Home Columnas La justicia de Chiapas en manos de rufianes / Índice

La justicia de Chiapas en manos de rufianes / Índice

La justicia de Chiapas en manos de rufianes / Índice
0
0

+ La justicia de Chiapas en manos de rufianes…

+ El desastre que deja MANUEL VELASCO…

+ Comentarios al Margen…

 

                                      Ruperto Portela Alvarado.

 

                            LA INMUNDICIA DEL PODER JUDICIAL…

         No me dejarán mentir, pero la administración de justicia durante el gobierno de MANUEL VELASCO COELLO en manos del ahora Gobernador Electo, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS,  dejó mucho que desear y es una de las peores en la historia del Tribunal Superior de Justicia y del mismo gobierno verde.

         Nunca como ahora y en este sexenio, la justicia habría quedado a la deriva y en poder de gentes sin compromiso; podría decir que, hasta sin escrúpulos en el manejo de la ley y de los recursos destinados a la impartición de justicia. RUTILIO ESCANDÓN se encargó de corromper lo que él mismo llamó “la casa de la justicia”, el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chiapas.

         Todo en esta instancia es de desorden y corrupción cuando debiera ser de pulcra honestidad, responsabilidad y compromiso con la justicia. Aunque no solo el GÜERO VELASCO y RUTILIO ESCANDÓN tienen toda la culpa. También en el gobierno de PABLO SALAZAR y JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO se utilizó al Poder Judicial como muro de protección del gobierno y jueces de consigna. En eso estuvo destinado MILTON ESCOBAR CASTILLEJOS en el pabliato; SONIA SIMÁN MORALES y JUAN GABRIEL COUTIÑO GÓMEZ, en el sabinato, quienes terminaron como notarios públicos sin ningún merecimiento ni capacidad jurídica.

         No menos envilecimiento de la justicia se ha tenido en el gobierno verde de MANUEL VELASCO COELLO ante un Magistrado Presidente al que se le acusa de neófito en la materia jurídica: el doctor en derecho, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS, quien misteriosamente es ahora Gobernador Electo del Estado de Chiapas, y será constitucional a partir del 8 de diciembre próximo. Durante su gestión en el Poder Judicial se le señaló de indolente y sumiso a las órdenes del gobernador MANUEL VELASCO COELLO.

         De la misma manera se acusa de comercializar la ley a través de la inconstitucional “Mesa de Reconciliación” que se dedicó a poner en libertad a “cualquier” preso, por “cualquier” delito, aun cuando fuera por violación, a la salud (narcotráfico); feminicidio u homicidio doloso, a cambio de miles o millones de pesos, que la Procuraduría General de la República y la Suprema Corte de Justicia de la Nación están obligadas a investigar.

         La degradación y el envilecimiento de la justicia en Chiapas se puede constatar desde que el Gobernador –en cualquier época y tiempos—ordena el nombramiento de un magistrado, un consejero y hasta un juez (muchas veces de consigna). En el caso particular de MANUEL VELASCO COELLO se ha extralimitado en esa facultad de proponer y el Congreso del Estado de aprobar dichos nombramientos.

         Es el caso de MIRNA CAMACHO PEDRERO, quien fue nombrada magistrada del Tribunal Superior de Justicia sin ningún mérito ni conocimiento de la carrera judicial. Fue una imposición o “pago de factura”, donde la nulidad de su trabajo es la prueba de que en su nombramiento no hubo exigencia ni cumplimentación de requisitos para ocupar ese delicado cargo.

         Lo mismo me refiero a SALVATORE RAMONE CONSTANZO CEBALLOS, quien de promotor antrero se le encumbró a Consejero Electoral y luego Magistrado del Consejo de la Judicatura sin que haya pasado por alguna experiencia de carrera judicial. Es más, se duda de sus estudios en materia de derecho y no queda duda de que es carente de capacidad para ocupar el puesto que detenta en el Poder Judicial.

         No menos cuestionable es que a JUAN OSCAR TRINIDAD PALACIOS se la haya nombrado magistrado y más presidente del Tribunal Superior de Justicia cuando nunca ha litigado, pues dicen sus detractores e inclusive paisanos tonalteco-turulos que “como abogado no saca un loro de la jaula ni con la multa pagada”.

         “Juan Tripas” –le dicen sus amigos y coterráneos de la costa—es un político que se ha servido del poder y por eso ha ocupado cargos que no le corresponden por su falta de conocimiento. Así fue presidente del Tribunal Burocrático del Servicio Civil; presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde dejó mucho que desear y bastante su genuflexión ante el avasallamiento del titular del Poder Ejecutivo a esa instancia. En premio es Notario Público.

         Hoy el Tribunal Superior de Justicia sigue en manos de un anodino e insustancial político que se regocija en la comodidad de la burbuja del poder. JUAN OSCAR no maneja estrés; se la pasa relajado, relajado y deja hacer y pasar hasta la desfachatez de su secretario particular, LUIS FERRO, el cancerbero que ataja todas sus responsabilidades y le cubre sus ausencias reiteradas.

