Home Columnas Moreno de ojitos verdes / Código Nucú

Moreno de ojitos verdes / Código Nucú

Moreno de ojitos verdes / Código Nucú
0
0

César Trujillo
 

Otrora, hablar de la alianza entre el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) era considerado una aberración. Nadie hubiese apostado a que ello sería una realidad palpable en estos momentos: ahí tiene el ejemplo de Puebla (ganó el alto nivel de abstencionismo) donde se encumbró Barbosa con este pacto que ha dado mucho de qué hablar.

Por eso no me parece nada extraño que el diputado federal y presidente del PVEM en Chiapas, Roberto Rubio, juegue sus cartas de ese modo tan cínico. Es decir, que aparezca loando el trabajo del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Luis Ebrard Casaubón, o que se le vea estrechando la mano de la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

Porque aunque se nota que desconoce los temas que señala en su post (mal redactado, por cierto), su intento es otro: mostrarse afín al Proyecto de Nación y comprometido con la unidad y el diálogo. Estos factores, hay que señalar, nunca fueron aplicados en el gobierno de su partido y le costaron a Chiapas la paz social y la gobernabilidad.

La intentona, pues, de Roberto Rubio con ese comportamiento de alinearse a los llamados del presidente Andrés Manuel López Obrador es clara y tiene oculta la desesperación por ser tomados en cuenta. La meta es poder alcanzar la alianza también para Chiapas en el 2021 y aspirar a “mantener” los cotos de poder que les legó Manuel Velasco en el sexenio de la frivolidad y el dispendio.

No es fácil la tarea que le encomendaron a quien hicieron pasar por diputado indígena buscando que el fuero lo proteja. Si bien trae el respaldo del exgobernador de Chiapas, cierto es que los mismos verdes son los que están tratando de quedarse con el partido y venderlo al mejor postor. Lo vimos con el intento de albazo de Roberto Aquiles Aguilar del que ya hablé en su momento.

Sin embargo, el tucán ha entendido que la línea es la que dicte el presidente. Centralismo puro, guste o no. Y que para ello repite una sentencia que usan los demagogos como ruta de escape: “no es momento de colores ni de partidos políticos, sino de sumar esfuerzos por México”. Sí, y por sus intereses particulares que siempre se anteponen a todo (habría que adherir).

Por otro lado, no podemos pasar por alto el malestar que en Chiapas está a flor de piel. Los errores cometidos en el pasado van a pasar sus facturas propias, aunque, como siempre, apostarán a la desmemoria del pueblo, sobre todo a que el tucán muestre que aún le queda algo de fuerza y le sea útil a Morena para “caminar juntos”.

Lo cierto es que aquí aplica aquel aforismo político del maestro Reyes Heroles donde sentencia que “quienes no conservan algo del pasado, difícilmente construyen algo para el futuro”. Quizá por ello AMLO se ha “resignado” a jalar los malos vicios añejos para que caminen en su misma ruta y no sean las manzanas de la discordia o las piedritas en el zapato, pienso.

Ya veremos para cuánto le dará a Rubio este juego. Sus mismos compañeros no esperan mucho de él, según dicen entre pasillos, y esa puede terminar siendo su mejor ventaja. Esto apenas comienza, cierto es. Ahora, a esperar si el tucán es inmarcesible, pierde lo güerito y cambia a ser moreno de ojitos verdes.

 

#JALÓNDEOREJAS.- A la diputada Iris Adriana Aguilar Pavón, del grupo parlamentario Chiapas Unido, no le salió la jugada en donde intentó apoderarse del municipio de Bochil la semana pasada.

Luego de que la exhibieran en un video dejando en claro su burdo experimento de amedrentar a las regidoras para que renunciaran y le dejaran el control de Bochil, terminó recibiendo una llamada de atención que seguro le hará pensar dos veces antes de mover un dedo.

Pero no toda la culpa suya y eso debe señalarse bien. Gran parte de ésta la tiene su padre, el priista Roberto Aquiles Aguilar, quien la instigó para que moviera sus hilos y le trató de indicar el camino a seguir.

Lo que nunca le dijo, creo que así fue, es que él ha fracasado como operador político desde el sexenio de Juan José Sabines Guerrero y que ha terminado conformándose con ser un camaleón que absorbe el color de moda para poder sobrevivir.

Debe ser bastante triste acostumbrarse al arribismo y ver que los cotos de poder que otrora ostentaban se les desmoronan entre los dedos. Y todo por la ambición de seguir enquistado, de seguir persiguiendo canonjías y de no soltar los municipios a los que han desangrado a su antojo.

Ojalá les pongan un freno de una vez por todas y arranquen de raíz ese mal de los caciques que desde Ixtapa quieren hacer y deshacer. Justo es.

 

#MANJAR.- El Congreso del estado aprobó la creación de la Comisión especial para conocer, proponer y vigilar la procuración de justicia en torno a los feminicidios en Chiapas. La voz de las diputadas locales Olga Luz Espinosa Morales, Valeria Santiago y Flor Guirao se escuchó fuerte en tribuna. El trabajo del equipo de la legisladora Haydeé Ocampo Olvera logró el primer paso para buscar prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres en la entidad. Desde este espacio replicamos el eco de justicia y las voces que llaman a hacer valer sus derechos. Ni una mujer menos, ni una mujer más.  #SíQueSí // “Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos”. Greta Thunberg. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro El dictador, los demonios y otras crónicas de Antonio-Prometeo Moya, Jon Lee Anderson y Juan Villoro, y el disco Kamikaze de Luis Alberto Spinetta. // Recuerde: no compre mascotas, mejor  adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

 

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

 

Contacto directo al 961-167-8136

 

Twitter: @C_T1

 

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

9 − seven =