Home Columnas El último gran atraco del gobierno verde en Chiapas / En la Mira

El último gran atraco del gobierno verde en Chiapas / En la Mira

El último gran atraco del gobierno verde en Chiapas / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

De manera tramposa, el gobierno de Manuel Velasco Coello, en complicidad con el Congreso del Estado, terminaron por arrebatar este martes el millonario fondo del “Seguro Mutuo” que miles de trabajadores chiapanecos amasaron durante décadas mediante las aportaciones quincenales descontadas vía nómina.
Aunque el decreto de extinción se concretó desde el pasado 20 de junio, el mayor golpe a los burócratas chiapanecos se consumó este 17 de julio cuando el Congreso de Chiapas, a solicitud de la misma Secretaría de Hacienda, aprobó la derogación del transitorio quinto del decreto de extinción que permitía a los trabajadores solicitar la devolución de sus aportaciones.

Tras una reacción inesperada por parte de la base trabajadora, Manuel Velasco optó por la salida más cínica y desesperada. El “gobierno verde” nunca imaginó que la noticia sobre la extinción de Seguro Mutuo se dispersara tan rápido; que la información saliera de sus manos y de inmediato llenara el vestíbulo de la Torre Chiapas con trabajadores dispuestos a exigir su dinero.

El transitorio quinto otorgaba a los burócratas un plazo de 180 días naturales después de la desaparición para solicitar las aportaciones hechas, pero Velasco nunca esperó una respuesta tan abrumadora. El plan era esperar que el tiempo transcurriera bajo el desconocimiento de la base burocrática para evitar el rembolso. Sin embargo, la filtración de información y el poder de las redes sociales hicieron su trabajo.

A pesar de que la iniciativa de decreto fue presentada desde el mes de abril, el acuerdo con el legislativo fue acercar su aprobación lo más posible al día de las elecciones para que el hecho pasara desapercibido. Y no era para menos, se trataba de una ley que había estado vigente desde el 19 de junio de 1946 y contaba con un fondo millonario robustecido con las aportaciones de los burócratas estatales a lo largo de 72 años.
Durante todo ese tiempo a los trabajadores chiapanecos se les realizó un descuento quincenal vía nómina de entre 50 y 60 pesos, que de manera individual parece poco, pero en números totales implica una fuerte suma de dinero. Y es que, según datos oficiales de la propia Secretaría de Hacienda en Chiapas, existen alrededor de 76 mil trabajadores dentro de la nómina estatal que han realizado aportaciones durante toda su vida laboral.

Se trata de un aproximado de entre tres millones 800 mil y cuatro millones 560 mil pesos los que ingresaban quincenalmente al fondo de Seguro Mutuo. Un monto total que, de acuerdo a estimaciones extraoficiales, ascendería a más de 109 millones de pesos anuales. Una suma generada durante décadas que la Secretaría de Hacienda simplemente no ha querido revelar, pero advierte un monto bastante elevado.

Con la derogación del quinto transitorio se cerró toda posibilidad de que los trabajadores puedan solicitar la devolución de sus aportaciones realizadas durante toda una vida laboral. De esta forma, el fondo millonario aportado por los burócratas será adjudicado de manera directa a las arcas del gobierno de Chiapas, sin mayor detalle de su destino final. Todo a sólo cinco meses de que Manuel Velasco deje el gobierno de Chiapas.

El descaro con el que Velasco Coello y el  Congreso de Chiapas realizaron estas maniobras legislativas se advierte como uno de los últimos grandes robos sexenales. Velasco terminó por desaparecer jurídicamente un fondo burocrático para luego apoderarse del dinero. Al gobernador chiapaneco no sólo le bastó dejar sin empleo a más de 20 mil trabajadores estatales hace año y medio, ahora también les ha arrebatado lo aportado durante años para sus seguros de vida.

Por más excusas o explicaciones tramposas dadas por la Secretaría de Hacienda para justificar lo sucedido, los hechos hablan por si solos. A unos meses de dejar la administración estatal Manuel Velasco sigue protagonizando turbios movimientos financieros que sangran más a las familias chiapanecas. Son hechos que no pueden quedar impunes y se vuelven responsabilidad ineludible de los gobiernos entrantes para saciar esa sed de justicia que tanto estremece al pueblo de Chiapas… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 − eight =