Home Columnas Pobre papel social de las universidades / Índice

Pobre papel social de las universidades / Índice

Pobre papel social de las universidades / Índice
0
0

                                      Ruperto Portela Alvarado.

 

                             ENTRE CONFLICTOS, DEUDAS Y RAPIÑA…

         Es doloroso decirlo, la educación superior en Chiapas sea tan deficiente como el mismo nivel básico y medio de que se nutre. Chiapas está en la profundidad de las estadísticas no solo porque el proceso educativo sea deficiente, sino también por la voracidad que ha caracterizado a las autoridades por imponer a los responsables de estas instituciones.

         Para los que llevan el pulso de la historia de las universidades, no dejarán mentir, que la Universidad Autónoma de Chiapas, primera en su género educativo en la entidad, tuvo un parto difícil que atendió el médico neurocirujano MANUEL VELASCO SUÁREZ, ex gobernador de la entidad, al que ahora quieren revivir poniéndole su nombre a todo lo que se les ocurre para quedar bien con el nieto mandatario, MANUEL VELASCO COELLO.

         Fue el contador público LUIS FEDERICO SALAZAR NARVÁEZ el primer rector de la UNACH y consecuentemente también quien tuvo que soportar toda suerte de conflictos solo porque a otros no le tocó el premio de dirigir a sus inicios esa casa de estudios superiores en 1975.

         Muchos recordarán a HEBERTO MORALES CONSTANTINO como rector de la UNACH porque también fue objeto de las disputas de la rectorías, fraguadas desde las ínsulas del poder y segundo piso de Palacio de Gobierno, guarida de quien no pudo  alcanzar tan alta distinción y que, “jamás lo logró”. Esas historias que han sido cíclicas inclusive en el rectorado de ANTONIO GARCÍA SÁNCHEZ, han llevado a la degradación de la débil calidad educativa de esta universidad.

También ha contribuido a la debacle educativa de las universidades, la impertinencia de los gobernadores al imponer rectores sin perfil y sin una pisca de conocimientos del proceso de educación superior. Lo hizo PABLO SALAZAR con JORGE ORDÓÑEZ RUIZ (2002-2006) y  ANGEL RENÉ ESTRADA ARÉVALO (04 de diciembre de 2006 – 03 de diciembre de 2010) a quien nombró solamente cuatro días antes de dejar la gubernatura.

El asunto es que por razones de intereses políticos y el abuso del poder, el gobernador MANUEL VELASCO COELLO impuso al doctor CARLOS EUGENIO RUIZ HERNÁNDEZ en la rectoría de la UNACH, quien, a pesar de tener una trayectoria universitaria como director de la Escuela de Medicina, inclusive Secretario Académico de la misma institución, ahora al frente de la llamada “Máxima Casa de Estudios de Chiapas”, no ha sido su mejor desempeño.

Y eso es lo que se ha escrito de la UNACH, mientras que la UNICACH (Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas) creada en el efímero gobierno de EDUARDO ROBLEDO RINCÓN (de 69 días) en 1995, fue vituperada y ultrajada por el entonces gobernador PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA solo porque no concebía que un hombre de jurisprudencia, ciencia y cultura, como CUAUHTÉMOC LÓPEZ SÁNCHEZ COELLO fuera el rector y le hiciera sombra a su egolatría.

La UNICACH ha sufrido en diversas etapas de su vida académica y administrativa por la ambición del poder, como sucedió con ROBERTO DOMÍNGUEZ CASTELLANOS, quien se perpetuó en dos períodos (ocho años) al modificar la Ley Orgánica para reelegirse, inclusive intentándolo por segunda ocasión para un tercer período, con la anuencia de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y luego por el actual gobernador MANUEL VELASCO COELLO.

La poca historia académica y administrativa que tiene la Universidad Intercultural de Chiapas (UNICH) es de enfrentamientos entre los grupos que se disputan el poder no solo de la dirección de la institución, sino también del presupuesto y el otorgamiento de plazas. En eso están metidas las instancias sindicales y quienes apoyan o no a quien sea el rector en turno. Esa es la base del deterioro de la institución y su estructura de estudios interculturales.

Por su parte, la Universidad de la Selva ha sido expuesta a su declive ante los infaustos nombramientos de rectores. Uno que duró más de ocho años –con la anuencia de PABLO SALAZAR– fue ROBERTO VÁZQUEZ SOLÍS, quien luego salió severamente señalado por el personal administrativo y docente, así por el haber cobrado simultáneamente como maestro de tiempo completo en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez.

En su devenir histórico, la Universidad Politécnica de Chiapas, sede Suchiapa, ha tenido significativo logros desde la rectoría de JORGE LUIS ZUARTH MACÍAS, de quien me entero que, a últimas fechas le fue sancionado administrativamente por supuestos desvíos de recursos presupuestales, mientras que el actual rector, FRANCISCO NAVOR BALLINAS MORALES, se ha mantenido por más de cinco años al frente de la institución con resultados que se consideran en el marco de los objetivos institucionales y a la altura de otras instituciones hermanas del norte y sureste del país.

