Home Columnas Desinformación digital Vs Democracia

Desinformación digital Vs Democracia

Desinformación digital Vs Democracia
0
0

Juan Carlos Cal y Mayor

En junio pasado el Instituto Nacional Democrático para Asuntos Internacionales, el Oxford Internet Institute, el Centro de la Universidad de Stanford sobre Democracia, Desarrollo y Estado de Derecho, La Konrad-Adenauer-Stiftung entre otros; se reunieron en simultáneamente en Silicon Valey, Londres y Washington D.C. en un encuentro denominado #DisinfoWeek.

Empresas de tecnología, sociedad civil, miembros de think tanks, academia y medios de comunicación de todo el mundo se reunieron para encontrar soluciones al desafío global de la desinformación digital. El tema central fue el uso indebido de Internet y de las redes sociales para socavar los procesos democráticos al difundir deliberadamente información falsa o engañosa.

En la llamada era de la Información están sucediendo fenómenos diversos utilizando las plataformas de las grandes compañías globales. En días pasados los ejecutivos de Facebook, Google y Twitter comparecieron ante el senado norteamericano para testificar sobre el nivel de interferencia rusa en sus plataformas durante las elecciones de Estados Unidos en 2016.  El abogado de Google calificó como profundamente inquietante que unos 126 millones de electores estuvieran expuestos a contenidos comprados en Rusia con el objeto de dividir a la opinión pública utilizando usuarios falsos. Mientras, los representantes de Twitter informaron haber encontrado 36,746 cuentas relacionadas con Rusia y que posteaban contenido de manera automatizada relacionada con las elecciones. Indicaron además que el sitio de noticias RT (Russian TV), se convirtió en anunciante en 2011 y usó 274,100 dólares en publicidad tan sólo en 2016, pero el total de los ingresos haciende a 1.9 millones de dólares hasta la fecha.

Por si faltaba poco, asómese a YouTube y busque “RT en español” que alcanza casi el millón de suscriptores y se anuncia como “La cadena televisiva de noticias No 1 de YouTube con más de 5 millones de visitas”. De igual manera la Intelligentsia Rusa transmite sus noticias en Árabe, Chino, Inglés y Francés utilizando en la misca cadena de Tv por Internet, además de Facebook, Twitter e Instagram.

En la era de las post verdades y las fakenews, se manipulan los miedos, los resentimientos, las pasiones y –porque no decirlo- la ignorancia de entre los mas de 2 mil millones de usuarios mensuales con los que cuenta Facebook.

Se trata de todo un entramado donde los genios americanos pusieron la tecnología y cooptaron a un terció los habitantes del planeta con acceso al internet; pero los Rusos lo están usando para su propio beneficio al incidir en la política mundial.  Es como si Estados Unidos fabricara las armas pero Rusia las utilizara.

El catedrático de Salamanca Dr. Francisco Javier Rodríguez publicó el texto: ¿Armas de convicción masiva? American Studies sobre la guerra fría. Señala que “No es siempre fácil determinar donde termina la difusión de actividades culturales, educativas e informativas en países terceros y donde comienza la propaganda.  Aquellas suelen ser presentadas con una envoltura de aparente neutralidad ideológica”.

La propaganda es y ha sido históricamente un instrumento político. Una manera de persuadir y manipular. Hoy a través de las redes sociales alcanza dimensiones insospechadas en una comunidad virtual mundial o segmentada a la que se ataca por diversos frentes. RT en Español maneja todo tipo de contenidos, incluso aquellos que estimulan el morbo y la curiosidad. Es el resurgimiento de la guerra fría por medios propagandísticos para combatir la influencia cultural y política de occidente.

En RT en Español colabora y posiblemente cobra como analista el académico y activista John Ackerman uno de los artífices de la propaganda pro Amlo. En esa misma línea se desempeñan, el productor de telenovelas (Mirada de Mujer) Epigmenio Ibarra del que sólo basta ver sus mensajes twitter para darse cuenta del odio que entre sus miles de followers pregonan para disque lograr “el cambio verdadero” que México necesita.

Y no es una conjetura lo aquí expresado. Lo anunció Amlo en el monumento a la Revolución. Después de su última derrota en 2012, encargó a Héctor Díaz Polanco, trabajar en ese proyecto. En México hay 85 millones de usuarios registrados en Facebook, de una población de más de 120 millones de habitantes.

Por eso no es de extrañar que se hayan creado nuevos periódicos digitales que por ratos se disfrazan de neutralidad para ser mas creíbles, pero son abiertos propagandistas. La creación en Facebook y Twitter de miles de troles dedicados a insultar, crear noticias falsas o denostar no es casual. El caso de YouTube es patético por decir los menos, al etiquetar con llamativas letras toda la publicidad conveniente a sus fines. La cuestión es provocar el odio entre sus cautivos seguidores. Decirles que todo esta podrido, que nada funciona y que hay que cambiarlo en un discurso plagado de redentorismo.

Pero olvidémonos de Amlo, lo dicho es tan sólo un botón de muestra de cómo la desinformación, la manipulación, la fabricación de mentiras y las post verdades, esta poniendo en riesgo a la democracia en todo el mundo. Ahí esta Cataluña, el Brexit, Trump y el resurgimiento de fascismo en buena parte de Europa.

Ricardo Raphael de la Madrid señala que “las burbujas de información creadas por las redes sociales, donde lo que una persona diga es más importante que los hechos concretos, nos ponen en una situación similar a la Edad Media. Se vuelve preocupante vivir en democracia sin evidencia, sin la posibilidad del ensayo-error, a partir de contrastar o verificar. De ahí que me atreva a decir que la posverdad atenta el fundamento básico de la democracia, nos regresa a momentos de la historia humana como la Santa Inquisición”.

Lo que esta en Jaque son las instituciones democráticas por el uso perverso e indebido de las redes y en eso hay que reflexionar antes de que sea demasiado tarde.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 2 =