Home Columnas “Chiapas por buen camino”: Hacienda / Índice

“Chiapas por buen camino”: Hacienda / Índice

“Chiapas por buen camino”: Hacienda / Índice
0
0

                                      Ruperto Portela Alvarado.

 

 

            Es sorprendente cómo el Secretario de Hacienda, HUMBERTO PEDRERO MORENO dibuja al Estado de Chiapas y su gobierno en términos financieros. Es un joven hábil en el manejo del discurso, sobre todo cuando se trata de sesgar la información y ser omiso en las respuestas a preguntas incómodas. No se inmuta, no se perturba ante la avalancha de cuestionamiento de los reporteros. Es firme en su exposición, pero no aclara las dudas.

En mi caso le pregunté ¿por qué si el presupuesto 2017 tuvo un aumento del 0.82 por ciento con respecto al año anterior están en la queja permanente de que “no hay dinero”; se decidió el recorte de trabajadores del gobierno y en algunas dependencias a últimas quincenas han mochado los salarios y otras percepciones?.

La verdad que no hubo respuesta a eso y tampoco a otra que hizo un compañero sobre: ¿cuál es el monto del ahorro por el despido de más de diez mil burócratas?. Las cifras nunca llegaron. Se enfocó más a las primeras pregunta de BERNARDINO TOSCANO en relación al presupuesto del próximo año, a lo que el Secretario de Hacienda señaló que “todavía no está terminado y seguramente en esta semana será entregado el paquete del Presupuesto de Ingresos y Egresos del 2018. Faltan por definir los montos salariales de los trabajadores de la Secretaría de Salud, Obras Públicas y Educación”.

Otro punto tratado fue el de la deuda pública que tiene el Gobierno del Estado de Chiapas, que minimizando el tema dijo: “La Secretaría de Hacienda solo debe 15 millones de pesos”. No respondió a ¿cuánto asciende la deuda del Gobierno de Chiapas?.  El funcionario se enfocó a lo que debe la Secretaría de Hacienda a su cargo que se supone  esos 15 millones solo son deudas a empresarios, constructores y proveedores de material y servicios. Aunque complementó: “las demás deudas pertenecen y están registradas en cada una de las dependencias y la información se puede consultar en la página de la Secretaría de Hacienda”.

            PEDRERO MORENO dijo a los reporteros asistentes a la rueda de prensa convocada por el diputado presidente del Congreso del Estado, WILLY OCHOA que, mucha de la deuda de Chiapas es del gobierno anterior y se está haciendo un análisis con la Secretaría de la Auditoría General, de las condiciones en que se hicieron las contrataciones, transacciones “que algunas no tienen sustento”.

Con soltura, con conocimiento del discurso oficial, HUMBERTO PEDRERO MORENO, expuso que la situación económica de Chiapas tiene que ver con el recorte presupuestal de la Federación y que se está considerando que para el próximo año 2018 no haya más despidos de trabajadores. En esas condiciones y en función de las respuestas del Secretario de Hacienda, “Chiapas va por buen camino”. Pero no dijo tampoco si el presupuesto 2018 va a considerar a los damnificados por el sismo del 7 de septiembre pasado.

 Aunque, hay que decirle a este joven funcionario que la percepción de la mayoría de los chiapanecos es diferente porque: no hay circulante, faltan espacios laborales que en esta administración no se han creado: ha aumentado la pobreza hasta 78 por ciento del total de la población del Estado y se sigue despidiendo trabajadores que inician un calvario después de 15, 20 y 25 años de antigüedad laboral. No se mencionó la corrupción institucional que se percibe en esta administración verde que insistentemente se denuncia.

En resumen, –como dijera PASCUAL CRUZ GALDAMEZ– el Secretario de Hacienda, HUMBERTO PEDRERO MORENO, no despejó las dudas que los reporteros –y yo también—le expusieron. O como dice ROGER LAID: “me amplió las dudas”…

                        SEDEM Y PROSPERA, APARATO ELECTORAL…

Ya entrado el GÜERO VELASCO en el “Síndrome del Premio Nobel” del sexto año de gobierno, y sin dejar el efecto del quinto de “Iván El Terrible”, sigue en su burbuja de creer que “es el gobernador” y que manda como para imponer candidatos y dejar un sucesor a modo en la “Silla del Tucán”. Por supuesto que todo se lo cree porque no sabe qué es lo que sucede fuera de su círculo de poder y sus intereses personales y de familia.

El presunto proyecto es dejar amparados con el fuero a sus cercanos colaboradores que en el argot popular son sus cómplices, como el Secretario de Obras Públicas, JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA, quien está apuntado para la diputación federal por el distrito de Villaflores, de la misma manera como está empujando al Secretario Técnico del Gobierno, ROBERTO RUBIO MONTEJO para otra curul federal, que de ser posible será por la vía plurinominal.