         Quiere decir que con la salida de RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS y la llegada de JUAN OSCAR TRINIDAD PALACIOS, el Tribunal Superior de Justicia salió del chiquero para entrar al lodazal. Si no me creen, ahí lo vemos con el tiempo…

 

                            CHIAPAS, EL RECUENTO DE LOS DAÑOS…

         Cuando creímos que ya lo habíamos visto todo en las entrañas del poder y los políticos chiapanecos con las veleidades y egocentrismos de PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA y JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO, que llega la imberbe “Cuija Verde”, MANUEL VELASCO COELLO para superar a ambos en desfachatez, cinismo, simulaciones, engaños, corrupción e impunidad.

         Todo se conjuntó en una sola personas; de paso sus familiares, amigos, cómplices y testaferros. El GÜERO VELASCO concentró todo el poder como sus antecesores, pero exageró en disponer del dinero, el abuso de autoridad y hasta de las instancias autónoma como deben ser el Poder Judicial y el Poder Legislativo. A todos corrompió y puso a sus servicios y caprichos. Eso no está a discusión porque se ve a ojo de buen cubero, y también lo hicieron sus antecesores.

         Ahora los que vienen, de la noche a la mañana quieren ser “demócratas”, quieren ser honrados, honestos, responsables y atentos con los ciudadanos. Pero no lo fueron antes, dejando una estela de irregularidades, desorden y corrupción cuando ejercieron el poder en los últimos gobiernos, especialmente el verde de MANUEL VELASCO COELLO donde uno de sus alfiles era precisamente el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, ahora Gobernador Electo, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS.

Así no se le puede creer a nadie y menos a RUTILIO ESCANDÓN, cuya imagen como titular del Poder Judicial en el Estado de Chiapas, enlodó la justicia y la obligación de ejercer la ley para todos y no para sí mismo y enriquecimiento personal.

Tampoco al GÜERO VELASCO que en un afán de ambición y poder, avasalló al Congreso del Estado, envileciendo al Poder Legislativo y en esa misma actitud totalitaria a la propia Constitución local y la General de la República. Se enriqueció desde el cargo de gobernador que a su vez degradó a una vil instancia a su servicio particular, familiar, de amigos, cómplices y testaferros, a los que les dejó arcas abiertas para beneficio y enriquecimiento. La percepción ahí está; no se puede esconder la rapiña y la corrupción.

El Congreso del Estado, la LXVI Legislatura –más que las anteriores con PABLO SALAZAR y JUAN SABINES—se redujo a una agencia del Ejecutivo y satisfizo en grado sumo los caprichos del gobernador MANUEL VELASCO COELLO, hasta la saciedad de ser los diputados cómplices en la horadación a la Constitución local, leyes, reglamentos, normas y todo lo que ordena sujeción al ejercicio del poder que deben ser respetadas.

En esas circunstancias es poca la confianza que se pueda tener en el nuevo gobierno del Estado de Chiapas y la emersión de RUTILIO ESCANDÓN CADENAS a la gubernatura. Pero como dicen los sabios y filósofos: “hay que darle el beneficio de la duda” y como ciudadano, la concedo…

                            COMENTARIOS AL MARGEN…   

                      PRÓXIMA REUNIÓN DE LA CONAGO…

Un saludo a mi amigo ARMANDO CHACÓN por su amistad que perdura desde hace mucho tiempo y la plática que ayer tuvimos sobre diversos tópicos de la política chiapaneca.  De eso tengo el apunte de que, para los días 3 y 4 de octubre próximo, se celebrará en esta capital chiapaneca, Tuxtla Gutiérrez la reunión de la “Conferencia Nacional de Gobernadores” en la que participará el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO.

Resulta que antes estos eventos eran motivo de información “a ocho columnas” y hoy las mantienen en secreto hasta que alguien la filtra. No sé cuál es el motivo por el que ocultan los actos públicos que “deben ser públicos”. Si es por seguridad, pues ¿a qué le temen? El resguardo es impresionante y nadie puede acercarse a la sede de la reunión donde estarán los 32 gobernadores del Estado, el Presidente de la República y el Secretario de Gobernación.

El Estado Mayor Presidencial atacará una presunta inseguridad al evento de un millar de elementos, cuando menos, y la sede de la “Conferencia Nacional de Gobernadores” totalmente protegida. Lo que sí me llama la atención es que “en Chiapas no hay dinero” para salud, educación, deporte, trabajo, medicinas, atención y equipamiento de hospitales, pero para un evento donde arribarán miles de invitados, policías, ayudantes y hasta perros de seguridad, “el presupuesto no tiene límite de gasto”.

Así es este gobierno –federal y estatal– de irresponsable; pues mientras la pobreza se incrementa entre 4 millones 114 mil chiapanecos, el gobernador dilapida el presupuesto en eventos de relumbre y sin provecho para el Estado…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C. 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

eighteen − eleven =