Home Columnas Julián Nazar, un fraude total / Índice

Julián Nazar, un fraude total / Índice

Julián Nazar, un fraude total / Índice
0
0

                                      Ruperto Portela Alvarado.

 

                            EL TALIBÁN, EJEMPLO DE CORRUPCIÓN…

            No es un secreto que JULIÁN NAZAR MORALES, el famoso “Matatigre” es un truhan, un obligado referente de la corrupción institucional y la impunidad que se fraguan desde el principal círculo del poder y las cofradías de los ladrones del gobierno, donde Chiapas ha llegado a los niveles más alto de inmoralidad.

            Ahora se confirma que para ser parte de ese “Cartel del Poder”, se tienen que llenar severos requisitos de cinismo, de sinvergüenza consumado, ladrón, petulante, prepotente, simulador y engaña-pendejos que, el “Talibán” reúne en exceso. Por eso lo están enfilando hacia la presidencia del PRI-Chiapas –en sustitución de ROBERTO ALBORES GLEASON– en un proceso tan fraudulento como el dirigente nacional, ENRIQUE OCHOA REZA, el singular “Clavillazo”.

            Por eso, cuando en Chiapas se habla de corrupción, es obligado señalar a JULIÁN NAZAR MORALES, “El Talibán”, como el ícono de ese flagelo que corroe las estructuras nacionales y de esta entidad que tiene los más negativos índice en desarrollo social, económico y humano. Su última fechoría –se comenta—fue la que llevó a cabo en su paso como Secretario del Campo, en este gobierno verde, que no madura, por un monto de 400 millones de pesos.

            Vale la pena comentar que JULIÁN NAZAR es un ignorante que se autonombra maestro, pero será de las trácalas y la corrupción que ha manifestado en cada uno de los puestos que ha logrado a través del chantaje e inclusive violencia con que agredió y tomó las instalaciones del PRI Estatal del Parque Santo Domingo, que le dio el apodo de “El Talibán”.

            En la posición de dirigente estatal de la CNC, que dejó devastada, se dio a la tarea de bajar recursos para diversos programas de vivienda y apoyo al campo que resultó un fraude porque siempre utilizó los presupuestos para beneficio propio, que bien se pueden comprobar con las más de treinta propiedades en ranchos con ganados de registro y caballos pura sangre. Ahí estará arrepentido su otrora tutor, GERMÁN JIMENEZ GÓMEZ, de quien fue mozo y chofer, rebasándolo en poder y dinero.

            Hay que preguntarle al “Matatigre” si ya presentó su “Tres de Tres” en declaración patrimonial, de interés y de impuestos, pues poco se habla de esa obligación moral y en poco tiempo legal que debe ser de los primeros en cumplir por la sospechosa adquisición de una riqueza en duda de legalidad.  Su cinismo es incomparable.

            En la Secretaría del Campo JULIÁN NAZAR MORALES se pasó de la raya en términos de corrupción y depredación del presupuesto destinado al desarrollo del campo y los campesinos chiapanecos, pues hay datos que lo denuncian y desnudan tal cual corrupto es el llamado “Talibán”.

Pues ahora resulta que el “Talibán”, JULIÁN NAZAR MORALES, es el “gran salvador” de los chiapanecos y que gracias a él, todos viven muy bien, ya que por sus intervenciones, se han podido bajar millonarios recursos económicos para los diferentes rubros en el estado, principalmente en el maíz y café, que le han resultado un jugoso negocio, que SAGARPA debe investigar.

Tan cínico y sinvergüenza ha sido desde siempre este personaje, que  durante su gestión en la Secretaria del Campo, cientos fueron las denuncias en su contra, donde rasuraba las entregas a los productores del campo chiapaneco, principalmente en el jugoso acuerdo económico que tuvo con su cuñado OLIVERIO PALACIOS HERRERA, quien era el proveedor único de los insumos en la SECAM, aunado a que hubo un sin fin de entregas fantasmas y un desfalco presupuestal que se dio por más de 15 millones del recurso federal y 8 millones 840 mil pesos en el programa normal del gobierno del estado. Resulta incomprensible el por qué no lo han metido a la cárcel, donde ya una vez estuvo.

La SAGARPA tiene la obligación de realizar una  exhaustiva auditoria a JULIÁN NAZAR, quien junto con su camarilla, y su cuñado OLIVERIO PALACICOS HERRERA, defraudaron a los hombres y mujeres del campo chiapaneco. Imagínese la desmedida propuesta de imponer al “Matatigre” como dirigente del PRI en Chiapas, pues sería como “poner a lucifer en el paraíso” o “al delincuente con las llaves de la cárcel”. Con ese engaño, hoy en día, el “Talibán” quiere venir a vender ideas que supongo son planes premeditados para asaltar las oficinas del PRI en Santo Domingo, como lo hizo con la CNC y la Secretaría del Campo.

Y no es menos pecado el que las mismas autoridades estatales e inclusive federales, protejan a este infernal sujeto que de mandadero de GERMÁN JIMÉNEZ GÓMEZ pasó a ser dirigente campesino y dos veces diputado federal, y otro tanto local, sin ningún mérito ni conocimiento de la “cosa pública”, porque es un ignorante que se ha valido de la condición de pobreza y corrupta del país para ser parte de esa mafia que se mantiene en la impunidad. Por eso mismo, es una incongruencia que siquiera se le mencione para dirigir lo que queda del PRI en el Estado de Chiapas.

