Home Columnas De gorra / La Feria

De gorra / La Feria

De gorra / La Feria
0
0

Sr. López

 

De parte del berenjenal genealógico materno-toluqueño de este menda, hubo un tío que de tan lejano nadie conoció y cuando murió se supo que vivía en la Argentina (bueno, que había vivido allá). Llegada la noticia de su fallecimiento sin descendencia y de su última voluntad de heredar todos sus bienes a toda su familia hasta el segundo grado, a partes iguales, nadie se lo tomó muy en serio, con excepción de tío Ricardo, avaricioso de nacimiento, quien averiguó y supo que la masa de la herencia era delirante en dinero contante y sonante, más propiedades muebles y de las que no se mueven (casas, edificios, haciendas). Siendo la codicia más eficaz que la lujuria, con celeridad se iniciaron trámites en la embajada en México de la Argentina, pero el gozo se fue al pozo al saberse que había una única condición: cambiar -todos- su residencia de manera definitiva a la ciudad en que había fallecido, donde reposaban los restos del desconocido difunto, la mera capital de Tierra del Fuego (clima subpolar; inviernos de 21 grados centígrados bajo cero con sensación térmica de -45; nevadas, 200 días al año)… ni tío Ricardo quiso y eso que era muy interesado: Toluca era Hawaii frente a ese lugar.

 

El 10 de octubre pasado se cerró el plazo para inscribirse como aspirante a candidato independiente a diputado federal, fueron aceptadas por el INE 185 solicitudes en 148 distritos del total de 300 (uno por cada diputado de elección, los pluris son aparte, en ese reparto no entran los independientes); por otro lado, el plazo para presentar su cartita de ‘quiero ser Senador’, terminó ayer domingo, ya desde antes estaban aprobadas 31 solicitudes (del total de 32, aunque juegan dos veces, a ganar o quedar como ‘primera minoría’, o sea en segundo lugar; pero tampoco les toca plurinominal, eso es privilegio de los partidos).

 

Lo interesante fue el número de los que se inscribieron y fueron aceptados por el INE como candidatos independientes para Presidente de la república: 85 relucientes ciudadanos.

 

Los requisitos para que finalmente aparezcan o no en la boleta electoral son varios. Comentemos sólo el número de seguidores que deben tener para contender:

 

A los que la quieren de diputados, deberá apoyarlos por lo menos el 2% de la lista nominal del distrito electoral federal de que se trate, de cuando menos la mitad de las secciones electorales; los que buscan ser senadores sin partido, el 2% de la lista nominal de la entidad de que se trate pertenecientes a cuando menos a la mitad de los distritos electorales; y para Presidente de la república: que sumen cuando menos el 1% del total en la lista nominal de electores de cuando menos 17 entidades federativas (por ahí de 866 mil 593 firmas); pero, entienda: el 1% de cada uno de los 17 estados… clarito.

 

Para el caso de presidencia, por lo pronto, no parece muy lógico ni justo: imagine que alguno de los independientes junta en la Ciudad de México cinco millones de firmas, y en los 16 estados restantes, una sola firma en cada una: queda fuera, aunque tenga 5 millones 16 firmas en lugar de 866 mil y pico. No señor: mínimo el 1% de cada estado en al menos 17 estados. Y por otro lado: el mínimo de firmas de apoyo equivale a 73 millones 660 mil 405… distintas, porque si alguien vota por dos independientes se anula el voto. El padrón total es poco más de 87 millones de tenochcas… o sea: estos candiditos deben mover a cerca del 83% del electorado (en las elecciones de 2012, votó -más o menos- el 63% de nosotros los del peladaje; en 2015, el 48%… va a ser una gesta).

 

Para recabar las firmas de apoyo, los que quieren ser diputados tienen 60 días, para senador  90 y para Presidente 120

 

La manera de conseguir las firmas de apoyo parece una mala broma: a través de una APP desde el teléfono celular o un portal web; mala broma porque según el Instituto Federal de Telecomunicaciones, solo el 39% de la población tiene acceso a internet y el 71% a telefonía celular (y necesitan el voto del 83%); esto es, todos los que no tengan una de esas dos herramientas, ya se pueden guardar su apoyo donde no le dé el Sol. No suena muy parejo.

 

Luego están los muy fáciles requisitos para apoyar vía APP al independiente de su preferencia: fotografiar la credencial de elector; capturar los datos de identificación (nombre, clave de elector, OCR); notificar dos veces sobre la autorización del apoyo a su candidato (dos veces, si vota una vez, no vale: dos); añadir su firma digital; enviar directamente los registros captados y eliminar los datos del dispositivo móvil. No sé usted, este López, se rinde…

 

En lo que terminen de asimilar toda esa información todos los que apoyen a un independiente para Presidente, se van los 120 días (y luego imagine la cantidad de errores que invalidarán los votos).

 

¿Por qué todo enredamos en este nuestro risueño país?

 

Otra cosa es entender esta fiebre por ser candidato independiente… no es porque el INE les va a dar dinero para sus campañas, pues si quedan todos en la boleta, igual la bolsa total es de 43 millones de pesos a repartir del siguiente modo: un tercio (14 millones 333 mil y pico pesos), a partes iguales entre cada candidato independiente a Presidente (como son 85, les tocan a cada uno… 168 mil pesotes; y si hubiera solo un candidato independiente a Presidente: solo recibiría la mitad del tercio, ¿por qué?, porque sí: 7 millones frente a lo que tienen los partidos: ridículo); otro tercio entre los independientes a senadores (462 mil pesos, más que para Presidente… algo anda mal); y a diputados independientes: 77,477 pesos.

 

Algo anda mal, para empezar, que cualquiera que llene unos requisitos burocráticos tenga acceso al dinero del erario, para nomás hacer el ridículo, porque eso es esto: ridículo.

 

¿Quiere usted ser candidato?… está bien, pero si pierde devuelve lo que le dieron para gastar, faltaba más.

 

Para la otra a ver si se entiende que esto de votar y ser votado es derecho, pero la Constitución no dice que con condiciones de trabalenguas y de gorra.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

three + 9 =