Home Columnas El pacto Mundial para la migración segura, ordenada y regular fue acordado por los Estados miembros de la ONU / La Estaca

El pacto Mundial para la migración segura, ordenada y regular fue acordado por los Estados miembros de la ONU / La Estaca

El pacto Mundial para la migración segura, ordenada y regular fue acordado  por los Estados miembros de la ONU / La Estaca
0
0

María de Lourdes Corzo V.
Asociación de Columnistas Chiapanecos A.C.

    •    El pacto Mundial para la migración segura, ordenada y regular fue acordado  por los Estados miembros de la ONU.
    •    Más de 10 países se retiraron por ser un pacto injusto e incongruente.
    •    México no debió firmar

Se supone como una herramienta para gestionar los flujos migratorios de manera integral en un orden mundial, que si se dirige bien puede generar un impacto positivo en todos sus actores. Consta de 23 objetivos principales entre las que se encuentra mitigar las causas que la originan y legalizar de la mejor manera ese traslado con la finalidad de evitar la trata y tráfico de personas, la desintegración familiar y que los migrantes  sean sujetos de recibir educación y salud en los países a los que llegan . Se comprometen los firmantes a garantizar su seguridad durante su permanencia y a costearles regreso seguro y digno a su país al ser deportados.
Más de 10 países han rechazado la implementación del pacto y se retiraron ya que, aunque se supone que no es vinculante- es decir que respeta la soberanía  de cada país  para dictar sus propias políticas migratorias- argumentan que es incompatible con su política interna y que podría-tal como sucede en México-tener un efecto de incitación ó invitación a la inmigración ilegal, en búsqueda de promesas de apoyo a cambio de favores futuros. (Inflar resultados en procesos electorales). México debió salir de ese pacto, toda vez que no tiene cubiertas las garantías de su propia gente.
Fue hace dos años que surgió la Declaración de Nueva York para los refugiados y los migrantes cuya visión es salvar vidas, proteger derechos y compartir la responsabilidad a escala mundial de beneficiar a los refugiados y migrantes y también a los países de acogida.
Entre los beneficios exigibles para migrantes se cuentan:
Proteger los derechos humanos de los migrantes
Asegurar que reciban educación inmediatamente después de su llegada
Prevenir y responder a su favor ante la violencia de género y sexual
Condenar enérgicamente la xenofobia
Mejorar la prestación de asistencia humanitaria
Proporcionar nuevas viviendas para los migrantes y refugiados