Si eso sucede y JULIÁN NAZAR MORALES asume la dirigencia estatal del PRI en Chiapas se habrá corroborado  la máxima de que se necesita ser un delincuente para poder estar y mantenerse en el círculo del poder, como lo ha hecho este desalmado…

                                   MAESTROS EN LA MAFIA ESCOLAR…

El reiterado tema de las “cuotas escolares voluntarias” a través de la complicidad de la “Sociedad de Padres de Familia”, el excesivo monto que cobran de inscripción de ingreso a preescolar, primaria, secundaria y preparatoria, así como la venta de material didáctico, uniformes y hasta mochilas, son un atraco y violación a los preceptos constitucionales en materia educativa.

Y ante esas manifestaciones de corrupción y atentado a la economía de los padres de familia, las autoridades educativas del Estado y Federal, tienen una grave responsabilidad por permitirlo y más cuando mediáticamente declaran la “prohibición de cualquier concepto de cuotas”, en un acto de simulación y engaño.

Hace unos años traté este mismo tema de las “cuotas escolares” y documenté varios casos que la autoridad de la Secretaria de Educación, entonces en manos perversas de RICARDO AARÓN AGUILAR GORDILLO, hizo caso omiso, por el valemadrismo” que ha imperado en la administración pública desde hace varios sexenios. Inclusive mencioné el caso por el que tuve que “ponerme a mano” con quinientos pesos para que inscribieran a mi nieta en la Secundaria “Valentín Gómez Farías” de la colonia 24 de Junio.

Es un crimen lo que hacen los directores de escuelas primarias, secundarias y bachilleres en distintas partes del Estado como es el caso denunciado del kínder “Luis Donaldo Colosio Murrieta”, con clave 07DJN1997Z de la colonia “Julio César Ruiz Ferro” de Chiapa de Corzo. Ahí el director PEDRO GARCÍA MARROQUÍN, amenazó con no inscribir ni dejar entrar a la escuela a los alumnos cuyos padres no hubiesen pagado los 200 pesos de inscripción y otros 250 pesos por “material didáctico” que consiste en un lápiz, un cuaderno, una tijera y una cajita de crayolas.

Los habitantes de la colonia “Ruiz Ferro” de Chiapa de Corzo son parte de la pobreza que se vive en Chiapas y que “viven al día”, no estando en condiciones de sacar de sus bolsillos 450 pesos, cuando el salario mínimo es de 80 pesos y muchos no tienen trabajo o un empleo fijo. También desde esta tribuna denuncio al Secretario de Educación en el Estado, ROBERTO DOMÍNGUEZ CASTELLANOS y directamente al Subsecretario de Educación Federalizada, EDUARDO CAMPOS MARTÍNEZ, por no atender este problema y hacer valer su palabra de que  “están prohibidas las cuotas escolares”.

Aquí y en otros muchos casos hay abuso de autoridad, discriminación, irregularidades administrativas e indicios de corrupción que ya no se deben permitir “de ninguna manera”, sino, es que los funcionarios de la Secretaría de Educación y “quien corresponda”, por su omisión son responsables y simuladores de una ley que nadie hace caso en términos de que “están prohibidas las cuotas escolares”.

Otro uno –dirían por acá— son los negocios que se hacen en las escuelas públicas y privadas por la venta de uniformes, playeras distintivas de las instituciones, además de las cuotas por inscripción, “voluntarias” o compra obligada de libros como el caso de la Escuela Primaria “Lázaro Cárdenas del Río” de la colonia el Refugio de Chiapa de Corzo, donde una maestra del 2º grado obliga y amenaza con no permitir la entrada a sus clases sino compran el libro “Leyendo y Aprendiendo” que tiene un costo de 273 pesos.

Entonces yo me pregunto: ¿será que los Libros de Texto Gratuito no abarcan los contenidos necesarios al aprendizaje, al punto que los padres de familia tienen que hacer otra erogación aparte de la cuota de inscripción y “la cuota voluntaria” a la Sociedad de Padres de Familia comprando libros?.

Ya habrá más denuncias y  testimonios para que las autoridades de educación, ROBERTO DOMÍNGUEZ CASTELLANOS y EDUARDO CAMPOS MARTÍNEZ “se pongan a trabajar” para que los maestros y directores de escuelas no sigan sangrando la economía de las gentes más vulnerables del Estado de Chiapas…

                                   COMENTARIOS AL MARGEN…

Ayer cuando comentaba que ROBERTO ALBORES GLEASON iba en la delantera, me refería al acompañamiento que hace al gobernador MANUEL VELASCO COELLO en sus giras que más parecen campaña política y placeo de los aspirantes a la sucesión y posesión de la “Silla del Tucán”, donde el “Hijo de Satanás” parece ser uno más de los favoritos del GÜERO VELASCO. En últimas semanas el gobernador llevó al “Diablito” por los municipios de Copainalá, Mezcalapa, Tepactán. Bueno, pues con eso el GÜERO confunde cada vez más a los chiapanecos, con sus actitudes…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A.C.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 × 2 =