Home Columnas Deslinde de funcionarios perredistas por irse a Morena / De Primera Mano

Deslinde de funcionarios perredistas por irse a Morena / De Primera Mano

Deslinde de funcionarios perredistas por irse a Morena / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

 

La victoria en la elección presidencial de Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio, que dejó como consecuencia que por segundo sexenio consecutivo el de Macuspana se hiciera de la gubernatura de Tabasco, ha provocado que muchos perredistas, que hasta hace poco estaban en la administración, se aparten de Arturo Núñez Jiménez.

El caso que simboliza esta metamorfosis política la representa Raúl Ojeda Zubieta, quien fue el segundo del gabinete en la primera mitad del gobierno estatal.

El periodo del ganadero como secretario de Gobierno pasó de noche, con más oscuros que claros.

El ex candidato a la gubernatura nunca había trabajado en la administración pública más allá de la vez que fue diputado local por el PRI y senador por el PRD. No más.

Como encargado de la política interna no se dio a notar, y ni siquiera le hacía caso la persona que era coordinadora de Comunicación Social, que se daba el lujo de recortarlo de las fotos de los actos oficiales en que aparecía al lado de su jefe.

Finalmente se fue a medio período porque en su lugar se necesitaba un verdadero operador político para preparar el relevo gubernamental. Por eso llegó Gustavo Rosario Torres.

Ojeda dijo que se iría a cuidar a sus nietos cuando saliera de la administración, pero en vez de dedicarse a su familia, apenas intuyo que eran amplias las posibilidades de López Obrador de ganar la Presidencia, empezó a hacer proselitismo por Morena, aunque sin renunciar a su militancia perredista.

El último embate a Núñez Jiménez del tres veces derrotado candidato a la gubernatura fue lanzársele al secretario de Administración y Finanzas, Amet Ramos Troconis, a quien acusó de no tener capacidad para desempeñar su función.

La duda es por qué mientras era parte del régimen no realizó los señalamientos que ahora hace a destiempo.

Ojeda es de los perredistas que están haciendo todo por darse a notar para ser llamados al gobierno de López Obrador.

El ex funcionario quiso ser secretario de Turismo en 2006, pues creía que el tepetiteco ganaría los comicios federales, pero lo persuadieron para que repitiera como abanderado a la Quinta Grijalva (ya lo había sido en 2000 y 2001).

En una de esas, el hacendado se conforma con ser titular de Turismo en el gobierno de Adán Augusto López Hernández.

Uno más que se ha deslindado del perredismo es el ex presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, José Antonio de la Vega Asmitia, a quien se le ve en la próxima administración como resultado de la conciliación que pregonan las autoridades electas del partido de moda.

También se menciona como algo sobresaliente su amistad de años con Adán Augusto López Hernández, mandamás de Tabasco a partir del 1 de enero siguiente.

Lo que no cuadra es la afirmación de que De la Vega fue de los políticos tabasqueños que apostaron por AMLO cuando nadie daba nada por este.

 

ESTRICTAMENTE PERSONAL…

SIEMPRE HE DICHO que los reporteros no debemos redactar en primera persona. Pero por esta vez voy a romper una norma que siempre he defendido, pues quiero manifestar mi desacuerdo por la forma en que la política ha contaminado la investigación del asesinato del colega Juan Carlos Huerta Martínez. Ayer mucha gente me recomendó no abordar el tema sino solo de manera informativa (envié la nota aséptica al diario de la Ciudad de México del que soy corresponsal en Tabasco), pero me nace del corazón decir que estoy en contra de las cortinas de humo. Lo hago porque como integrante del gremio mañana puedo ser yo.

LAS CONDOLENCIAS DEL que esto escribe para Emilio Contreras Martínez de Escobar al fallecimiento de su mamá, la señora Rita Lila Martínez de Escobar. Un abrazo solidario, Emilio.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ten − 5 =