Home Chiapas Es tiempo de que en la Unach una mujer ostente la responsabilidad de ser rectora

Es tiempo de que en la Unach una mujer ostente la responsabilidad de ser rectora

Es tiempo de que en la Unach una mujer ostente la responsabilidad de ser rectora
0
0

Mensaje de María Eugenia Culebro Mandujano, aspirante a la Rectoría de la UNACH, Gestión 2018-2022.

Dicen que gratitud es la memoria del corazón y estoy convencida de ello. Expreso mi agradecimiento a las mujeres que han promovido este encuentro, a los universitarios que depositan su confianza en este proyecto, y a todos aquellos que buscan que la Universidad Autónoma de Chiapas sea una institución más justa, incluyente e igualitaria. Muchas gracias a todos quienes están hoy aquí con la convicción de que la UNACH debe asumir un rol protagonista en el concierto social; de convertirse en un referente para ser tomado en cuentapor el resto del país.

Mi nombre es María Eugenia Culebro Mandujano, y soy una mujer chiapaneca, una académica con más de 16 años de trayectoria en la Universidad Autónoma de Chiapas, madre de familia, y una mujer convencida de que la participación igualitaria representa una base necesaria para lograr un mundo más justo, pacífico, próspero y sostenible.

Tengo la firme convicción de que es momento de encontrar coincidencias en las diferencias; de buscar igualdad de oportunidades ahí, donde el punto de partida es desigual; de superar los temas numéricos y de trascender a principios democráticos que privilegien la participación plena y plural; es momento de revitalizar la palabra democracia y de brindar cabida a todas las voces. Ahora es el momento de comenzar a dibujar una nueva realidad.

A sus más de 40 años de haber sido fundada, la Universidad Autónoma de Chiapas, debe ser ejemplo de liderazgo en las transformaciones sociales, de ampliar las oportunidades de desarrollo a todos los sectores de la sociedad, de realizar cambios profundos que reduzcan la desigualdad, de derribar muros y edificar puentes, de promover un diálogo intercultural y de garantizar el desarrollo y la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida universitaria.

Por citar algunas cifras, solo habíamos tenido 6 gobernadoras en México, por primera vez en la historia, tendremos a 3 coincidiendo en funciones, solo hay 2 ministras en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, solo 47 espacios del Senado de la República son ocupados por mujeres, y en las instituciones que pertenecen al Consorcio de Universidades Mexicanas, solo hay 2 mujeres de 30 instituciones que ocupan cargos directivos. Es tiempo de que la Universidad Autónoma de Chiapas de una señal de los cambios culturales que ocurren en el país, de que por primera vez en su historia una mujer ostente la responsabilidad de ser Rectora.

Estoy decidida a romper paradigmas y prejuicios, a construir alianzas, a favorecer el intercambio equitativo, a promover el dialogo entre nuestras culturas, a buscar la cohesión entre los universitarios, y a que la lógica que prevalezca en la institución sea la académica. Por todo ello y por la confianza y respaldo de académicos, investigadores, personal administrativo y estudiantes: expreso a la comunidad universitaria y a la sociedad, mi aspiración para convertirme

en la primera rectora de la Universidad Autónoma de Chiapas.

El proyecto de Universidad que aspiramos desarrollar para el período 2018-2022 se sustenta en la participación de agentes universitarios que hemos incorporado, con mucha pasión y lealtad universitaria, la visión que compartimos de futuro. Se sustenta en 4 dimensiones:

Equidad e Inclusión, Pertinencia y Relevancia Social, Internacionalización, y Gestión Estratégica.

La UNACH debe ser garante del diálogo de saberes, atender la diversidad así como promover el respeto y la tolerancia, innovar en sus modalidades y metodologías de los procesos de enseñanza-aprendizaje, garantizar la igualdad de género en todos los espacios universitarios, fortalecer programas que promuevan el desarrollo del arte y la cultura como promotores de la salud física y emocional de la comunidad, identicar talentos y generar condiciones para que puedan desarrollarse, promover una cultura solidaria que permita el desarrollo integral de la comunidad universitaria.

Es necesario orientar el quehacer universitario para contribuir al bienestar de los chiapanecos; para que la universidad sea pertinente y relevante es necesario fortalecer las capacidades y competitividad de los académicos, establecer una agenda encaminada a las grandes necesidades del contexto, facilitar los procesos de investigación cientíca, tecnológica y humanista, incrementar el reconocimiento externo a la calidad de sus programas educativos de licenciatura y posgrado, transferir conocimiento, y recibir la retroalimentación de la sociedad a la que nos debemos.

El reconocimiento al pluralismo debe concebirse desde un ámbito internacional; abrirnos al mundo al tiempo que atendemos las necesidades de nuestro territorio. Es necesario fortalecer la internacionalización de la Universidad como un proceso dual que combine elementos internos y externos a la institución. Por un lado, fortalecer las capacidades, programas y proyectos institucionales considerando el contexto global y generando condiciones para que éste sea un

elemento crucial en la toma de decisiones de todos los niveles de la vida universitaria. Por el otro lado, ampliar la visibilidad, reconocimiento y ámbito de actuación de la institución a través de proyectos de redes, doble titulación e investigación de alto nivel. Debe permear a todos los ámbitos y participantes de la vida universitaria y promover la cooperación interinstitucional.

Asimismo, una labor fundamental es fortalecer la gestión estratégica; los órganos de gobierno y consulta, establecer acciones concretas para el saneamiento financiero, la flexibilización de los procesos administrativos, así como la revisión de las estructuras organizacionales y la adecuación del marco normativo.

Se trata de un proyecto incluyente, en el que quepan todas las culturas, todos los grupos, todas las ideas. Un proyecto de Universidad que sume capacidades, talentos, esfuerzos y voluntades. Los invito a ser agentes de cambio, a participar activamente en la construcción de un proyecto común, a que nuestro lema “Por la Conciencia de la Necesidad de Servir”, sea una realidad transformadora para Chiapas. ¡Que la Universidad Autónoma de Chiapas también haga historia!

¡Muchas gracias!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

four + six =