Home Columnas Soberbios / De Primera Mano

Soberbios / De Primera Mano

Soberbios / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

El desplante jactancioso del ex futbolista Cuauhtémoc Blanco de que ganó la gubernatura de Morelos por él y no por Andrés Manuel López Obrador no es nuevo. En Tabasco se viene presentado desde 2012 que el hoy presidente electo empujó al PRD para alzarse con la gubernatura.

            El caso más conocido es el de Humberto de los Santos Bertruy, que logró la alcaldía de Centro pese a ser un oscuro priísta. El ex edil solía decir que si había derrotado con holgura a Luis Felipe Graham Zapata, que era más popular que Jesús Alí de la Torre, entonces abanderado a la gubernatura, fue porque “algo (de popularidad) tenía yo”.

            El ex novio de Galilea Montijo es venerado entre los seguidores del Club América, que, según algunos sondeos, representan alrededor de la mitad de los mexicanos que gustan del fútbol.

            Pero de esa gloria entre la afición águila a que sea un político con presencia entre las masas, hay un trecho.

            Blanco se hizo de la administración morelense porque fue candidato de Morena, como muchos otros políticos cuyo triunfo se fincó en AMLO.

            En el Edén había la certeza de que López Obrador arrasaría en las elecciones del 1 de julio, pero muchos analistas tenían la duda de si algunos abanderados lograrían subirse a ese efecto, en virtud del peso que arrastraban.

            Pero ya se vio que la hecatombe fue general, que el nombre del de Tepetitán remolcó parejo, que el ciudadano no se puso a analizar trayectorias y que le dio el voto a los seis que aparecían en las boletas, como lo pidió el mesías, sin importar prestigios manchados.

            La soberbia de Blanco también se respira en Tabasco. Un botón: en la madrugada del lunes 2 de julio, cuando ya se conocía en todo el mundo el triunfo de AMLO, en el hotel de Tabasco 2000 en el que Adán Augusto López Hernández daría un mensaje a sus seguidores, uno de sus colaboradores en materia de prensa presentaba a dos operadores, a quienes les daba el título de “artífices de la victoria” del ganador de las elecciones para gobernador.

            Así hay muchos políticos que siguen creyendo que el triunfo de Morena fue posible por su “valiosa” participación.

            La realidad es otra: así como en 2012 el PRD se benefició del arrastre del tepetiteco, en 2018 a Morena le favoreció el mismo efecto.

            En 2021 que López Obrador ya no participe en la jornada intermedia, se va a ver el verdadero valor de los que ahora conquistaron plazas con prestigio ajeno.

PARA SU INFORMACIÓN…

EL RESCATE DE la infraestructura de educación física en el sector es un compromiso cumplido en Tabasco, afirmó el gobernador Arturo Núñez Jiménez durante una gira por Centro, en donde inauguró un conjunto de obras en la materia, infraestructura carretera y salud, por más de 539 millones de pesos, destinados para impulsar el desarrollo de la capital tabasqueña, así como las zonas suburbanas y rurales de municipio. El mandatario entregó 79 escuelas modernizadas, incluida la primera etapa de la Ciudad del Conocimiento de la UJAT, y subrayó que a tres meses y medio de que concluya su gestión, el programa de reconstrucción, mantenimiento y creación de nuevas escuelas permitió atender aquí 89 por ciento de los planteles registrados en todos los niveles de enseñanza, nueve por ciento más de la meta programada.

EL TEMA DE la relación prensa-gobierno es pantanoso. Por eso tratar de revivir cuando el régimen priísta se le iba encima a la izquierda representada por AMLO, es ocioso. Y más cuando el mensajero de ahora también lo fue del ayer.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

nine + 7 =