy aquejan a la universidad, estoy plenamente consciente de todos y cada uno de ellos, por lo cual tengo claro el diagnóstico; sin embargo, estableceré en los próximos días los puentes necesarios para que entre todos construyamos la universidad que queremos; los que conocen mi actuar saben que procederé siempre fiel a mis principios y convicciones e ideales, no busco hacer una cacería de brujas, pero tampoco puedo hacer lo mismo en donde haya que actuar con firmeza, (pues) sería incongruente demandar que la universidad sea ejemplo de la sociedad si la casa no está limpia”, advirtió.

Metido en el tema del combate a la corrupción, afirmó que ‘limpiará’ el nombre de la UJAT para que nunca más sea motivo de escándalos.

“Tengan la seguridad que todos quienes hayan actuado correctamente podrán estar tranquilos, y también quienes no tengan la certeza de que actuaron de manera correcta, actuaremos en consecuencia; hoy más que nunca será un imperativo limpiar el nombre de nuestra universidad, que nunca más seamos noticias por escándalos, que nunca más se hable de los escándalos de la universidad, y que si se tiene que hablar de la universidad, se hable de logros de los académicos y de profesores y alumnos de alto nivel, no puede ser la universidad el centro que genere noticias que lastiman el orgullo universitario”, subrayó.

El notario con licencia se comprometió a manejar de manera responsable los recursos, reveló que realizará una auditoría a la administración saliente, y prometió que jamás va a involucrar a la institución en casos como la llamada ‘estafa maestra’.

Ayer, el exrector Piña Gutiérrez le respondió que “no hay nada que temer”.

Narváez Osorio adelantó que el nuevo director jurídico de la universidad será Rodolfo Campos Montejo, expresidente del Tribunal Superior de Justicia, quien también aspiró a dirigir los destinos del ‘alma máter’ durante el gobierno de Andrés Granier Melo.

También informó que Armando Vélez Téllez ocupará la Secretaría de Finanzas, mientras que Rubicel Cruz Romero será removido como secretario de Servicios Administrativos, aunque será acomodado en otra posición.

¿Cumplirá?

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

six + 1 =