Home Columnas Cambios, cambios / Código Nucú

Cambios, cambios / Código Nucú

Cambios, cambios / Código Nucú
0
0

César Trujillo

El jaloneo que se dio en el Congreso local, previo al “humo blanco” que anunciara los cambios en el Poder Legislativo, mostró apenas la punta del iceberg del complejo panorama que le espera a Chiapas en los comicios del 2018. No es para menos. Dos partidos que han anunciado que caminarán por su propio sendero y han roto (en teoría, al menos) el amasiato forjado años atrás, los mismos que cargan con intereses propios y personajes a modo (es un secreto a voces), movieron sus piezas buscando apoderarse, cada uno a su conveniencia, tanto de la Mesa Directiva como de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Tras la incertidumbre generada desde la noche del 30 de septiembre donde se hablaba de una lucha férrea de intereses, ayer los nombres de Willy Ochoa Gallegos, diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el de Eduardo Ramírez Aguilar, diputado local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), salieron ya como los elegidos. El primero, como el nuevo Presidente de la Mesa Directiva, y el segundo, como Presidente de la Jucopo.

Para el diputado Willy Ochoa es una bocanada de oxígeno puro. Al beltronista no le había ido muy bien con la crítica luego de que se le acusara de estar repartiendo pantalones por la geografía chiapaneca a cambio de copias de credencial de elector, pero sobre todo por mostrase como un legislador cargado de canonjías y apoyos desde la nacional. Sí, nadie olvida que el 23 de octubre del 2015 le fue creada a modo la Comisión Especial de Enlace Legislativo con el Congreso de la Unión, misma que presidió y que le permitió desempeñar el cargo de secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Aunado a ello, todos recordamos que a Willy Ochoa se le acusa de tener demasiadas preferencias porque sin llegar a trabajar ha recibido su sueldo completo y no ha sido sancionado de ninguna forma. No, claro que no. Por el contrario, ahora le han dado la oportunidad de ser el rostro que acompañe al gobernador Manuel Velasco Coello a los eventos oficiales y tener la oportunidad de mover las piezas a su antojo, donde seguramente pasará facturas a quienes pueda y quiera cobrarles algunas traiciones.

Por otro lado, para el diputado Eduardo Ramírez Aguilar también es un hálito de oxígeno más. Mantener vigencia en el Congreso era parte de su estrategia y lo logró: sus movimientos y acuerdos funcionaron, pese a lo que se diga y se piense. Sabía que no podía darse el lujo de estar fuera de combate, más ahora que se tejen las marañas para los comicios venideros y, sobre todo, porque su paso a la Junta de Coordinación Política fue un simple enroque: brincó de la Mesa Directiva (desde donde se había reelegido, sin tanto problema), donde mantuvo la representatividad política, al menos en los eventos oficiales, y aunque eso se acabó, ahora su camino será otro y le corresponde, nada más y nada menos, el manejo del recurso dentro del Legislativo.

Así, mientras algunos se quedaron con esa sopa cayendo antes de ser probada y que habían anunciado ya ser los ungidos, mientras algunos ya se saboreaban el poder y olvidaron que todo forma parte de acuerdos cupulares e intereses que están por encima de mucho (incluso de lo poco que entienden), mientras algunos están todavía con la boca semiabierta por la sorpresa, Lalo Ramírez y Willy Ochoa tendrán en sus manos el Legislativo y van a mostrar si es cierto lo que esa rumorología señaló de que ambos diputados traen sus acuerdos ya firmaditos, acuerdos que son para el sendero 2018 donde nada, aún a estas alturas, es cierto.

Manjar

El Congreso local aprobó eliminar el financiamiento a partidos políticos y que éste se destine a la reconstrucción en las zonas donde el terremoto del 7 de septiembre. Ahora esperemos que ese recurso en verdad llegue a quienes lo necesitan y no terminé en las cuentas particulares del algunos o en la adquisición de despensas para cooptar votos en el 2018. La historia no miente y nos ha dado un sinfín de sinsabores. #Yaveremos //La recomendación de hoy es el libro Me llamo rojo de Orhan Pamuk y el disco Old School Hits de Snoop Dogg. // Hoy es 2 de octubre y no debemos olvidar de lo que #ElEstado es capaz. #NiperdónNiolvido //Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

@C_T1

palabrasdeotro@gmail.com

César Trujillo

9611678707

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 × 5 =