Home Columnas Tabasco: verano peligroso / De Primera Mano

Tabasco: verano peligroso / De Primera Mano

Tabasco: verano peligroso / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

El linchamiento de cuatro presuntos ladrones en una comunidad de Macuspana –tres fueron colgados bajo la sombra de un árbol de mango–, es la respuesta del pueblo a la ola delictiva en Tabasco, pero también es una probadita del problema que habrá de heredar la administración de Adán Augusto López Hernández.

            La justicia por mano propia es una actitud que debe reprobarse; matar al que delinque es una conducta criminal que merece castigo.

            Las tres individuos –uno era menor de edad– que fueron ahorcados como en la santa inquisición –el cuarto fue ultimado a garrotazos y luego arrastrado en un vehículo hasta serle desfigurado el rostro–, fueron “acusados” de hurtar una moto, y de ser los responsables de robos y asaltos en esa región de aquel municipio.

            En los últimos tiempos las “ejecuciones” de presuntos delincuentes a manos de tabasqueños ha sido una estampa de la vida tabasqueña. Pero a nombre de la “justicia ciudadana” se han cometido abusos, si bien privar de la vida a una persona ya constituye en sí una violación a los derechos humanos, como cuando hace dos años trabajadores de una empresa encuestadora iban a ser asesinados en Centla, bajo el señalamiento de ser “maleantes”.

            Agresiones como las que sufrieron los cuatro sujetos en Macuspana son resultado del clima de violencia que padece el Edén, en donde a diarios hay “ejecuciones” relacionadas con el crimen organizado, lo cual genera un sentimiento de miedo en la sociedad.

            Pero como no hay manera de enfrentar a los comandos, el pueblo se desquita con los delincuentes comunes.

            La postal de los colgados en Macuspana y el cuerpo del cuarto presunto delincuente con el rostro desfigurado por los golpes, es un serio llamado de atención a las autoridades.

            Más que ver el aumento de la delincuencia como resultado de la terrible crisis de desempleo que afecta al estado por el derrumbe de la actividad petrolera, se debe pensar en mecanismos para involucrar a la sociedad en el combate a este flagelo.

            También el equipo de seguridad del mandatario electo Adán Augusto López Hernández debe prender la alerta por el estado que recibirá el 31 de diciembre próximo: los tabasqueños quieren paz y se la exigirán al siguiente gobierno, sin tomar en cuenta que recibió un Tabasco escrito con letras rojas.

            Por lo pronto, a la Secretaría de Seguridad Pública federal llegará el general retirado Audomaro Martínez Zapata, quien fue titular de la policía preventiva estatal en los primeros tres años de la administración de Arturo Núñez Jiménez.

PARA SU INFORMACIÓN…

LA FERIA DEL Empleo ‘Trabajando juntos por Centro 2018’, cuyo propósito es abatir la falta de trabajo en territorio tabasqueño, fue inaugurada por el gobernador Arturo Núñez, quien resaltó el mecanismo puesto en marcha por el Servicio Nacional de Empleo Tabasco (SNET) y el ayuntamiento de Centro, a fin de servir como punto de encuentro entre la oferta y la demanda de trabajo. “Uno de los satisfactores más escasos en Tabasco, a causa de la crisis petrolera y toda su secuela, ha sido el empleo, por lo que estas iniciativas merecen respuesta de la ciudadanía que aquí puede encontrar la oportunidad de colocarse en alguna actividad remunerada”, dijo. La alcaldesa capitalina Casilda Ruiz Agustín subrayó que el evento muestra que trabajando juntos se pueden resolver los problemas de la población. “Servimos de enlace entre las empresas y la ciudadanía para mitigar el grave problema del desempleo en el municipio y el estado”, puntualizó.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 2 =