Home Columnas Comisión de Vigilancia desata guerra de ambiciones en el Congreso de Chiapas / En la Mira

Comisión de Vigilancia desata guerra de ambiciones en el Congreso de Chiapas / En la Mira

Comisión de Vigilancia desata guerra de ambiciones en el Congreso de Chiapas / En la Mira
0
0

Héctor Estrada

Tremendo conflicto de ambiciones e intereses se ha desatado al interior del Congreso de Chiapas con el cambio de la presidenta de la Comisión de Vigilancia, tras la salida de la legisladora suplente Bárbara Melisa Mañón Campos y el regreso de la diputada propietaria María Obdulia Megchún López a quien, ahora, se le intenta desplazar de dicha comisión legislativa que por lógica le correspondería.
De acuerdo a rumores generados dentro de los mismos pasillos del congreso estatal, la maniobra para impedir la designación de María Obdulia Megchún como presidenta de la Comisión de Vigilancia estaría a cargo del propio presidente de la Junta de Coordinación Política, Marcelo Toledo Cruz, quien hoy mueve los hilos para colocar una aliada al frente de tan importante espacio legislativo.
Los señalamientos en contra de Toledo Cruz acusan además un contubernio con el actual presidente de la Auditoria Superior del Estado, José Uriel Estrada Martínez, a fin de imponer como presidenta de la Comisión de Vigilancia a la ex militante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y ex presidenta municipal de Jiquipilas Ana Laura Romero Basurto.
Las vinculaciones entre Toledo Cruz y Estrada Martínez ya han sido relacionadas con otras presuntas irregularidades como la supuesta integración de familiares y amigos de Marcelo Toledo a la nómina de la Auditoria Superior del Estado, según reveló conocido portal digital de noticias en semanas pasadas. Acusación grave que terminó sin mayor ruido mediático o explicaciones por parte de los involucrados.
¿Qué intereses hay detrás para tratar de imponer a la cuestionable Ana Laura Romero Basurto en la Comisión de Vigilancia? ¿Por qué el presidente de la Junta de Coordinación Política impulsa ahora insistentemente a una diputada que ni siquiera es de las bases partidistas de  Morena para presidir tan importante comisión legislativa?
Las respuestas a semejantes interrogantes parecen obvias. No son confidencias las vinculaciones entre los tres personajes y el evidente contubernio para intentar controlar todos los presupuestos posibles dentro del legislativo estatal, aún por encima de los intereses de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Chiapas, que parece estar siendo traicionada por  su propio líder.
En las próximas horas será definido el nombre de quien finalmente presidirá tan jaloneada comisión legislativa, revelando la consumación o no de una maniobra por demás controversial. Hasta el momento El escenario parece indefino, ante lo que apunta a convertirse en una inminente imposición de cúpula que dista mucho de las promesas de cambio que tanto asegura la “cuarta transformación”… así las cosas.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 1 =