Home Columnas Prosperan los despidos / Código Nucú

Prosperan los despidos / Código Nucú

Prosperan los despidos / Código Nucú
0
0

César Trujillo

Nuevamente Sasil Dora Luz De León Villard, ahora delegada del Programa de Inclusión Social Prospera, es noticia en Chiapas. Y no necesariamente por ser árbol de la abundancia, sino por dejar caer la rasuradora (ya está acostumbrada a ello) y despedir a 150 trabajadores que ayer, desesperados por la ola de recortes que ha padecido la entidad, decidieron tomar dicha delegación (bajaron la cortina y dejaron adentro a sus excompañeros sin permitirles la salida) buscando presionar a una funcionaria que se caracteriza por su frivolidad e inoperancia.

El actuar no es nada nuevo. Tras su descontrolado paso por la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres (Sedem), desde donde despacha ahora su hermana (y la familia sigue controlando todo), Sasil De León se encargó de poner mano dura a todos aquellos trabajadores que no comulgaran con su forma de ser. Es más, no olvidemos que fue la encargada de orquestar el despido de una mujer sin importarle su estado de gravidez, para hacerle un favor a la expareja de la joven que vio violentados sus derechos laborales en manos de la legisladora que estaba encargada de brindar protección a las mujeres chiapanecas (el chiste se cuenta solo).

Quienes se preguntaban por qué en un programa asistencialista, caracterizado por la cooptación de votos y el control de la agónica democracia, pusieron a una mujer como Sasil, la respuesta la tienen con el despido de los trabajadores. El Gobierno de Chiapas sabe perfectamente que a esta joven no le tiembla la mano para ejecutar las disposiciones que vengan, sin importar que éstas terminen lacerando aún más el tejido social. Porque si algo no requiere la entidad es que los recortes laborales continúen y que las familias se queden sin sustento en esta época que pinta sumamente crítica.

Ya suficiente tuvimos los chiapanecos con la ola de despidos que realizó el Gobierno del Estado donde aprovechó a sacudirse a una gran parte de los burócratas con años de trabajo: estrategia que le sirve para evitar más jubilaciones, un rubro donde existe un gran desfalco financiero (ya hablaremos más delante de ello).

Ahora bien, Sasil De León coloca el dedo en la llaga de nuevo. Ataca y no le importan las consecuencias. Sabe, debo señalar, que las luchas son aisladas y que los burócratas no están unidos, no caminan juntos y no se apoyan aunque ya les hayan casi desaparecido el sindicato (sólo está de nombre) que les brindaba protección. De otra forma, el Gobierno de Chiapas hubiese medido las consecuencias. A los burócratas los empezaron dividiendo con la búsqueda del poder. Sí, justo cuando soltaron un hueso fantasma a las planillas y éstas se dieron con todo sin saber que era una estrategia que los ponía indefensos ante lo que ya tenían planeado: los despidos masivos.

Cierto es que la legisladora recibe órdenes de arriba y ella sólo las ejecuta, pero tampoco podemos decir que es de las funcionarias que se ponen la mano en el corazón y defienden a la clase trabajadora, porque ella viene de esa clase acostumbrada a pasar por los derechos de los demás. Ella ha sido forjada en la juniorcracia que está mal acostumbrada a que les den de todo sin moverse de lugar. ¿O me equivoco?

Sasil es la heredera de los poderes que se reparten al vapor y que forman esta nueva forma burda y desangelada de hacer política: concepto que les queda más que grande y que su ignominia desconoce, pero que la tiene ahí, en puestos estratégicos. Lo dije el día que fue nombrada delegada en Chiapas del Programa Prospera: su arribo no era casualidad ni un acto al vapor. Quienes sigan creyendo que los movimientos del gobierno son sin una estrategia maquiavélica, deben revisar la historia.

Ya en septiembre del presente año, dos meses atrás, la Agencia El Estado denunciaba que cerca del 90 por ciento de la clase trabajadora de Prospera no era de contrato y no recibían servicios médicos: laborando en la indefensión. Asimismo, se había señalado que desde el arribo de Sasil De León obligaron a la clase trabajadora a pagar sus viáticos con su propio sueldo. Por eso no extraña este comportamiento, aunque sí debería prender un foco rojo al Gobierno de esta bola de nieve que han ido formando y que no tarda en echarse a rodar.

Manjar

Acertado fue el mensaje del senador Zoé Robledo de buscar que la presea Belisario Domínguez sea entregada a una mujer, pues van 20 años que este hecho no sucede. De ser así, se estaría reivindicando las luchas de las mujeres mexicanas y honrando sus aportaciones. #UnaMujerParaLaBelisario // La recomendación de hoy es Minucias filosóficas. Pensamiento, lenguaje, tiempo y realidad de Cynthia Esther Alarcón Múgica y el disco Comfort y música para volar de Soda Stereo. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

@C_T1

palabrasdeotro@gmail.com

César Trujillo

9611678707

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 1 =