Home Columnas En sólo 3 meses, Carlos Morales elevó la deuda de Tuxtla en 100 mdp / En la Mira

En sólo 3 meses, Carlos Morales elevó la deuda de Tuxtla en 100 mdp / En la Mira

En sólo 3 meses, Carlos Morales elevó la deuda de Tuxtla en 100 mdp / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

En sólo tres meses la administración municipal encabezada por Carlos Morales Vázquez ha incrementado la deuda pública de la capital chiapaneca en más de 100 millones de pesos. Así lo dio a conocer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su último reporte emitido sobre los “Financiamientos de Municipios y sus Entes Públicos”.
De acuerdo al informe referente al último trimestre de 2018, de septiembre a diciembre del año pasado la deuda de Tuxtla Gutiérrez pasó de 360.8 millones de pesos a 462.1 millones de pesos. Significó un incremento sustancial del 28 por ciento sobre los compromisos financieros de la capital chiapaneca.
Según los documentos de la SHCP, el ayuntamiento que comenzó el pasado 1 de octubre de 2018 habría realizado la contratación de una nueva deuda por 105.2 millones de pesos con la Banca Múltiple. El nuevo compromiso crediticio se sumó a los 360 millones que el municipio capitalino ya arrastraba con la Banca de Desarrollo.
Con la nueva deuda municipal Tuxtla Gutiérrez se consolidó como el municipio más endeudado de la entidad chiapaneca, representando más del 70 por ciento de la deuda total que los municipios de Chiapas tiene registrada ante la Secretaría de Hacienda federal; una deuda municipal general que asciendía a más de 639 millones de pesos hasta a finales del año pasado.
Con base a información oficial del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, el nuevo endeudamiento millonario tuvo como objetivo “liquidar los compromisos salariales, en pago de salarios, aguinaldos y demás prestaciones, con la base trabajadora”. Morales Vázquez habría recibido una ayuntamiento desfondado financieramente, sin los recursos etiquetados para el cumplimiento de la nómina municipal.
Las presuntas irregularidades financieras cometidas por su antecesor, Fernando Castellanos Cal y Mayor, habrían dejado un polvorín al interior de ayuntamiento tuxtleco. Esa ha sido la excusa reiterada de Morales Vázquez y sus funcionarios cercanos para justificar procedimientos como el nuevo endeudamiento. Sin embargo, nada ha hecho todavía para vincular responsabilidades.
A casi medio año de que tomara protesta como presidente municipal, el ex secretario del Medio Ambiente e Historia Natural durante el gobierno de Manuel Velasco Coello no ha pasado de los discursos y quejas a las acciones penales. Hasta el momento no ha hecho pública ninguna denuncia penal o proceso administrativo vinculante contra funcionarios de la pasada administración municipal.
El nombre de Fernando Castellanos Cal y Mayor ha sido prácticamente omitido o eliminado de sus discursos. Y no es algo que sorprenda. Morales Vázquez ha hecho pública innumerables veces su lealtad y agradecimiento al gobierno de Manuel Velasco Coello. Por eso su sospechosa complicidad. En lugar de enjuiciar a los culpables de la bancarrota, se ha conformado con endeudar nuevamente al golpeado pueblo tuxtleco.
Nada ha quedado, en los hechos, de aquel engañoso discurso de toma de protesta que aseguraba que no encubriría a sus antecesores. De poco sirve denunciar hechos y quejarse reiteradamente si nada hará para castigar a los responsables. Carlos Morales no sólo se ha convertido en uno de los presidentes municipales más grises de los últimos trienios, también se ha vuelto una de las mayores decepciones para miles que durante años creyeron en su añejas promesas de un mejor gobierno… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 − 6 =