Home Columnas Déficit, coco de Tabasco / De Primera Mano

Déficit, coco de Tabasco / De Primera Mano

Déficit, coco de Tabasco / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

En Tabasco, en el último cuatrimestre de la administración de Andrés Granier Melo, la situación empeoró por la falta de liquidez del gobierno, que dejó de cumplir sus compromisos con prestadores de servicio. El renglón de salud entró en una crisis tan profunda que fue necesaria la intervención del gobierno de la república.

            La federación le metió dinero al estado para sacarlo de sus problemas, pero esos recursos fueron a cuenta del primer año de ejercicio de Arturo Núñez Jiménez.

            Así, el mandatario empezó 2013 tapando el hueco financiero de 2012 heredado por su antecesor.

            Ese déficit se ha ido arrastrando hasta llegar a la fecha: para cerrar bien, Núñez necesita cubrir las necesidades de su último tramo, el cual quedó descubierto cuando abonó para sortear la problemática transmitida por Granier.

            Ahora, para terminar sin sobresaltos, el régimen requiere que la Secretaría de Hacienda le adelante dinero del próximo año fiscal, que, sin embargo, ya será responsabilidad de otro gobierno.

            Si los números no mienten, y sin que este reportero conozca de economía, la lógica indica que al final de su periodo a Adán Augusto López Hernández le va a faltar el bloque monetario que se emplearía para salvar lo que resta de este ejercicio.

            La ventaja para Tabasco es que hay presidente de la república tabasqueño y que no hay duda de que Andrés Manuel López Obrador no dejará solo a Adán Augusto ni abandonará a su tierra, a su agua.

TABASCO EN LOS MEDIOS

En los últimos tiempos Tabasco ha estado en los medios de comunicación de la capital del país por la razón de todos conocida: ser la patria chica de López Obrador.

            Pero esta vez la entidad no es noticia por el tema político, pues el nombre del originario de Tepetitán va a estar en la agenda mediática en los próximos años.

            La muerte de 34 manatíes en los últimos dos meses en los municipios de Macuspana, Centla y Jonuta, ha acaparado la atención en la Ciudad de México.

            La mortandad de este mamífero ocupa los primeros planos de la prensa capitalina. Desde el lunes por la noche la noticia se difunde en las entradas de los noticieros electrónicos más importantes del país.

            Imágenes de horror con manatíes hinchados flotando panza arriba por ríos y lagunas de la entidad recorren el mundo.

            Cuerpos de niños y adultos con laceraciones por usar el agua contaminada que presuntamente está matando esa especie en peligro de extinción, así como pez diablo y mojarra, son retrasmitidas en cadenas de televisión de todo el mundo.

            Petróleos Mexicanos (Pemex) salió ayer a desmentir que tenga relación con la contaminación que denuncian pobladores y organizaciones civiles.

            En un comunicado, aseguró que personal suyo especializado verificó mediante recorridos vía terrestre, acuática y aérea, que no tiene “actividad aledaña a los afluentes donde se ha señalado que existe una problemática, y que el resto de sus instalaciones en la zona, las cuales son productoras de gas y no de petróleo crudo, operan con normalidad sin registro de fuga o derrame alguno”.

            Agregó que no hay presencia de hidrocarburo proveniente de alguna instalación en la zona donde se presenta el problema, y esto se ha descartado con los resultados de los estudios de calidad del agua dados a conocer por la Profepa y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

ESTRICTAMENTE PERSONAL…

LAS CONDOLENCIAS DEL reportero para el doctor Jorge Abdó Francis, delegado de la Secretaría del Trabajo, al fallecimiento de su señora madre.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

15 − 7 =