Ya lo dije que no está lejos que el GÜERO VELASCO le acomode una curul “hasta a su caballo” en referencia al “carga maletas” que se coló al círculo verde por la vía de una cachetada. Me refiero a HUMBERTO MORALES “La Bala”. En el otro lado, también se vislumbra que EDUARDO FRANCISCO ZENTENO NÚÑEZ, director general del Instituto de Infraestructura Educativa, le dejen de herencia –además de los millones de pesos que se ha agenciado de esa dependencia—una diputación local.

Esa es la tirada, porque en el otro extremo se ve ya la “muñequita del pastel”, SASIL DORA LUZ DE LEÓN VILLARD, quien junto con toda su familia ha sido favorecida –sin ningún mérito, a no ser el financiamiento de la campaña del GÜERO VELASCO—por esta administración verde. La “Barby ha sido en estos cinco años de gobierno, diputada local y federal por el PVEM, Secretaria de Desarrollo y Empoderamiento de la mujer; ahora delegada de PROSPERA como antesala a la candidatura a una senaduría, que dicho de paso, sería una aberración.

Ahora su hermano KALYANAMAYA DE LEÓN VILLAR es el dirigente del Partido Encuentro Social (PES) en el Estado y en la pasada elección del 2015 fue candidato a la alcaldía de Tuxtla con las siglas del PAN. El otro, ALFREDO “El Pasha”, es regidor en el Ayuntamiento de Tapachula (PRI) y está en la inercia de ser candidato a la presidencia municipal de la Perla del Soconusco. Pero no está lejos que ITZEL FRANCISCA DE LEÓN VILLARD que heredó la Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de la Mujer de su hermana SASIL, vuelva a ser diputada local como ya lo fue con el sello del PAN, incluso detentando la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

MANUEL VELASCO COELLO quiere incidir en el nombramiento de su sucesor y candidato oficial –casi casi ganador—de la elección de gobernador en el 2018. La juega por todos lados y hasta ahorita no ha pegado un solo parche. Todo está en veremos y el tiempo apremia. La voz populi dice que “desde 1821, esas cosas las deciden las cúpulas y desde el centro del país. Chiapas solo es una colonia de México y su administrador no tiene facultad para tomar decisiones de ese nivel”.

Aun así, creo que el GÜERO VELASCO puede opinar y proponer frente al Presidente de la República y en una de esas, hasta le hacen caso. No todo está perdido para el gobernador de Chiapas y la prueba es que todavía muchos van al besamanos en la residencia de la Almolonga en San Cristóbal de las Casas, o a la del Mirador en Tuxtla Gutiérrez, cuando por casualidad se encuentre ahí.

Pero como dice el maestro ALVARO CEPEDA NERI, “todo es una Conjetura” y lo que aquí y por allá decimos, es para divertirnos y dejar en el ambiente, una propuesta de lo que pudiera suceder. Así es el periodismo de columnas: tratar de adelantarnos a los acontecimientos “atando cabos” que en esta ocasión no sabemos siquiera como desamarrar el nudo gordiano de la política aldeana, donde todo está demasiado revuelto…

                                   COMENTARIOS AL MARGEN…

 

                                   EDUARDO RAMÍREZ EN LA PELEA…

En un escenario revuelto por las múltiples opciones que se presentan como viables a la gubernatura de Chiapas, a estas alturas no hay como deducir, bien a bien, quien será el candidato de los diversos partidos, alianzas o coaliciones que vienen desde la metrópoli y otras que se construyen localmente. Por un lado se pretende la alianza PRI-Verde enfrascada en la discusión de los rojos porque el candidato sea priísta y los esmeraldas que sea un Tucán; “si no, no hay alianza”.

En esa postura de un candidato verde está la figura exaltada de OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, quien desde siempre ha insistido en su pretensión de ser candidato primero y después gobernador, sucesor de su amigo el gobernador  MANUEL VELASCO COELLO. La verdad que veo al “Jaguar Negro” muy echado pa´delante haciendo una campaña sutil y a la vez agresiva para hacer presencia en todo el Estado.

Desde hace varios días, se ha estado distribuyendo un cuadernillo con el titular: “Conoce a El Jaguar de Chiapas” y el rostro de EDUARDO RAMÍREZ; su nombre completo en la parte superior y un diseño de jaguar estilizado. Hay una semblanza del aspirante a la gubernatura; la presentación de su familia; trayectoria académica; aficiones al deporte; su paso por la diputación federal, presidente municipal, Secretario de Gobierno y por supuesto la diputación local que rubrica con las frases: “Tengo la camiseta bien puesta; y esa camiseta se llama Chiapas” y “Un líder seguido por su gente”…

¿Qué les parece?…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A.C.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

sixteen − 2 =