Home Columnas El presidente que le conviene a Tabasco / De Primera Mano

El presidente que le conviene a Tabasco / De Primera Mano

El presidente que le conviene a Tabasco / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

En un análisis frío, Andrés Manuel López Obrador es el candidato presidencial que más le conviene a Tabasco. Y, contra lo que muchos creen, aunque la gubernatura la ganasen la priísta Georgina Trujillo Zentella o el perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa, a la entidad le iría bien con el tepetiteco.
Recientemente, en una entrevista de radio, el dirigente nacional de Morena le pidió a sus paisanos que apoyaran a Adán Augusto López Hernández, pues solo con él “me entiendo”.
El equipo morenista puso a circular antier que en  la comida del martes con empresarios locales, López Obrador le dijo a sus convidados: “les encargo a Adán”.
¿Y en caso de que la Quinta Grijalva fuera para Gina o Gaudiano? Aparentemente no habría daños colaterales: las dos veces que el Peje ha competido por la Presidencia (2006 y 2012), en su tierra han votado por él militantes de otros partidos, en especial priístas.
El tepetiteco define al Edén como “mi tierra, mi agua”, en una metáfora que ilustra su amor por Tabasco.
A los tabasqueños le ha ido mal con los últimos presidentes de México, principalmente por razones políticas:
Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) estuvo enfrentado con Roberto Madrazo Pintado, aunque a inicios de su gestión tuvo que decir en la inauguración de la Feria de Tabasco que el tabasqueño y él “gobernaremos juntos hasta el 2000”.
El panista Vicente Fox Quesada tampoco fue obsequioso con la entidad, pese a los esfuerzos del gobernador Manuel Andrade Díaz por tenerlo contento. En esa época era sabido que desde la Quinta Grijalva se fletaba por avión pejelagarto fresco para el consumo del inquilino de Los Pinos.
También el panista Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) desdeñó al terruño, acaso en venganza por la agresión sufrida en campaña con huevos podridos por parte de militantes del PRD de Cárdenas seguidores de López Obrador.
En 2006, el paisano logró aquí el 56.3 por ciento de los votos, el priísta Roberto Madrazo Pintado se hizo del 37.80 por ciento y el esposo de Margarita Zavala se tuvo que conformar con el 3.5 por ciento.
Peor aún: ya como primer mandatario, en la administración del priísta Andrés Granier Melo, los perredistas, en más de una ocasión, lo recibieron con protestas violentas durante sus giras por el estado.
En 2012 a Enrique Peña Nieto le fue peor con AMLO que a Madrazo: logró 31.76 por ciento de los sufragios contra 59.30 por ciento del tabasqueño; la panista Josefina Vázquez Mota obtuvo 5.96 por ciento, dos puntos más que Calderón.
Hoy todo apunta a que por tercera vez el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México volverá a imponerse en el Edén, pero está en el aire si por la gubernatura los tabasqueños van a votar por el abanderado de Morena, el del PRD o la del PRI.
Aunque todo parece indicar que para que le vaya bien a Tabasco con AMLO en la presidencia, los tabasqueños tendrían que sufragar por Adán Augusto, un razonamiento sin sesgo político arroja que el puntero en las encuestas apoyaría a Tabasco aun ganando Gina o Gaudiano.
En cambio, si en la elección federal saliera airoso José Antonio Meade, este evidentemente se entendería con Gina, pero también con Gaudiano, con quien mantiene una cercanía.
De imponerse el panista Ricardo Anaya, su buena relación sería solo con Gaudiano, pues, además de que ambos son abanderados del frente PRD-PAN, trabaron amistad cuando fueron diputados federales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

sixteen + 15 =