Home Columnas ¡A la cola, joven! / De Primera Mano

¡A la cola, joven! / De Primera Mano

¡A la cola, joven! / De Primera Mano
0
0

RODULFO REYES

Una de las situaciones que más les choca a los ciudadanos es la que se presenta cuando en una cola el gandalla que no se forma quiere colarse hasta adelante. Esto puede verse también en los congestionamientos de tránsito, en los que no falta el abusivo que avienta el carro para ser el primero en salir del nudo vial.
Algo similar está ocurriendo en Morena, la organización política de moda gracias a la notoriedad hercúlea de Andrés Manuel López Obrador, que en Tabasco, como en otras partes del país, se está nutriendo principalmente con desertores del PRI.
Según cálculos conservadores, el 85 por ciento de las candidaturas para los comicios del próximo 1 de julio está en poder de militantes del Revolucionario Institucional que por una u otra razón no lograron competir con él.
Ese escenario está siendo reparado por los verdaderos seguidores de López Obrador, que a mediados de 2014 formó su propio instituto con gente que en su mayoría lo ha seguido desde su paso por el tricolor y después en el sol azteca.
Desde 2015, la primera elección a la que entró tras su fundación, Morena ha participado con cuadros del PRI que ya no tuvieron oportunidad de participar bajo sus siglas.
En esa jornada intermedia fue que López Obrador acusó de deshonestos a abanderados de otros partidos que poco después engrosarían las filas de su organización.
Un recuento sobre el perfil de los integrantes del tricolor que se adhirieron al instituto del Peje arroja que se trata de cuadros con imputaciones de corrupción, y que creen que con salirse del Revolucionario Institucional ya se le limpiaron sus negativos.
No hay municipio en donde la candidatura no haya recaído en grupos priístas.
En el mejor de los casos, aunque contados, lograron plazas los llamados lopezobradoristas puros como Javier May Pérez, alcalde con licencia de Comalcalco, quien capitanea a uno de los grupos más poderosos de Morena y que está integrado mayormente por gente de izquierda que ha seguido desde siempre a AMLO.
Según analistas, darle candidatura a priístas con mala reputación podría repercutir en la votación, pues se ha demostrado que elector tabasqueño no vota ciegamente, sino que analiza por quién cruzar la boleta.

GAUDIANO CON CORRESPONSALES

El candidato a la gubernatura de la alianza PRD-PAN-MC, Gerardo Gaudiano Rovirosa, se reunió ayer con representantes de medios nacionales acreditados en Tabasco.
La intención del perredista es que la prensa de la Ciudad de México conozca en tiempo real sus propuestas de campaña.
En cada elección tabasqueña, desde 1994 que López Obrador se convirtió en un actor de la política nacional, diarios y noticieros electrónicos de la metrópoli le ponen interés al estado por tratarse de su tierra.
El presidente municipal con licencia, al reunirse con los encargados de las empresas editoriales de la capital del país, mostró respeto por la mass media, en un momento en que otras fuerzas desacreditan el trabajo periodístico apartidista.
En 2012, el equipo de campaña de Arturo Núñez Jiménez les puso especial atención a los medios de la gran urbe, mientras el priísta Jesús Alí de la Torre solo se promovió en radio y televisión locales.
Si el candidato perdedor tuvo manejo de medios nacionales, no se vio y mucho menos se reflejó.

PARA SU INFORMACIÓN…

YA HAY NUEVA encuesta del gobierno federal. Los números, que los conocen pocos, no indican una competencia ya resuelta, como aseguran otros estudios del ramo usados de propaganda en algunos partidos.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

16 − nine =