Home Columnas Capital Humano Errante

Capital Humano Errante

Capital Humano Errante
0
0

Fidel Yamasaki

La economía no es más que la forma como los seres humanos nos relacionamos para transformar el medio natural en satisfactores de necesidades básicas o de sobrevivencia y con el avance civilizatorio, en  sofisticados bienes y servicios (tangibles e intangibles), dando paso a la producción y a la fuente de valor, el Trabajo.

La Economía como ciencia le otorga al trabajo su condición de factor que hace posible la producción de bienes y servicios junto con la tierra, el capital y la organización (fórmula factorial).

La mejora del trabajo, su calificación que lo hace más productivo mediante la educación y la capacitación, lo eleva al rango de Capital Humano y este se incrementa en relación directa a los elementos que lo constituyen.

La riqueza de una nación es su gente, portadora de Capital Humano, logrado con esfuerzo individual e inversiones sociales en educación y salud. Preservar el Capital Humano, acrecentarlo e invertirlo nativamente es generar crecimiento económico con desarrollo incluyente y equidad.

Cuando el Capital Humano formado se ahuyenta y emigra a otros países, por falta de oportunidades de su empleo, ocurre un acto de descapitalización y pérdida de riqueza nacional (costo social desde su niñez hasta su madurez productiva y sus frutos) y se presenta como Trabajo Migrante que aprovecha otras naciones, las cuales no invirtieron un centavo para disponer de esa fuerza de trabajo.

Una parte del salario devengado por el trabajador migrante, lo envía a sus familiares de su país de origen, dando paso a la transacción financiera conocida como Remesas.

México siendo vecino de la 1ª.potencia económica del planeta, los EE. UU., forman el corredor migratorio más importante del mundo con 12. 7 millones de migrantes. Para el año 2018, México recibió por remesa 33 mil 675 millones de dólares americanos, ocupando el 4º. Lugar del ranking de naciones receptoras de remesas, con un crecimiento promedio anual del 11% y una dependencia o contribución al PIB del 2.7%.

En este marzo el Presidente López Obrador señaló, en su Conferencia mañanera, que los héroes migrantes en EE. UU. enviaron remesas récord por 4 mil 16 millones de dólares, 70% más de los envíos mensuales en promedio, entendible por la preocupación de apoyar a sus familias ante el impacto negativo de la Pandemia COVID-19 en la economía mexicana.

También el hecho de recibir 10 millones de envíos de remesas en este pasado marzo, con un monto promedio de $380 dólares, esto es 9 mil pesos.

El destino que estas remesas tienen en las decisiones del gasto familiar mexicano, por su importancia son: de Comida y vestido, de Salud, del Pago de Deudas, de Vivienda y de Educación, entre otros.
Las remesas son hoy en la Economía Mexicana, la principal fuente de recursos, por arriba del petróleo y del turismo.

El trabajador migrante de cada 10 envíos que realiza a México, 7 de ellos son recibidos en tiendas e instituciones receptoras y los 3 restantes en bancos comerciales, teniendo un costo promedio de envío de 140 pesos.

Destaco la importante función social de las tiendas receptoras de remesas como Elektra, quienes ofrecen un servicio ágil, fácil y de mínimos requisitos en comparación con los bancos comerciales, donde estas familias enfrentan trámites y exigencias documentales excesivas y mal trato, al grado de ser un martirio el cobro de su remesa.
Es importante señalar  el reto que tiene la Banca Comercial mexicana para convertirse en opción preferente en el pago de remesas de las familias beneficiarias y de servir con mayor agilidad, facilidad y extensión al uso de sus servicios financieros a este segmento de la población y sobre todo, ante una tendencia mundial de impulsar la “Inclusión  Financiera” de innegables beneficios sociales a la población vulnerable y que en otros países emergentes ya fructifican. El Banco del Bienestar del gobierno federal pudiera ser una opción de servicio en este nicho valioso de atención e impacto social.

México dispone de 12 millones de migrantes en EE. UU, un valioso “Capital Humano Errante” que hoy, en medio de una crisis económica surgida de la emergencia sanitaria COVID-19, apuntala las fragilidades y secuelas a una economía doméstica convulsionada, con estertores laborales graves y remedios caseros de aspirinas…@Chamulay

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

fourteen + 3 =