Home Columnas Resucitar muertos / La Feria

Resucitar muertos / La Feria

Resucitar muertos / La Feria
0
0

Sr. López

“In altepetl inon campa tlahueyican campa inochtin ceihquiyome ihuan inochtin cepan tequitih”… ¿ah, verdad? no entendió nada (por no obedecer a la autoridad), ahí dice: “Programa General de Desarrollo del D.F. para el periodo 2007-2012”, primer documento oficial de la capital nacional, traducido al náhuatl por disposición del Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, don Marcelotzin Ebrard Casaubón, quien en febrero de 2007, hizo obligatorio para los empleados de la hoy CdMx, el aprendizaje del náhuatl, (http://eluniversalgrafico.com.mx/75492.html), mandato extensivo a los empleados de la Asamblea Legislativa y a los del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

 

Han pasado 10 años, seguro que ya todos los jueces, secretarios, fiscales y defensores de oficio, dominan esa lengua, lo que permite que los detenidos exijan su derecho a que el nuevo sistema penal acusatorio se les aplique en náhuatl; si no: se viola su derecho a un juicio justo (en una lengua que desconocen, el español)… y ¡pa´fuera!

 

Iba en serio el Marcelotzin: ordenó que a partir del curso 2008 (BBC Mundo, 4 de mayo de 2007, nota de Mariusa Reyes), “todas las escuelas primarias públicas de la capital mexicana y como parte de su programa de estudios, los niños tendrán que aprender náhuatl”. ¡Allá ellos!, los que desaprovecharon el tiempo aprendiendo lenguas inútiles como el español (bien) y el inglés (aunque sea mal)… allá ellos.  

 

Es más: si usted es empleado del gobierno de la capital del país y hubiera obedecido a don Marcelotzin, no solo hablaría náhuatl, sino que estaría sano y fuerte, pues también dispuso que el lunes era “obligatorio el uso de bicicleta”… está usted panzón por desobediente.

 

Ese es el Ebrard. Lo que pasa es que se nos olvida todo. Marcelotzin, el señor que habla moviendo la mandíbula de lado (como la gente fina), el señor de las puntadas, el que canceló “Acapulco en la azotea” e instaló playas artificiales en la capital del país (en verano), pistas de patinaje sobre hielo (en invierno), para que no quedara ni un solo tenochca con la frustración de no tener donde practicar ese deporte tan arraigado entre los aztecas, y la estatua de un azerí (de Azerbaiyán), Heydar Aliyev en el Parque de la Amistad, personaje del que José Sarukhán, Jean Meyer, Homero Aridjis y Andrés Lajous, le hicieron saber había sido un dictador de lo peorcito, destacado y sanguinario miembro de la GKB, afamado violador de los derechos humanos (cualquiera se equivoca, no hay que ser tan exigentes, además, Azerbaiyán ni aparece en el diccionario náhuatl-español).

 

Don Marcelotzin, el mejor alcalde del mundo, el hombre de sólidas convicciones políticas, que por eso fue del PRI (1977-1995); del Partido Centro Democrático (1999-2000); del PRD (2000-2015); de Movimiento Ciudadano (2015); ahora de Morena y también diputado federal del PVEM sin afiliarse en 1997 (56 Legislatura), para declararse diputado independiente en 1998. ¡Ajúa!

 

El Ebrard que declaró a Luis Prados (El País, 23 de septiembre de 2012), que en cuanto entregara el gobierno de D.F., refundaría el PRD y buscaría la presidencia del país para el 2018 (que es este año), para lo cual se dedicaría a recorrer toda la república, aunque luego consideró más saludable irse a residir a París, cosa que tampoco se le puede reclamar: ni que fuera adivino y supiera que iba a estar a punto de ir a dar a la “teilpiloyan” (cárcel en náhuatl, lo traduzco por usted, no por él que seguro lo sabe), por las calumnias de que lo hicieron objeto por lo de la Línea Dorada del Metro, la 12, esa que no costó 15 mil millones como dijo, sino 25 mil millones (un 66% de más de costo escandaliza solo a los mal pensados).

 

Línea Dorada, que luego resultó que se construyó mal y tuvo que suspender el servicio más de cuatro meses en 11 de sus 20 estaciones; y cuyos 30 trenes en lugar de fabricarlos en México, don Marcelotzin los rentó de manera directa a una empresa española (CAF), por un plazo de 15 años por 20 mil millones de pesos (15 mil millones más que los precios normales de la CAF; 12 mil millones más caro que la oferta de otra empresa, Norinco Internacional)… y tan algo andaba raro en esto, que la propia empresa CAF, interpuso una denuncia ante la Contraloría General del Distrito Federal, a fin de “evitar la realización de actos de difícil o imposible reparación (…) toda vez que existen o pudieran existir actos contrarios a las disposiciones de la Ley de Adquisiciones para el Distrito Federal y de su Reglamento” (nota de Elva Mendoza , Contralínea, julio 20 de 2014).

 

Ese, el mejor Alcalde del mundo, el que recibió el D.F. con una deuda pública de 28.6 mil millones de pesos y se la dejó a don Mancera, en casi el doble 54 mil 590.6 millones de pesos. Ese mero Marcelotzin cuya declaración de bienes es de carcajada, sin nada a su nombre y pagando 80 mil pesos de renta por su casa, con un sueldo de 83 mil… el mismo del que había rumores que tenía a la novia en nómina, una tal señora con la que luego se casó y que siendo extranjera no pudo exhibir jamás su permiso de trabajo en este país.

 

Ese es don Marcelotzin, el Daniel el Travieso de la administración pública, el Chapulín Dorado que cambia de partido como de prendas íntimas. El mismo que al declarar a Luis Prados (El País, 23 de septiembre de 2012), que buscaría la presidencia de México este año, dijo que no le preocupaba mayormente Morena (que ya existía), porque, según él: “La ventaja del PRD es que MORENA es el partido de una sola persona”.

 

Y ese mismo aristócrata del náhuatl, exresidente en París (antes les decían fugados), es a quien el Pejehová acaba de contratar como coordinador electoral de ocho estados: Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua y Durango; para que levante voto y arme la estructura que habrá de cuidar las casillas.

 

Sabido es que el Pejesús lava todos los pecados… de acuerdo, pero qué necesidad de intentar lo de Lázaro, porque esto es resucitar muertos.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

two × three =