Por eso la UP-Chiapas, podría salirse del parámetro de decadencia en que han caído las universidades en Chiapas al igual que el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez (con nueva nomenclatura nacional) que todavía puede  presumir de algunos rasgos de calidad que le distinguieron antaño…

                  JOSEAN, ACTIVOS POR IMPONER…

A partir de que se iniciaron las campañas políticas para la gubernatura de Chiapas, inmediatamente se empezaron a ver las diferencias de estrategias, pero también de la inversión en dinero para aplicarlos en acarreados y aplaudidores. En primer lugar va ROBERTO ALBORES GLEASON, con un ejército de feibukeros, twiteros y replicadores de mensajes en wasshAp y otras formas de redes sociales.

“El Diablito” les va ganando los espacios a los demás aspirantes a la aun “Silla del Tucán” y también en los volúmenes de asistentes –aunque sean acarreados—a sus eventos. Por su parte, JOSÉ ANTONIO AGUILAR BODEGAS todavía tiene activos que puede imponer, como su presencia entre los votantes del campo, las organizaciones sociales a las que sirvió y se identifica desde su paso por la entonces delegación de Agricultura y Ganadería, el Banrural, la CNC y la dirigencia del PRI en Chiapas y en últimas fechas la Secretaria del Campo.

No será menos su experiencia en política, aunque le digan que “ya es tiempo pasado” o que su tiempo ya pasó. La ventaja que tiene es que, “quienes asisten a sus actos, son gentes que si votarían por él”, porque lo conocen y confían en sus atributos. Claro que eso no le alcanzaría todavía para ganar una elección que se antoja bastante competida por diversos factores, pero en la pulverización de los votos, bien le podría beneficiar a su propuesta.

Hay que considerar que JOSEAN es un priísta de corazón y si está en otra esquina es a causa de las imposiciones que vienen del centro y avalan en la aldea –por obligación o interés del GÜERO VELASCO– que mucho daño le han hecho a Chiapas y que ahora benefician al “Hijo de Satanás”.

Quiérase o no, JESÚS ORANTES RUIZ que va como candidato independiente, le va a quitar muchos votos a ALBORES GLEASON, inclusive a JOSEAN; y no sé hasta qué punto perjudicaría al “Rutilante” RUTILIO ESCANDÓN CADENAS. Lo que sí estoy cierto es que AGUILAR BODEGAS tendrá que subir su nivel de competencia y acelerar a su equipo de campaña porque tiene capacidad, experiencia y mucha cuerda con qué ponerse a la altura de las circunstancias…

                            COMENTARIOS AL MARGEN…

         OTRO QUE SE BAJA DEL BARCO.- Nunca, como ahora en el gobierno de MANUEL VELASCO COELLO, se había dado un desmantelamiento del gabinete, dejando ver el desorden en que se desenvolvió esta administración desde sus inicios. Mire nomás: se fue el responsable de la política interna (JUAN CARLOS GÓMEZ ARANDA), Secretario General de Gobierno; el de las finanzas (HUMBERTO PODRERO MORENO), Secretario de Hacienda; el de Seguridad Pública (JORGE LUIS LLAVEN ABARCA); los de, administración y procuración de justicia (RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS y RACIEL LÓPEZ SALAZAR), presidente del Tribunal Superior de Justicia y Fiscal General de Justicia en el Estado, respectivamente.

Se le fueron al GÜERO VELASCO el segundo y tercero secretarios del Campo en el sexenio, JOSÉ ANTONIO AGUILAR BODEGAS y JORGE MANUEL PULIDO LÓPEZ; el Secretario de Obras Públicas y Comunicaciones, JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA; los secretarios de Educación  que ahora son candidatos a diputación federal: RICARDO AARÓN AGUILAR GORDILLO y ROBERTO DOMÍNGUEZ CASTELLANOS. Y para coronar el pastel de renuncias anunciadas, el que fuera su segundo Secretario General de Gobierno y presidente del Congreso del Estado por dos años, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR.

Y digo “otro que se baja del barco” porque en un escueto boletín de prensa se anunció que el Secretario de Salud (tercero en el sexenio verde), FRANCISCO ORTEGA FARRERA renunció al cargo. Ya no podía más con la carga y en su lugar queda LETICIA MONTOYA LIÉVANO. Así las cosas en el rancho amado.

En esa están también las renuncias de 16 diputados y diputadas locales (de un total de 40) y un titipuchal de alcaldes, síndicos y regidores que van directo a una diputación o simplemente reelección. Saque sus conclusiones. Solo les dejo estos datos para su consulta histórica, dentro de unos años…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × one =