Home Columnas Muy larga / La Feria

Muy larga / La Feria

Muy larga / La Feria
0
0

 Sr. López

Don Pejecutivo Legítimo ha declarado “urbi et orbi” (en Acapulco, en la Convención Bancaria, no es para tanto), que según sus cifras, está 16% arriba en la preferencia electoral. El proceso electoral del próximo 1 de julio, es un mero trámite. Ya ganó, sí que sí. Con una salvedad: si pierde es que hubo fraude; la única manera de saber que las elecciones fueron limpias es si gana.

 

Bueno. Eso es dando por buenas las encuestas, que sabido es por todo tenochca debidamente destetado y en pleno uso de sus facultades mentales, son la única excepción a la mentira como regla nacional. Como las encuestas son la única cosa de fiar en nuestra patria, entonces démoslas por buenas. A este efecto existe Oraculus, un sitio que registra todas las encuestas realizadas, todas, todas.

 

El Pejehová (en su novísima presentación de Pejesús), sin ninguna duda es el puntero en las encuestas… por mucho, incluso por un poco más de lo que él dijo en Acapulco. En la última encuesta que registra Oraculus (del 3 de marzo, realizada por Ipsos), el Peje llega al 46%, seguido por el C.Anaya con el 29% y en tercerísimo lugar, Meade con apenas el 19%… ¡sastres! O sea, ¿ya ganó?

 

Bueno, pero es que las encuestas hay que leerlas con gafas de soldador: son muestras tomadas (si es que las toman), de mil o mil 500 ciudadanos, casa por casa o por teléfono, sin que respondan ninguna pregunta del encuestador el 20% o más de los “encuestados”. Pero, hay que darlas por buenas, no se puede vivir dudando de todo.

 

¿Qué significan las encuestas?… pues que si hoy se jugara el partido México-Alemania, ganaría… ya sabe quién. Pero lo primero que hay que pensar es que HOY NO es el partido y que de hecho, ni siquiera han llegado a la cancha los equipos. Las campañas electorales no han dado inicio formal, aunque es cierto que uno de los competidores en esta carrera de los cien metros planos, empezó a correr tres kilómetros antes, solo (nomás para que le calcule: cuando don C.Anaya tenía tres años de edad -en 1982-, don Pejelectoral era el coordinador de la campaña de Enrique González Pedrero para Gobernador de Tabasco por el PRI; y Meade iba en segundo de la carrera de Economía en el ITAM… y el Peje ya cabalgaba grillo).

 

Para este proceso del próximo 1 de julio, aparte de las encuestas de popularidad (o preferencia de voto, como quiera llamarlas), hay que leer otras encuestas (en el mismo sitio Oraculus); una muy interesante es la preferencia por partidos, en la que resulta que las cosas no son lo que nos dicen los titulares de la prensa, ni nos gritan en televisión y radio. A la pregunta (sin nombres de candidatos): “Si hoy fueran las elecciones para Presidente de la República, ¿por cuál partido votaría?”, los resultados son: Morena 28.2%; PAN 24.4%; PRI 24.2%… a ver, a ver: don Pejesús (en su presentación de guadalupano-juarista), alcanza el 46%, pero como partido ¡el 28.2%!… algo anda mal: o el que preguntó, preguntó mal o el que respondió, dijo lo primero que se le ocurrió; o nos están mintiendo… no, eso ¡jamás!

 

Si de verdad aceptamos que las encuestas son igual de buenas que un chocolate batido a molinillo, entonces aceptemos que algo no cuadra. No es lo mismo decir que Meade está abajo del Peje 27%, a decir que el PRI (solito, sin aliados, sin Verde ni Panal), está abajo solamente 4%, que roza el margen de error de las encuestas -que suele aceptarse en un 3%-, lo que deja en un virtual empate a la Morena que todos quieren con el PRI que todos odian (si fuera cierto… porque mucho odio, mucho odio, pero sigue siendo la primera fuerza política nacional). Algo no checa.

 

Sigue uno leyendo a Oraculus y más abajito dice cuánto inciden los partidos aliados a Morena, PAN y PRI, en los resultados electorales (“Tendencia histórica por partido político”); datos cerrados a fin del año pasado y que no se actualizarán (“… esta serie se dejará de actualizar a partir de enero de 2018 y sólo se mantendrá en el archivo histórico”):

 

Resulta que Morena recibirá del PT y el PES un 2.9% de votos, para alcanzar (en las encuestas), el 31.10%

 

El PAN recibirá del PRD el 7.9% y de MC el 2.7%, para llegar al 35%; y

 

El PRI sumará del PVEM y Panal un 3.9% adicional para arañar el 28.1%

 

Esto es: entre los Morenos y los de Meade la brecha es del 3% (otra vez equivalente al margen de error de las encuestas)

 

Esto explica el bombardeo de precisión que recibe el C.Anaya: ¡su partido con sus aliados van en primer lugar con el 35%! A Morena y al PRI (con sus respectivos aliados), más les vale reventar esa escuadra. El que tiene los medios legales, extralegales y la experiencia en estas labores de zapa, es el gobierno federal, el PRI. Morena ni puede ni tiene con qué.

 

Como “la serie” (los datos), son a diciembre del año pasado y como le calculan que el C.Anaya anda bajando por ahí del 3 ó 4% después de la severa moquetiza que le han puesto por lo exitoso que salió para los negocios inmobiliarios, resulta que lo más probable es que el encontronazo vaya a ser entre Morena y el PRI (con sus partidos asociados).

 

¿Por qué las casas encuestadoras destacan los resultados por nombres y no por partidos?… porque ¡qué aburrición salir con que no hay nada para nadie! Se trata de vender, de levantar “raiting”… ¡ah! y de convencer al Peje que es invencible, que es precisamente cuando más mete la pata.

 

Téngalo en mente, con sus aliados a diciembre del año pasado: PAN, 35%; Morena, 31.10%; PRI, 28.1%…ahorita ya anda la cosa en algo muy parecido a un triple empate. Nada que haga que retiemble en sus centros la Tierra.

 

Ahora sí, lo que sigue en que empiecen las campañas, que los partidos consigan poner representantes en cada casilla y que al son de la Marcha de Zacatecas, los mapaches nacionales se cubran de gloria, porque eso cuenta y cuenta mucho.

 

¿Puede ganar don Pejesús?… sí, sí, pero de ninguna manera la tiene en la bolsa, lo único que tiene en la bolsa es el presupuesto de su partido, suyo de él, por todo el tiempo que le quede de vida, que se le desea muy larga.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × 5 =