Home Columnas Las otras promesas / A Estribor

Las otras promesas / A Estribor

Las otras promesas / A Estribor
0
0

Juan Carlos Cal y Mayor

Para un político es muy importante el cumplir con lo ofrecido en campaña. Por eso el presidente ha procurado materializar uno por uno los compromisos que resumió durante su toma de posesión. Para el análisis retomaré varios de ellos. Citaré textualmente lo que dijo. El tema no es si los ha cumplido sino cómo según él los ha hecho. Ahí está el quid del asunto. Comencemos:

Ofreció separa el poder económico del poder político. ¿Cuál ha sido el resultado? Se ha dedicado a hacer política y se olvido de la economía. Ahuyentó las inversiones. Todas las ramas de la actividad económica se fueron a la baja. Ahora ya no le importa el crecimiento económico sino el espiritual. Llama a no vivir con lujos. Es importante señalar que antes de la pandemia México ya había entrado en recesión. Ahora que tenía oportunidad para rescatar a las pequeñas y medianas empresas, apostó por dar migajas o dejarlas quebrar. El Banco de México apuntaló a la banca comercial en una especie de rescate parecido al Fobaproa. Ni siquiera los comprometió a bajar los intereses. La oferta que hoy hacen los Bancos resulta insuficiente para evitar el desempleo y el cierre de muchas empresas. El Consejo Coordinador Empresarial cayó en su trampa. Le dieron el beneficio de la duda y ahora no los recibe. Canceló las inversiones en el sector energético. Canceló el aeropuerto. Canceló la inversión por 1,400 millones de dólares de la empresa Constellation Brands que llevaba 70% de avance en Baja California. Pero no se crea que le ha ido mal a todos los empresarios. A Carlos Slim le otorgaron la 2da etapa del Tren Maya, Jorge Hank Rhon, hijo de aquel político que decía que un político pobre es un pobre político, es otro de los beneficiarios. A Salinas Pliego le dejó manejar la entrega de apoyos con las Tarjetas del Bienestar. El 80% de los contratos han sido por adjudicación directa. Se esta creando una nueva clase empresarial porque desde que inicio del gobierno han surgido nuevas empresas que ya tienen contratos. Y la lista es larga…

Ofreció un “auténtico Estado de Derecho, tal como lo resume la frase de nuestros liberales del siglo XIX: Al margen de la ley nada, y por encima de la ley nadie”. Sin embargo, se ha pasado la ley por el arco del triunfo. La ha modificado a su antojo con el apoyo de la mayoría de su partido en la cámara. A Peña no lo toca, pero amenaza a Calderón. Mide con distinto rasero a sus amigos y a sus adversarios. Se apoderó del control de la Suprema Corte obligando mediante amenazas de cárcel a renunciar al ministro Medina Mora y colocando alfiles leales a su proyecto. La Corte se ha rendido a sus pies. La designación de la presidenta de la CNDH es una vacilada. Utiliza la Unidad de Inteligencia Financiera para intimidar a sus “adversarios”. Todo un derroche de autoritarismo.

En otro punto señala: “Transitaremos hacia una verdadera democracia, se acabará la vergonzosa tradición de fraudes electorales. Las elecciones serán limpias y libres. Quienes compren votos o trafiquen con la pobreza de la gente ira a la cárcel sin derecho a fianza”. Sin embargo, descalifica a la oposición, ataca a la prensa crítica, desoye las manifestaciones de diferentes sectores. Los minimiza. Amenazan ahora con desmantelar al INE para adecuarlo a sus conveniencias. Quiere recortar el presupuesto público a los partidos. Lo último fue les quitó los tiempos oficiales en radio y televisión. No quiere que tengan publicidad en los medios. Tiro por la borda todos los avances de la democracia mexicana que habían llevado décadas en consolidarse. No dialoga con la oposición. Simplemente no le interesa. Eso aquí y en China no es ser demócratas.

“El combate a la corrupción nos permitirá liberar fondos como nunca nos imaginamos”. Hasta la fecha no se sabe cuanto ha recaudado. Más allá de la No rifa del avión presidencial y la subasta ilegal de la propiedad de Zhenli Ye Gon, no se ven esos ahorros. La persecución en el caso Lozoya se ha estancado. Metió a la cárcel ha Rosario Robles sin derecho a fianza, también al abogado Juan Collado solo para obligar a Romero Deschamps a abandonar la dirigencia del sindicato petrolero.

También canceló la “mal llamada Reforma Educativa”. Con esto le devolvió el poder al sindicato que ahora es su aliado. Privilegió los derechos laborales y se olvido de la niñez. Tampoco -dijo- que se oiga bien y lejos, tampoco vamos a endeudar al país. Ya colocó 6 mil millones de dólares en bonos lo cual significa deuda. Ofreció no aumentar impuestos, pero ya se le olvidó. Acaban de poner IVA a los servicios digitales y eso lo tendrán que pagar los usuarios. También aumentó el IEPS para gravar las bebidas, refrescos y cigarros. No está mal para disminuir el consumo, pero aumento impuestos. Las carreteras de cuota, los cobros de CFE han tenido aumentos. “Vamos a impulsar proyectos productivos con inversión publicada y privada, nacional y extranjera. Estos proyectos se crearán como cortinas de desarrollo de norte a sur del país”. ¿Conoce usted alguno? La lista es larga. Como largas las mentiras. Por eso la pandemia le cayó como anillo al dedo.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 + four =