Contener el Diluvio / La Feria

Sr. López Los papás de Pepe, el más impresentable primo que tenerse pueda, ya no se asustaban por ningún reclamo de vecinos o conocidos; ya ni lo regañaban, todo habían probado y Pepe era incorregible. Vivían en santa paz, aceptando que su vástago era terror de azoteas y algunos maridos; de jugadores de billar esquilmados […]