Home Columnas Se destapan corruptelas en la Unich / Código Nucú

Se destapan corruptelas en la Unich / Código Nucú

Se destapan corruptelas en la Unich / Código Nucú
0
0

César Trujillo

Más de 20 días lleva en paro laboral la Universidad Intercultural de Chiapas (Unich) y las vejaciones continúan auspiciadas por personajes que dicen ser enviados del gobernador Manuel Velasco Coello. Desde el emplazamiento a huelga a la fecha, continúan el abuso de autoridad, acoso laboral, las pretendidas rescisiones, pseudodestituciones de puestos de confianza de personal administrativo y académico, y las nuevas contrataciones a modo.

En un comunicado del Comité Ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas (SUTUNICH) han sindicado a Karen Anahí Ballinas Hernández como la persona que usa el nombre del gobernador de Chiapas y quien se presenta como enlace del Gobierno, para poder cometer, de manera libre, un sinnúmero de violaciones con la única finalidad de cubrir información y ver el modo en el que se oculten cifras de varios ceros que no cuadran con la realidad (curiosamente  a Karen Anahí se le vincula al doctor Ramón Guzmán Leyva, hombre cercano a Manuel Velasco).

Los denunciantes señalaron que les han bloqueado las cuentas de correo electrónico institucionales de quienes han trabajado para el bienestar de la Unich bajo la legislación. Y ojo porque en dichas cuentas se guarda información confidencial sobre las  claves bancarias, los códigos de seguridad de las declaraciones patrimoniales, usuarios y contraseñas de Conacyt, Prodep y SEI, entre otros. Derivado de ese movimiento turbio, el Comité Ejecutivo se deslindó “de todo acto que altere datos institucionales mediante el uso de estas cuentas de correo y el acceso al Sistema Integral de Servicios de Información (SISI)”. La gravedad del problema atrajo ya supuestas observaciones de la Contraloría General del Estado.

Tal parece que la intentona de boicotear a los trabajadores radica en cubrir los ilícitos cometidos desde abril 2014 a la fecha, en donde termina embarrado hasta Bayardo Eduardo Molina Hernández, junto a quien señalan como su abogado General de nombre Ángel Gabriel Pérez Morales y sus esbirros Zohet Anani Domínguez López y Édgar R. Rodríguez Morales. Para tal fin, quienes están solapando las corruptelas buscan iniciar clases extramuros cuando no existen las condiciones para ello, lo que podría detonar en un problema mayor.

En el comunicado se puede consultar una lista, tomada del portal de Transparencia para observar la opacidad que caracteriza a las rectorías y sus equipos administrativos, jurídicos y de planeación, que muestran una serie de ilícitos en los que se despilfarraron un millón 700 mil pesos del Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Instituciones Educativas (Profocie) en la legislación universitaria que sigue obsoleta y en la compra de un Sistema Orión que no funciona.

A este monto se le deben sumar los 7 millones de pesos en los que recurre la casa de estudios por la omisión del funcionamiento del Comité de Fideicomiso Programa para el Fortalecimiento de la Calidad Educativa y que, pese a traer observaciones del Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado (OFSCE) en el año 2015, se repitieron los mismos problemas en el ejercicio 2017.

Lo mismo sucede con el Programa de Expansión a la Oferta de Educación Superior (PROEXOES) de los años 2015 y 2016 cuyos montos son de 10 millones 596 mil pesos el primero y 6 millones 733 mil pesos que estaban destinados para terminar obras y que aparecen “justificados” como gastos “en garrafones de agua (que no se surten en ninguna oficina), papelería (que no se distribuye) y mantenimiento de vehículos sin especificar número de placas”.

Tampoco se aclara la dilatación del ejercicio de recursos del Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa (PIEE) por un millón 131 mil pesos que debió ser empleado en la compra de “proyectores destinados a aulas y material didáctico para el aprendizaje de las lenguas”, más el desvío del recurso del Programa de Apoyo al Desarrollo de la Educación Superior (PADES) por 560 mil pesos que según usaron para cursos de capacitación a administrativos, excluyendo a la comunidad estudiantil de la Unidad Las Margaritas.

Eso sin olvidar que no se realizó la ejecución de recursos del Fondo de Aportación Múltiple (FAM) por 400 mil pesos que es para salvaguardar la integridad de estudiantes en caso de presentarse fenómenos naturales. Así, el total de dinero de la Unich que fue desviado, mal empleado o que se encuentra en alguna otra cuenta bancaria y que tratan de que no se sepa, quitando del camino a los que pueden denunciar, asciende a la cantidad de 28 millones 120 mil pesos.

Al desvío de recursos se le suma que eliminaron plazas aprobadas por la Secretaría de Hacienda con base en el organigrama institucional, lo que constituye un delito. Asimismo, hay plazas de tiempo completo frente a grupo de personajes enviados de la Judicatura y aviadores entre los que destaca César Alejandro Domínguez Gutiérrez, a quien identifican como aspirante por la vía independiente a la presidencia municipal de San Cristóbal de Las Casas.

Y la cosa no para ahí, pues existen autocomisiones viaticadas de la Secretaría Administrativa que son apócrifas y carecen de firmas, sellos, informes, presentando una alteración de montos para gasolina, viáticos y casetas, sin omitir que la licitación de adquisiciones incumplió la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, y cuyos contratos dejan en total indefensión a la Universidad.

Así, tal parece que el saboteo de las cuentas, las intentonas de despido, las amenazas, los chantajes y toda clase de triquiñuelas creadas por gente de Gobierno, lleva el fin de desaparecer o cubrir todas estas anomalías en las que se deberían fincar responsabilidades y meter a la cárcel a quienes resulten responsables. Hacen bien los denunciantes en solicitar a las autoridades competentes, un peritaje, rastreo del sistema y el castigue a quienes a nombre del gobernador Manuel Velasco Coello han realizado. Aunque siendo honestos, viendo el historial de este gobierno verde y los destrozos causados en todo Chiapas, todo indica que se tapan con la misma cobija y buscar sepultar su batidero dejando indefensos a los sindicalizados.

Manjar                                                          

Eduardo Campos asumió la titularidad de la Secretaría de Educación que tenía, hasta el día de ayer, el ingeniero Roberto Domínguez Castellanos. Mientras Lalo sube un escaño y se alista para afrontar y enfrentar los problemas que sacuden a dicha dependencia con los adeudos a profesores idóneos, entre otros más, pasando de la Subsecretaría de Educación Federalizada a la cabeza, Roberto Domínguez camina con miras al 2018, según se presume. Dicen sus allegados que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ya le tiene apartada una curul. Ojalá sea una pluri, porque de otro modo difícilmente llega. #YaVeremos // Eduardo Ramírez Aguilar fue evidenciado en breve texto e imágenes por Excélsior. Lo sindican de hacer más de 30 vuelos en menos de tres meses en un Jet Hawker 800 privado para trasladarse a la ciudad de Toluca, cuyo costo de alquiler oscila en más de 250 mil pesos. Ni tardo ni perezoso, Lalo se detuvo en carretera rumbo a Pijijiapan para “aclarar” muy a su estilo la situación. Desinformado (pero lleno de dignidad) retó a un candidato a que le rasque y a sus colaboradores a meterle más ingenio a lo que él considera ataques. El dedo en la llaga fue puesto. La guerra sigue en pie. #PeoresCosasSeVerán // La recomendación de hoy es el libro Narraciones extraordinarias de Edgar Allan Poe y el disco de Screaming for Vengeance de Judas Priest. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

 

César Trujillo

Poeta y periodista

9611678136

@C_T1

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

thirteen + one =