En cualquiera de éstos puntos está el quiebre. HAY MILLONES DE  MEXICANOS QUE NO CUENTAN CON ESAS GRARANTIAS.
Y es que la lógica debe ser que primero deben estar garantizadas y cubiertas las necesidades de los connacionales y solo después-mucho después de ello- abrir las puertas y ofrecer apoyo social a los extranjeros. Mientras tanto para eso hay fronteras que resguardan la soberanía de los países y éstas deben ser respetadas y defendidas por el ejecutivo, el legislativo y el judicial.
Lejos de eso, los mexicanos  estamos enfrentando una terrible crisis de transición política y gubernamental. Estamos migrando de un sistema político a otro que a todas luces no resultó mejor- OJO- no es que el anterior hubiera sido el bueno, simplemente que éste no resultó mejor. Y seguimos siendo víctimas de dis funcionarios de primer nivel rapaces que en búsqueda de “posicionarse” nos han lanzado al vacío, como Marcelo Ebrard Casaubón, para quien fue un acto supremo firmar el tratado después de preguntarse “¿Y si todo fuera distinto? ¿Y si no criminalizamos a los migrantes? ¿Y si la pobreza no fuera pretexto para el abuso? ¿Y si pudiéramos tener instituciones públicas fuertes? ¿Y si pudiéramos abrirle puertas a quienes lo necesitan? Según sus propias declaraciones en las que exalta la supremacía de su trabajo como encargado de las relaciones exteriores de nuestro país. Él se siente lo máximo, colosal, supremo.
Te equivocas Marcelo, no lo estás haciendo bien. Vende Patria.
El canciller movido por el romanticismo, inspirado por esa parte de su vida privada en la que tiene lazos de unión con un pueblo centroamericano -Honduras-   decidió firmar y meternos en una espiral de desorden, violencia, inconformidad y riesgos a la salud sin precedentes. Ignoro si las facultades inherentes a su cargo permiten la firma de un tratado internacional sin ser sometido antes a la consulta de las cámaras, pero  lo hizo y también lanzó una invitación atractiva para  miles de migrantes a los que introdujo a un cuello de botella del que no pudieron salir.
Jugó con las expectativas y la necesidad de ellos y puso en riesgo e  incomodidades a los mexicanos, exponiéndolos además a una campaña de odio-otra- entre quienes son almas de la caridad y quienes no están de acuerdo con la invasión de nuestro territorio. “¡xenófobos! ¡aporofóbicos! Les espetan a quienes tienen claro que esta no es una solución para nadie.
El caso va en que México recibió al menos 100 mil migrantes  centroamericanos, africanos, hindús, árabes, beliceños, cubanos en éste periodo…gracias a la promoción de su “gran corazón político” para abrazar a los migrantes. La Frontera Sur de por si porosa como un polvorón de cacahuate, se volvió abierta de par en par y el discurso amoroso del presidente mexicano los engañó. Ya estando aquí empezaron a padecer: insalubridad, incertidumbre, hacinamiento, descontrol y en algunos casos persecución y abusos de autoridad. Y empezamos a vivir los mexicanos zozobra, miedo, inseguridad, desplazamiento en tu propia casa, etc. No, si no es nada más enchílame otra torta. Es un tema muy delicado y sensible. Estamos hablando de gente y si bien no tenemos las condiciones ideales para brindarles lo que el famoso pacto propone tampoco debieron  en su discurso  invitarlos a venir.
Pareciera que los presidentes de los países centroamericanos consiguieron desafanarse de su obligación de darles garantías en sus lugares de origen. Que fácil dijeron “aquí no hay trabajo, no hay recurso, ábranles la tranca y que se vayan a México”. Pero…ellos tienen sus propios ingresos, recursos, apoyos y la responsabilidad de ver por su gente… ¡que cómodo! Nuestras finanzas públicas y mercado laboral no son suficientes para nosotros mismos, mucho menos para adoptar a sus connacionales. Nos han puesto en una trampa, de un lado ellos y del otro el presidente yanqui y sus caprichos.
Por otro lado el fervor pejista ha visto como un gran logro el “trato” que establecieron con Donald Trump luego de que éste amagara con elevar aranceles en castigo a México por no detener a los migrantes. En el colmo del fanatismo algunos ya mencionan a Ebrard como sucesor de amlo y éste ya se siente “presidenciable”, pero no están claras las aguas y parece haber un trasfondo perverso. Por lo pronto el presidente de Estados Unidos está interfiriendo en la política interna y en la forma de ejercer la externa de nuestro país. Se está inmiscuyendo y nuestra soberanía está en juego
No es una migración espontanea. Fue dirigida por mentes criminales que utilizaron a las personas para fines de empoderamiento. Se llama tráfico de humanos. Después de atraerlos hoy día los están cazando con la guardia nacional, armados hasta los dientes en persecuciones de terror, para satisfacer el capricho de Donald y para “cumplir” su parte del “brillante” trato que le concedieron. No, no es posible. El canciller y el presidente nos vendieron. Después de ser los que con miel los atrajeron hoy los persiguen con el ejército. Esto no es bueno para nadie, ni para los mexicanos ni para los migrantes. Así no.
Y no es que si “todos somos migrantes”, de eso a que a los mexicanos se les afecte por poner por encima de sus necesidades las de extranjeros hay una enorme distancia. Son dos cosas diferentes. No nos hagamos bolas.
Hay información oculta que debemos encontrar, por ejemplo el “trato” que concertaron el canciller y la gente de Trump en todas sus partes. ¿Cómo es eso de que EEUU nos va a estar “evaluando” periódicamente y si a su parecer no estamos “cumpliendo” otra vez viene la amenaza de subir aranceles? ¿Somos sus súbditos? ¿Sus gatos? ¿45 días “de plazo”?. ¡Uta!
Para recontra matar la nota y para enrarecer más el tema, hoy el presidente instruye a su gabinete a ampliar los programas federales para incluir a los migrantes asegurando que México tiene fondos suficientes para garantizar el bienestar de los centroamericanos específicamente.
Dice que ampliara el programa “sembrando vida” para lo cual habrán de habilitarse 200 mil hectáreas para siembra (más y más deforestación) además de la construcción de la refinería Dos Bocas, en la que pretende brindar empleo a los migrantes.
Perdón pero disculpe: ¿Qué hay de las altas cifras de desempleo en nuestro país? ¿Qué hay acerca del problema de vivienda que padecen millones de mexicanos? ¿Qué hay acerca de la ineficiencia de los servicios de salud pública para los mexicanos? ¿Qué hay acerca de los miles de desplazados de su propio territorio mexicano por las disputas electorales a que fueron sometidos?
¿Quién VA A RESOLVER LOS PROBLEMAS DE LOS MEXICANOS? Hoy toda su larga conferencia la dedicó a los beneficios que México les brindará a los extranjeros: empleo, vivienda, educación, seguridad y salud (aunque por otro lado les echó a la guardia nacional).
¿Y a nosotros? Tenemos otros datos señor presidente, los reales, los que estamos viviendo día a día .IMPUNIDAD, INGOBERNABILIDAD, INSEGURIDAD E INCERTIDUMBRE, no sé si se haya enterado de que los secuestros, homicidios, desapariciones forzadas, feminicidios, asesinatos contra activistas , periodistas y defensores civiles de derechos humanos aumentan por horas en todo el país, pero en Chiapas es terrible la situación social. Ayer mataron a otro activista, José Luis Álvarez Flores,  protector de monos y encargado de una UMA, por cierto.
Y a cinco meses del primer homicidio de Estado del año 2019, el primero también de un defensor civil de derechos humanos en el mundo en ese año, el activista SINAR CORZO ESQUINCA sigue impune. #jusiciaparasinar.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

nineteen + seven =