Home Columnas Siete chiapanecos se perfilan por la vía independiente al Congreso de la Unión / En la Mira

Siete chiapanecos se perfilan por la vía independiente al Congreso de la Unión / En la Mira

Siete chiapanecos se perfilan por la vía independiente al Congreso de la Unión / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

Si las tendencias no cambian y el Instituto Nacional Electoral (INE) así lo confirma en Chiapas serán siete candidatos por la vía independiente (seis a diputaciones y uno al Senado) quienes contenderán el próximo año a los cargos federales de elección popular. Sin embargo, es justo la inminente participación del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía la que mayor controversia apunta a generar en la contienda.
De acuerdo al último reporte emitido por el INE, el pasado jueves 21 de diciembre venció el plazo para los aspirantes a candidatos independientes con miras a una diputación federal. De los 165 inscritos a nivel nacional sólo 63 lograron reunir la cantidad de apoyos mínimos requeridos y validados dentro de la Lista Nominal.
En el caso específico de la entidad chiapaneca fueron seis las personas que superaron el lumbral de las firmas estipuladas: Obrilfrido Gómez Álvarez del Distrito 10, Osiel Montes Alegría del Distrito 7, Abraham Gregorio Aguilar Moreno del Distrito 11, Fernando Rodríguez Ozuna del Distrito 6, Víctor Faustino Amezcua del Distrito 5 y Juan Gabriel Robles Ballinas del Distrito 1.
Se trata, sin duda, de nombres bastante desconocidos hasta el momento, pero que seguramente comenzarán a cobrar notoriedad con el avance de la contienda. Llama la atención la ausencia de mujeres entre los aspirantes. De la dos chiapanecas inscritas al proceso de recolección de apoyos nominales, la de mejor posición (María Esperanza Choel Lacorty del Distrito 12) apenas logró la recolección de 433 firmas.
Pero es el caso del ex gobernador Pablo Salazar el que ha captado los mayores reflectores en el tema. El controversial ex mandatario decidió contender finalmente por la vía independiente a pesar de las ofertas hechas por varios partidos para facilitarle la candidatura al Senado de la República. El proyecto de resurgimiento político formal para Salazar Mendiguchía lleva más de tres años en curso. No es un asunto improvisado.
La figura del primer gobernador chiapaneco no emanado de una coalición priista genera innegablemente pasiones encontradas. Existe un numeroso sector que guarda los más profundos rencores y resentimientos contra el ex mandatario por los abusos recibidos durante su sexenio; pero también hay un nutrido grupo poblacional que, incluso, añora los tiempos de Mendiguchía. Y es que, ahondar entre los pros y contras de su administración siempre concluye en interminables debates.
En su nuevo objetivo político Pablo Abner Salazar Mendiguchía ha logrado 58 mil 588 firmas recabadas de un total de 68 mil 336 que necesita. Tiene hasta el momento el 86 por ciento de avance, con un total de 51 mil 482 apoyos verificados en la Lista Nominal. Es el tercer aspirante al Senado que más firmas de apoyo ha recabado en el país, sólo por detrás de José Pedro Kumamoto Aguilar de Jalisco y Raúl González Rodríguez de Nuevo León. Nada más y nada menos.
Faltando casi un mes para que concluya el periodo de recaudación de apoyos las posibilidades de Salazar Mendiguchía parecen abrumadoras. Necesita menos de 10 mil de las casi 60 mil firmas requeridas y los tiempos resultan evidentemente holgados para el ex gobernador. Si la tendencia no cambia Pablo Salazar podría contender como el primer candidato chiapaneco independiente al Senado de la República, de los trece que hoy tienen alguna posibilidad de alcanzar los apoyos necesarios.
La circunstancia resulta nada agradable no sólo para sus inminentes contendientes, sino también para sus añejos enemigos. Salazar será, sin lugar a dudas, un interesante elemento dentro de la contienda electoral que se aproxima. Un vieja figura que regresa para generar fuertes dolores de cabeza a los nuevos protagonistas de la política local que, en una de esas, hasta podría sorprender arrebatando un escaño en el Senado a los grandes partidos y coaliciones… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

three × five =